×
×
Red Internacional

Tarde de sol, juegos y asamblea en barrio Chingolo junto a vecinos, trabajadores y estudiantes de salud, jóvenes de La Red y la Asamblea por Trabajo y Vivienda. Lo importantes es organizarse y estar unidos.

Escuchá esta nota
Domingo 4 de septiembre | 18:39

Sábado en Córdoba, día de sol y viento. Desde la siesta, vecinas y vecinos de barrio Chingolo que vienen organizándose en defensa del derecho a la tierra y la vivienda, compartieron una alegre tarde junto a trabajadores y estudiantes de la salud y a jóvenes de La Red de Precarizadxs. También estuvieron compañeras de la Asamblea por Trabajo y Vivienda que fueron a llevar su apoyo.

Pasadas las 14 horas la posta sanitaria ya estaba armada. Niñas y niños se acercaron con sus mamás para el control. Algunos adultos aprovecharon a tomarse la tensión. Mientras todos esperaban que la merienda esté lista, las niñas y niños disfrutaron de los juegos que pibes de La Red habían preparado.

A un costado de los juegos, vecinas y vecinos en asamblea se organizaban para continuar, cómo todos los sábados, debatiendo, unidos en defensa de su tierra y su vivienda. Viviendas que levantaron a pulmón, algunos hace 14 años ya.

Mariela, de la Asamblea por Trabajo y Vivienda llevó la voz para compartir su experiencia en la lucha por un trabajo digno y por el derecho a la vivienda. “Con los vecinos de mi barrio nos organizamos mucho tiempo para que el Estado nos venda las tierras que nosotros limpiamos y en las que construimos nuestras casas, así como ustedes. Nos esforzamos mucho y lo conseguimos.

Ahora estoy tranquila porque el día que yo falte mis hijos tienen un techo” dijo. Y agregó, “en el 2020 estaba con algunos compañeros de limpieza peleando por un salario justo y todos estos chicos de La Red estuvieron apoyándonos siempre, a algunos de nosotros nos despidieron en esa lucha pero estos chicos siguieron apoyándonos”.

También habló Melisa, enfermera de La Marrón en Salud, “nosotros como trabajadores y estudiantes de la salud vinimos hoy a apoyarlos en su justa lucha poniendo nuestro saber al servicio de las necesidades, entendemos que para ustedes hoy es importante saber si sus hijos
están bien ya que el Estado elige darles la espalda y vulnerar el derecho a acceder a una salud de calidad, así como los intima para dejar estas tierras”.

Luego fue Maxi, vecino del barrio, quien tomó la palabra “así como ellos hoy vienen a ayudarnos a nosotros, si mañana ellos nos necesitan tenemos que estar. Porque si les va mal a las docentes le va mal a nuestros hijos, si les va mal a los trabajadores de la salud, nos va mal a nosotros. Tenemos que estar unidos”.

Por su parte Romina, estudiante de hemoterapia comentó: “Esta posta se hace en un día muy particular, todos vimos las noticias ayer y seguramente fue algo que en todas sus casas se comentó. Tenemos que saber que si son capaces de atentar contra una vicepresidenta, son
capaces de cualquier cosa cuando se trata de los de abajo, los que luchamos. Por eso, esta unidad que hoy vemos acá, entre trabajadores, estudiantes, ocupados y desocupados, es fundamental extenderla, organizarnos en común y apoyarnos”.

Al fin se escuchó el grito “¡ya está lista la chocolatada!” Niñas y niños fueron los primeros en hacer fila. Hubo chocolate caliente y facturas para todos.

Terminando la tarde, niñas y niños no querían dejar de jugar. Las y los vecinos retomaron a sus hogares con muchas cosas para pensar y con la certeza de que mientras permanezcamos unidos ningún fiscal se atreverá a desalojar a ninguna familia de la humilde barriada.

Habrá próximas postas sanitarias y recreativas para seguir forjando lazos de solidaridad.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias