Internacional

ACTUALIDAD

Coronavirus: la OMS se mostró preocupada y siguen cayendo las bolsas mundiales

La enfermedad se ha convertido en el tema central de todos los medios del mundo. En Calafate y San Juan ya se activó el protocolo por dos casos sospechosos. Con efectos políticos y económicos, la Organización Mundial de la Salud advirtió sobre el peligro de una pandemia.

Miércoles 26 de febrero | 11:00

El COVID-19, popularmente conocido como Coronavirus, surgió en diciembre en una región de China. Según los últimos números de la OMS en ese país se infectaron 78.000 personas y murieron 2.715. Las consecuencias para ese país se miden también política y económicamente.

Pero el tema de los últimos días ha sido la propagación de la enfermedad a otros países, que ya llegarían a 30. Aunque las consecuencias son menores, 40 muertos y 2.500 contagiados, en algunos casos han comenzado a generar preocupación de los gobiernos y una creciente conmoción social.

Te puede interesar: China: ¿de la epidemia a la crisis política?

En Europa ya comenzaron a debatir polémicas medias. “No hemos tenido notificación sobre cierres de fronteras, pero queremos, de manera proactiva, iniciar el debate con los Estados miembros porque la situación es dinámica y evoluciona”, dijeron los portavoces de la Unión Europea.

En las últimas horas se conoció el primer caso confirmado en Brasil y los medios argentinos comienzan a reflejar desde los aeropuertos los controles sanitarios dispuestos por las autoridades. Los medios buscan la noticia. "Te aseguro que en ese avión venía el coronavirus" le dice a La Nación una mujer que llegó en un vuelo desde Italia y sintió toser a algunos pasajeros. Otros medios aseguran este miércoles que se activó el protocolo de coronavirus en El Calafate por un caso sospechoso. También otro en San Juan. Se trata también de turistas llegados desde Italia.

Mientras tanto, han pasado a tercer plano, o directamente han sido ocultados, los nuevos casos de desnutrición en Salta, que este fin de semana arrojaron una nueva muerte.

Te puede interesar: Coronavirus, medios y capitalismo: un entramado que oculta por qué enfermamos

Aún marcando ese interés mediático, lo cierto es que las autoridades de la OMS (Organización Mundial de la Salud) han hecho una serie de definiciones en las últimas horas sobre el brote de coronavirus. Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la organización, dijo “tenemos que concentrarnos en frenar la epidemia, al mismo tiempo que hacemos todo lo posible para prepararnos a una eventual pandemia”.

Bruce Aylward, jefe del equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a su regreso de la misión realizada en China, destacó algunos avances que se estaban dando en ese país en el combate de la enfermedad. También aseguro que “la segunda gran conclusión para el mundo, es que simplemente no está listo. Pero pueden estar listos rápidamente si hay un cambio de mentalidad sobre cómo vamos a manejar la enfermedad”.

Aunque evitó emitir una declaración oficial, difundió los nuevos números y una serie de “orientaciones para el público”, con mitos, verdades y recomendaciones, que se pueden ver en su sitio web.

Otra de las preocupaciones es económica. Recordemos que las principales bolsas del mundo cayeron abruptamente en el inicio de la semana. El Dow Jones se desplomó 3,4%, el Nasdaq por su parte llegaba a bajar 3,7%, ambas en Estados Unidos. Este miércoles, sin embargo, habría con un rebota tras 4 jornadas de pérdida. La bolsa de Milán, epicentro europeo de la enfermedad, cayó un 5,43%. En Wall Street se habla de que el COVID19 puede ser quien finalmente pinche la gigantesca burbuja financiera. El Banco Mundial también está preocupado: en 2017 lanzó una emisión de bonos por catástrofe por u$s 425 millones para respaldar su servicio de financiamiento para emergencias pandémicas (Pandemic Emergency Financing Facility, PEF). El desarrollo o no del virus impactará en los inversionistas.

En Wuhan, ciudad donde se originó la enfermedad, hace semanas se encuentra paralizada la producción. Lo mismo sucede en otras ciudades industriales, en medio de una actitud de la burocracia del Gobierno chino que oscila entre ocultar los datos reales y medidas ultrarestrictivas para sus ciudadanos y ciudadanas.

En el caso de Trump, aunque al principio ha intentado minimizar los alcances del problema, la caída de las bolsas lo han llevado a cambiar su discurso y convocar una conferencia de prensa para este miércoles. El brote puede ser un nuevo shock negativo que golpeará la economía mundial que se suma a las tensiones entre Irán y EE.UU., la escalada de tensiones entre China y EE.UU y los efectos de la campaña presidencial en EE.UU.

Algunos especialistas comienzan a hablar de un panorama más sombrío del que adelantó la OMS. Los laboratorios aprovechan para hacer cuentas de las millonarias ganancias que podría generar una futura vacuna.

Te puede interesar: Coronavirus: en la encrucijada de la burocracia China y la industria farmacéutica

Es el caso de Gilead Sciences, creadora del Oseltamivir (Tamiflu) que sirvió para el brote de "Gripe A". Asegura tener un medicamento que desarrolló durante anteriores virus cuyo nombre es Remdesivir. Con la aparición de esta nueva pandemia, el laboratorio se puso manos a la obra para sacar al mercado su nuevo fármaco sin tener estudios de seguridad en humanos y con pocos ensayos clínicos. A pesar de esos peligros, la Academia de Ciencias de China solicitó a la Gilead la autorización para utilizar la patente y poder fabricar el medicamento. Sin embargo, la industria norteamericana sigue dilatando su respuesta.







Temas relacionados

Coronavirus   /    OMS   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO