Sociedad

COMBATIR LA PANDEMIA

Coronavirus: ocho medidas de emergencia para que Argentina no pase por lo mismo que Italia

No se puede permitir que la pandemia se expanda y se asiente, provocando muchas muertes como ocurrió en aquel país o en China. Hay tiempo para evitarlo. Son necesarias verdaderas medidas de emergencia.

Viernes 13 de marzo | 21:00

Foto: Télam

1) Es necesario que el Estado garantice una provisión masiva de los test de detección temprana. Ya sea fabricándolos o en el país o importándolos. Ante los primeros síntomas de la enfermedad toda la población tiene que acceder a las pruebas para ver si está afectada o no. Así se puede diagnosticar y aislar el virus.

En los países donde el examen se hizo masivamente -como Corea del Sur- la rápida detección de casos permitió lograr una baja tasa de mortalidad. En lugares como Italia, donde se demoró el porcentaje de muertes es muy alto. En la Argentina la detección del virus solo se realiza en el Hospital Malbrán (Buenos Aires). Eso es claramente insuficiente para enfrentar la pandemia. Todos los centros médicos deberían tener la misma aparatología.

2) El Estado tiene que centralizar de inmediato todos los recursos existentes. Hay que unificar el sistema de salud público y privado para garantizar atención inmediata para todo el mundo.

3) Es necesario garantizar la provisión masiva de equipos de asistencia respiratoria, para que todos los adultos mayores -que cobran jubilaciones y pensiones de hambre- puedan ser asistidos en caso de que lo necesiten. Ellos son los más vulnerables. Tienen que instalarse y estar listos para ser utilizados en todos los hospitales públicos, clínicas y sanatorios privados de todo el país, a disposición de quiénes necesiten usarlos.

4) Hay que garantizar realmente la provisión alcohol en gel, guantes, barbijos y jabón. Mediante el control de los trabajadores y las trabajadoras, hay que lograr que los laboratorios y empresas que producen medicamentos o elementos de cuidado y prevención pongan su producción en función de combatir a la pandemia.

5) Hay que garantizar que el aislamiento se pueda llevar a cabo en condiciones óptimas para quiénes lo necesiten. Hay que garantizar licencias pagas a cargo de las empresas para las personas mayores de 65 años que puedan estar afectadas o que puedan presentar síntomas. También para los padres o madres que deban cuidar a sus hijos por la suspensión de las clases. Es necesario garantizar el aislamiento como forma de controlar el virus. El Estado tiene que garantizarlo para las personas que viven en condiciones precarias o hacinadas.

6) No puede haber un solo despido mientras dure la pandemia. No es responsabilidad de los trabajadores. Hay que prohibir todo despido. Si hay licencias o suspensiones por cierre de establecimientos, estas tienen que ser pagando el 100 %, sin afectar premios o el presentismo.

7) En cada lugar de trabajo hay que conformar comisiones de seguridad e higiene que garanticen la correcta aplicación de protocolos ante el brote y la provisión de elementos de cuidado y prevención como alcohol en gel, guantes, barbijos y jabón.

8) Hay que rechazar el pago de la ilegal y fraudulenta deuda pública. Todos los recursos del país tienen que estar puestos en combatir la pandemia, asegurando la salud de la población trabajadora.

La clase trabajadora tiene que plantearse la pelea por este programa de emergencia. Porque para garantizar un combate serio a la pandemia hay que afectar las ganancias de los empresarios.

El Gobierno no va por este camino: no propone tocar las ganancias capitalistas ni dejar de pagar la deuda pública. Pero hay que invertir las prioridades. La vida de las familias trabajadoras vale más que sus ganancias.

Te puede interesar: Coronavirus: ¿qué propone la izquierda para enfrentar la pandemia?







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    Italia   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO