Mundo Obrero

Coronavirus

Corporación Médica San Martín: falta de insumos y guantes vencidos para enfrentar la pandemia

En el municipio con mayor cantidad de contagios, la importante clínica privada expone a sus trabajadores entregando material vencido. Ya hay trabajadores infectados.

Viernes 3 de julio | Edición del día

El partido de San Martín se transformó en uno de los epicentros de la propagación del virus en la Provincia de Buenos Aires. Uno de los indicadores más graves de la situación en el municipio es el crecimiento de la cantidad de trabajadores de la salud infectados por Covid-19. La pandemia está dejando al descubierto la precaria situación del sistema sanitario tanto en el sector público como privado. El caso de la Corporación Médica San Martín es un ejemplo de estas condiciones.

Hace unos meses, en este medio informamos sobre la situación de sus trabajadores administrativos, quienes estuvieron dos meses bajo suspensión y sufrieron un descuento del 25% en sus salarios durante ese tiempo. En la actualidad, con el incremento de los contagios, la clínica está recibiendo mayor caudal de pacientes, mientras se mantiene la precariedad en las condiciones de trabajo para sus enfermeros y médicos. A la falta o escasez de insumos y elementos de protección personal para atender a los pacientes infectados, se le suma la provisión de elementos en mal estado.

Actualmente los enfermeros deben realizar sus tareas utilizando guantes vencidos desde el mes de Febrero. Al ser utilizados, se resquebrajan y pierden toda utilidad, aumentando el riesgo de contagio para quienes deben utilizarlos. La escasez se pone de manifiesto también en el caso de los barbijos, que son entregados cada dos semanas, y si se rompen o vuelven inutilizables en ese periodo, no se pueden reponer. En algunos sectores, directamente no hay elementos de protección personal. Camilleros y el personal de limpieza reciben camisolines descartables, que la clínica reutiliza a pesar de ser descartables.

También te puede interesar: Suben los contagios en los trabajadores de los hospitales de San Martín y Tres de Febrero

La cantidad de pacientes sigue creciendo al ritmo de la curva de contagios, pero la corporación Médica San Martín no ha incrementado su personal, lo cual repercute en los ritmos para los trabajadores que no pueden parar ni para desayunar o merendar y se les está pidiendo trabajar los días de franco. Ante el desborde, la Corporación está re-asignando trabajadores de otros sectores al sector de enfermería. Existen ya una decena de renuncias de trabajadores a quienes les fueron negadas licencias por diversos motivos.

La precariedad llega incluso a las condiciones de internación de los pacientes, a quienes se les deja una jarra para que ellos mismos se sirvan agua del baño para beber.

Esta situación se vuelve peligrosa con la aceleración de los contagios. En la Corporación Médica Laboral, otra empresa del grupo empresario, ya se registró un caso de Covid positivo entre sus trabajadores. y no se les realizó el test a los contactos estrechos. En este sector, hace unas semanas se abrió el área de Kinesiología que recibe un gran caudal de pacientes. La ambición de la empresa por facturar, está por encima de los derechos de los trabajadores a realizar sus tareas en condiciones de salubridad.

Packaging de los guantes con la fecha de vencimiento

Hace unos días, el gobierno de la Provincia ordenó la utilización de los fondos del IOMA (la obra social de los trabajadores de la provincia) para subsidiar a las clínicas del sector privado. El diputado provincial por el PTS-Frente de Izquierda, Claudio Dellecarbonara, solicitó que el ministro de Salud, Daniel Gollán, y el presidente de IOMA, Homero Giles, respondan sobre el programa de “sustentabilidad económica”.

Si se pretende ‘integrar’ el sistema de salud hay que centralizar en manos del Estado, y con el control de los trabajadores y de la comunidad de la provincia, todos los recursos disponibles para que estén al servicio de atender a la pandemia y que nadie se quede sin una cama o respirador, tenga o no Obra Social. La salud tiene que dejar de ser un negocio de unos pocos a los que el gobierno rescata con la plata de todos.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO