Política

PANDEMIA

Coronavirus en Mendoza: "es urgente destinar recursos a nuestro sistema de salud"

Estamos en emergencia. Así lo han anunciado en las diferentes conferencias tanto el gobierno provincial como el nacional. Se decretaron normas referidas al aislamiento, cuarentenas y suspensión de actividades, aunque ningún funcionario ni profesional científico afirma que estas medidas serán suficientes para detener el COVID-19.

Martes 17 de marzo | 16:31

Debemos prepararnos. La crisis expuesta en los sistemas sanitarios de España, Italia y otros países tras años de desfinanciamiento demuestran que debemos de forma urgente destinar todos los recursos necesarios a la salud.
Nuestra provincia no es ajena a las políticas de los diferentes gobiernos de bajos presupuestos para el sistema de salud. Es recurrente ver en los hospitales y centros de salud la falta de insumos, condiciones edilicias riesgosas, malas condiciones laborales, falta de personal, e innumerables deficiencias. Estas condiciones empeoran aún en los departamentos más alejados de la capital y en las zonas rurales.

Nos plantean que estamos ante una “guerra” contra el Coronavirus, y que las medidas de aislamiento nos permiten ganar tiempo. ¿Pero se va a aprovechar el tiempo ganado para destinar presupuesto al sistema de salud? ¿Se van a afectar los intereses de los capitalistas que han ganado todos estos años para obtener los recursos necesarios?.

Te puede interesar: Coronavirus en Mendoza: la izquierda propone medidas de emergencia

Debemos tomar medidas urgentes

Detección temprana. En primer lugar, necesitamos que la provincia cuente con la capacidad de realizar el test para detectar el COVID-19. Hoy solamente se puede hacer en Buenos Aires. Debe haber recursos para que este test pueda hacerse de forma inmediata, masiva y gratuita en Mendoza a todas las personas que presenten síntomas.

Prevención. El Estado debe proveer de forma gratuita de todos los insumos para la prevención, como el jabón, guantes y alcohol en gel. Así como también prepararse para que oportunamente se pueda proveer a la población de los retrovirales, medicamentos y/o vacunas que sean efectivos contra el coronavirus.

Aumentar el personal. En nuestra provincia hay miles de estudiantes universitarios y terciarios de medicina y enfermería. Debe convocárselos a todos y todas para formarlos en el tratamiento de la pandemia e incorporarlos, con salario, al sistema de salud provincial.

Foto: Legislatura Abierta

Centralizar el sistema de salud. Hay que proveer a los centros de salud de todos los insumos, respiradores, camas y personal necesario. Necesitamos centralizar todo el sistema, y que todos los hospitales, sanatorios, efectores y laboratorios del sistema privado estén bajo la órbita del Estado y bajo control de sus trabajadores y profesionales mientras dure la crisis. Esto permitiría multiplicar los recursos. No puede haber una salud para ricos y otra para pobres. La salud de la población debe estar por encima del interés de lucro.

Asimismo, los hoteles de nuestra provincia deben estar al servicio de proveer todas las camas necesarias.

También podes leer: Frente al coronavirus y la crisis de la salud pública: ¡nuestras vidas valen más que sus ganancias!

Garantizar la producción de insumos. Deben realizarse convenios de colaboración con la UNCuyo, las universidades privadas y los IES a los efectos de que provean todo el conocimiento, investigaciones y material disponible para esta crisis. En San Luis por ejemplo la Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia ya dispuso la producción de alcohol en gel.

Las fábricas que produzcan insumos médicos también deben pasar a la administración del Estado mientras dure la crisis con control de sus trabajadores, como así también analizar la posibilidad de reconvertir las industrias necesarias para que no haya desabastecimiento de los mismos.

Financiamiento ¿Qué recursos va a destinar el gobierno para afrontar estas medidas? Hay presupuestados $1700 millones de pesos para publicidad oficial. Deben redirigirse urgentemente al presupuesto de salud. Reducir la dieta de los legisladores nos permitiría destinar otros $300 millones de pesos. Pero también hay que generar nuevos recursos, afectando a las grandes fortunas de nuestra provincia. Los grandes exportadores facturan U$$ 1500 millones de dólares anuales. Cada 1% de impuesto extraordinario implicaría $1000 millones de pesos extras para el sistema de salud. Esto debe extenderse a los bancos, supermercados, petroleras. Debe además destinarse todos los recursos presupuestados a los vencimientos de deuda al sistema de salud, así como también exigirle al gobierno nacional que tome estas medidas en toto el territorio y proveer de recursos a las provincias. No va más este modelo donde se privatizan las ganancias y se sociabilizan las pérdidas.

Comité de emergencia. El comité creado por el gobierno solamente incluye al gobernador y cinco ministros. No se pueden tomar decisiones detrás de un escritorio. Son los trabajadores y trabajadoras, junto a científicos, técnicos y profesionales los que conocen día a día la realidad de los hospitales, de los lugares de trabajo, de las escuelas, de los barrios. En cada lugar debe establecerse comités de higiene y seguridad, coordinadores por un comité provincial, donde sean estos sectores los que den una respuesta a la crisis en función de las necesidades de la población y afectando las ganancias capitalistas que haya que afectar.

Estas medidas de emergencias referidas al sistema de salud deben ser parte de un plan de conjunto que garantice licencias laborales, prohibición de despidos, aumento de la asistencia social, subsidios a desocupados, provisión de alimentos, y toda medida que evite que esta crisis la pague el pueblo.

Nuestra salud y nuestras vidas, valen más que sus ganancias.







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    Noelia Barbeito   /    Mendoza   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO