×
×
Red Internacional

El jefe de gabinete presentó un proyecto de ley que dice “promover y garantizar los derechos de las infancias”. Hablamos con Paula Akerfeld, Natalia Hernández y Paula Canalis. Docentes y candidatas del Frente de Izquierda-Unidad en PBA.

Nancy MéndezLic. en Trabajo Social UBA | Redacción Zona Norte Gran Buenos @NancyMariele

Sábado 4 de septiembre | 16:27

Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete, encabezó este viernes 2 de septiembre el acto de presentación del proyecto de ley para la Crianza con Ternura y Buen Trato, el cual entre sus objetivos contempla la implementación de programas de formación y campañas nacionales de concientización para garantizar el derecho de niños y adolescentes a tener una crianza sin violencias. ¿Pero qué pasa cuando la violencia la ejerce el Estado?

Paula Akerfeld, Natalia Hernández, y Paula Canali son tres pre-candidatas a concejales en la provincia de Buenos Aires por el Frente de Izquierda Unidad.
Ellas vienen acompañando hace años la defensa de los derechos de las infancias y adolescencias junto a la comunidad educativa donde se desempeñan como docentes, y son testigos de la realidad de las infancias hoy en la provincia de Buenos Aires.

En referencia al “Buen Trato’’, el proyecto se plantea promover la implementación de programas de formación y campañas nacionales de concientización con el objetivo de alcanzar una amplia difusión y producir una verdadera transformación cultural, manifestaba Santiago Cafiero hoy.

Pero, ¿Es necesario capacitar a jueces, para que se enteren que los niños, niñas y adolescentes son sujeto de derecho? (haciendo referencia a la ley de protección integral 26.061 sancionada en nuestro país hace 16 años), se pregunta Natalia Hernández.

Ella es pre candidata a concejal en La Matanza, un distrito donde hay más de 350 mil niños que hoy solo se alimentan con el Servicio Alimentario Educativo (SAE), donde el equivalente de lo que reciben por día es de 63 pesos. Esto lo viene denunciando junto al SUTEBA MATANZA donde se organiza junto con sus compañeras.

“Los chicos necesitan que se construyan escuelas en Matanza ya”, agrega Natalia, y cuenta que hay más de 600 niños y niñas que no tuvieron continuidad pedagógica en el Barrio en Recuperación 23 de agosto “Los Ceibos” del Km 32.

Es que a muchos el Estado no les garantiza el derecho a recibir educación. “Son infancias y adolescencias que se encuentran en lista de espera porque las escuelas de la zona están superpobladas”, finaliza Natalia.

En La Matanza, hay 129 barrios vulnerables y es el distrito con más asentamientos informales de toda la Provincia de Buenos Aires. Como indica el Registro Público Provincial de Villas y Asentamientos Precarios (RPPVAP), hay 55.393 familias viviendo en condiciones de vulnerabilidad con sus hijos. Pero esta realidad que echa por tierra cualquier relato se replica en otros municipios del conurbano bonaerense, y también en otras provincias del país, muchas de ellas gobernadas desde hace décadas por el peronismo.

Natalia Hernández junto a Nicolás Del Caño, visitando a las familias del Barrio en Recuperación 23 de Agosto-Los Ceibos.
Natalia Hernández junto a Nicolás Del Caño, visitando a las familias del Barrio en Recuperación 23 de Agosto-Los Ceibos.

Te puede interesar: Pobreza, crisis habitacional y acceso a la educación: ¿Cómo afecta a los niños y niñas?

Paula Canalis es candidata a pre concejal en el partido de Lomas de Zamora, ella fue una de las docentes que estuvo con las familias e infancias de Guernica en su reclamo por el derecho a una vivienda digna. “ Realizan proyectos de ley que no pueden garantizar. ¿De qué Buen Trato hablan?, si la respuesta estatal a este gravísimo problema que afectó a alrededor de 3.000 niños y niñas en la toma de Guernica, ha sido calificar de ilegales los reclamos, amenazando con helicópteros por las noches y finalmente reprimiendo”.

Topadoras destrozan casillas en Guernica.
Topadoras destrozan casillas en Guernica.

Si el proyecto de Santiago Cafiero habla de garantizar derechos y de una vida sin violencia, ¿Por qué la respuesta del gobierno es la represión? ¿Dónde estuvo la defensora de los derechos del niño?

Por último Paula Canalis refiere:

compartimos junto con mis compañeras docentes hermosos momentos con los casi 3.000 mil niños y niñas de Guernica, los escuchamos y fuimos testigos de cómo su voz no fue escuchada por este gobierno, corrimos junto a ellos, mientras las balas de goma y las topadoras de este gobierno convertían los sueños de una vivienda digna en una pesadilla, ¿Qué paso con el Buen Trato a las infancias ese día?

No fue solo en Guernica, en el partido de Lomas de Zamora la historia se repite, no hubo “Buen Trato” por parte del gobierno provincial con las infancias y adolescencias del Barrio la Rivera. ¿Cómo se explica que un pibe tenga que escribir a su Profesora, no puede unirse al Meet porque Gendarmería fue a su barrio a derrumbar casas?Nos decía Paula, indignada.

Te puede interesar: Paula Canalis: “En Lomas hay que invertir las prioridades: que el dinero vaya a educación, salud y vivienda”

Paula Akerfeld es pre candidata a concejal por el partido de Tigre. Ella, que es docente de una escuela en las islas del Delta, escucha a Santiago Cafiero hablando de “Buenos Tratos” y se agarra la cabeza, me dice que “son unos hipócritas” y agrega:

Hay prioridades y nadie está en contra de que los niños, niñas y adolescentes sean tratados con amor y que se respeten todos sus derechos. Junto con mis compañeras todos los días somos testigos de cómo es el mismo gobierno el que vulnera los derechos de los pibes, desconociendo que hay leyes como la 26.061 de protección integral que tiene alcance nacional y la 13.298 de la provincia de Buenos Aires.

Durante la pandemia por ejemplo en el Partido de Tigre desmantelaron la Dirección General de Promoción y Fortalecimiento Familiar y de la Dirección General de Políticas de Género y Violencia Familiar del Municipio. Eso representó que se redujera la atención de 10.500 niños, niñas y adolescentes en situación de vulneración de derechos y a 17.500 mujeres en situación de violencia de género en nuestro partido. Entonces me parece que hay prioridades, y ningún cambio cultural va a venir mientras vivamos bajo estas condiciones, finalizó Paula.

Te puede interesar: Mujeres e infancia: recorte a servicios esenciales en medio de la pandemia

Muro que separa el Country Nordelta del Barrio Las Tunas en el Partido de Tigre.
Muro que separa el Country Nordelta del Barrio Las Tunas en el Partido de Tigre.

¿Buenos Tratos o precariedad de la vida?

La provincia de Buenos Aires es una de las más ricas, pero sin embargo es una de las zonas del país con más altos índices de pobreza infanto juvenil. En la provincia gobernada por Axel Kicillof tres de cada cuatro niñas y niños son pobres. Como vemos, no se trata sólo de un problema económico, sino de una precarización integral de las condiciones de vida de las familias trabajadoras.

Problematizar esto nos va a permitir pensar si es posible el “cambio cultural” que se propone el proyecto de ley sobre Crianza y Buen Trato, cuando las condiciones de vida de la mayoría de niños, niñas y adolescentes en nuestro país no son las adecuadas.

El debate sobre este proyecto de ley recién se inicia, hay poca información aún sobre cómo se implementará , de donde saldría el presupuesto para su implementación y cuanto sería este.

No está en discusión los derechos que tienen las infancias y adolescencias de vivir una vida plena, de gozar de todos sus derechos, de que nadie ejerza violencia sobre ellos. Derechos que ya fueron conquistados gracias a la lucha incansable de los trabajadores, trabajadoras y muchos sectores de la sociedad y que se encuentran en el paradigma de la protección integral con la ley 26.061 y la convención internacional por los derechos del niño. Sin embargo, está claro que esos derechos no los garantizan, y el responsable es el Estado.

Hoy el gobierno está pagando la deuda externa sin realizar ninguna investigación. Y como vemos lo hace a costa de las condiciones de vida de las infancias y adolescencias.

Pero nada está cerrado aún, el potencial que tienen las mayorías para transformar la realidad sigue intacto. Hay que organizarse para cambiar las prioridades. En este sentido los votos al FITU y a la lista que encabeza Nicolás del Caño son una expresión de la fuerza política que necesitamos organizar para enfrentar el ajuste y pelear por cambiar las condiciones de vida de las familias trabajadoras.

Para que las infancias y adolescencias dejen de ser un “ discurso” en la campaña electoral y puedan garantizarse todos sus derechos.

Natalia Hernández , Paula Canalis y Paula Akerfeld.
Natalia Hernández , Paula Canalis y Paula Akerfeld.



Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias