×
×
Red Internacional

Así lo afirma un comunicado de la Comunidad Nahuelpan de Esquel que hoy volvió a cortar el acceso a la planta de tratamiento de residuos sólidos exigiendo su cierre inmediato. Un literal depósito y enterratorio de basura que se ha demostrado contamina aguas y tierras de la Comunidad. Un problema sociambiental para toda la población.

Ulises CrauchukCorresponsal Comarca Andina | @ulisescrauchuk

Lunes 13 de junio | 17:38

Esta mañana comenzó un corte al acceso a la Planta de Tratamiento de Residuos Solidos Urbanos (PTRSU) de Esquel por parte de la Comunidad Nahuelpan. Desde las 6 am se impide la entrada de camiones. La medida, que cuenta con el apoyo de los trabajadores de la planta, fue resuelta en un Trawn (encuentro) que tuvo lugar en la comunidad en pasado 12 de junio y es acompañada por diversas comunidades Mapuche-Tehuelche.

El conflicto socioambiental de la basura tiene repercusiones inmediatas en la zona cordillerana de Chubut. La denuncia de la Comunidad Nahuelpan puso en evidencia que el proyecto de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) de Esquel está condicionado por las decisiones políticas de continuar contaminando, peor mas de conjunto demuestra el fracaso de la política de tratamiento de residuos solidos urbanos en todo el país. Ahora se habla de instalar una planta similar para la zona de la Comarca Andina. Las consecuencias de esta política están a la vista, el olfato y el gusto, ante la presencia de metales pesados en las muestras tomadas en inmediaciones de la planta.

Chubut. Demuestran contaminación del agua y el suelo en la Comunidad Nahuelpan.

Hasta el momento, según lo relatado por el Werken (vocero) de la Comunidad Gabriel Nahuelquir, no han recibido respuesta a su reclamo para que se hagan presentes autoridades nacionales del Ministerio de Ambiente y del Municipio.

Pueblos Originarios. Esquel: Una montaña de basura para los mapuches

José, operario de la planta, contaba a La Izquierda Diario que esta mañana él y sus compañeros y compañeras se encontraron con el corte por tiempo indeterminado al acceso a la planta. “Nosotros acompañamos desde el vamos, porque la mayoría de los que trabajamos ahí somos Mapuche. Se entiende el reclamo, porque hace tres años que estamos sin agua en la planta. Si no pueden cambiar una bomba en tres años, imagínate las ganas que tienen de laburar (desde el municipio)”.

El GIRSU Esquel

Por la recolección domiciliaria ingresan diariamente entre 12 y 13 camiones a la planta. Con el esquema actual pueden procesarse entre 8 y 9 camiones, el resto de la basura ingresada es depositada en el relleno sanitario que debe ser inmediatamente cubierto por ripio. Este déficit en el procesamiento es debido al esquema de trabajo actual en que solo funciona un turno por la mañana. La decisión política del Intendente de Esquel, Sergio Ongarato (JxC), hace a la falta de personal para el correcto funcionamiento de la planta.

De los 41 empleados con que cuenta la planta, al momento de la visita que realizamos desde La Izquierda Diario en abril, se encontraban sólo 28 a causa de la licencia profiláctica dada por los exámenes periódicos que debieran realizarse de manera anual, pero que no se realizaban desde 2018. Luego de conocerse la denuncia de la Comunidad Nahuelpan, se realizaron los análisis contemplados por ley.

La basura es volcada en un galpón, donde el operario de una pequeña pala mecánica vuelca los residuos en una tolva de clasificación desde la cual asciende una cinta transportadora

Gastón, un joven técnico ambiental encargado de la planta, comentaba mientras recorriamos las instalaciones que recién en agosto del año pasado, la municipalidad de Trevelin comenzó a enviar los residuos separados en orgánicos y no orgánicos. “La basura que ingresa desde el Parque Nacional Los Alerces nunca ha ingresado en las condiciones propicias”, acotaba el funcionario.

En la cinta transportadora de clasificación, tres trabajadoras separaban cartón, plásticos, tetra brick y otros. Las instalaciones constan de 12 tolvas de clasificación. Una de las trabajadoras, contaba que ella es la encargada de pañol de seguridad e higiene, pero ante la falta de personal decidió ayudar a sus compañeras. Sobre un costado, han ido colgando lo que pudieron rescatar de la basura,

Afuera, se apilan los paquetes de materiales reciclados prensados que irán a Mendoza, Bahía Blanca y algún comprador local de aluminio. La planta estuvo cerrada desde la cuarentena en marzo de 2020 hasta febrero de este año en que se retomó el trabajo de clasificación, durante todo este periodo, la basura fue enterrada sin procesar, aumentando el relleno sanitario. Ante la denuncia de las bolsas que vuelan en territorio de la comunidad, la municipalidad contrato a 8 personas para su recolección manual, tarea que ya no se realiza.

Detrás del galpón de clasificación, se encuentra el galpón del compostaje, que es tratado y utilizado en plazas y parquizaciones urbanas por el municipio y particulares. Allí también funcionaron algunos proyectos INCUBA de reciclado para la fabricación de placas de tetra brick, rotomoldeado de plásticos, cultivo de hongos y otros que cumplieron un ciclo y cerraron o se trasladaron a otras instalaciones. Hoy parte del galpón es deposito de cartones para reciclar, y las maquinarias parecen abandonadas. Un depósito de autos de la Policía ha dejado una enorme cantidad de autos pudriéndose afuera y dentro de la propia planta.

Mas atrás, el nuevo “modulo”, una enorme fosa excavada, espera transformarse en una nueva montaña de relleno sanitario. Las estacas puestas en el suelo marcan que las dimensiones serán mayores cuando se ponga en funcionamiento. Detrás de esta nueva fosa de residuos, se encuentran las piletas de lixiviado, una manguera baja desde el talud de basura hasta unas piletas excavadas para su tratamiento fitosanitario. Unos carrizos casi secos en dos piletones forrados con geomembrana plástica son los encargados de absorber y procesar los metales pesados presentes en los líquidos que se desprenden del talud de basura compactada. Aproximadamente mil litros de líquidos son bombeados a estos piletones cada día a una cámara que lo divide a ambos piletones.

Sobre la pericia de la Policía Federal que demostró la contaminación del agua, el encargado de la planta destaca que “no está clara la relación entre la traza de hidrocarburos hallados en el agua de la zona y el basurero”, en línea con las declaraciones del Secretario de Ambiente Daniel Hollan.

Ampliando el horizonte…

…de bolsas plásticas esparcidas por el viento y napas contaminadas, se conoce que existe el proyecto de abrir una nueva planta que recogería los residuos de la Comarca Andina del paralelo 42. El proyecto plantea establecer un repositorio común para Lago Puelo, EL Hoyo, Epuyen, Cholila y El Maitén, dentro de las tierras apropiadas por Luciano Benetton.

En una carta abierta dada a conocer hoy por la Mesa Comunitaria de Gestión de Residuos de Lago Puelo dirigida la Intendente Municipal Augusto Sánchez (FDT), denuncian la falta de estudios de impacto para la instalación de este megabasural en inmediaciones de la localidad de Epuyen, tomando como referencia la situación que enfrenta la Comunidad Nahuelpan.

Allí, plantean asimismo el problema de los grandes generadores de residuos: las cadenas de supermercados. Además de “remarcar cada día”, las cadenas de supermercados como La Anónima o el Todo, son las distribuidoras de buena parte de los residuos que se generan en la región. Botellas plásticas de gaseosas, por ejemplo, son un factor de contaminación permanente que no se resuelve con el reciclado, pero el problema es más general.

A las compañías les es mas barato utilizar botellas PET que reutilizar botellas de vidrio como se hacia antaño. Sucede que para ello debieran invertir en la logística necesaria para el traslado de los envases vacíos a plantas de lavado para su reutilización. La industria del vidrio genera mas puestos de trabajo incluso que la de derivados del petróleo como el plástico, pensando en momentos en que desde los partidos tradicionales busca justificarse todo emprendimiento extractivo con el sanbenito de la generación de empleos.

Así, resolver un problema tan importante como la basura implica cuestionar la lógica capitalista de acumulación que privilegia las ganancias por sobre el ambiente, algo que ningún partido patronal en el gobierno hasta hoy se ha planteado ni se plantea de cara al 2023.

Mientras tanto, para las comunidades originarias, los pueblos y ciudades de la provincia, el horizonte que se ofrece es convivir con la basura. La resignación que se impone ante el tamaño del problema y los desafíos de su resolución, no pueden de ningún modo significar renunciar al cuidado ambiental como un horizonte por el cual luchar. Es en la unidad de intereses entre trabajadores del GIRSU y la Comunidad Nahuelpan donde se expresa la fuerza de los protagonistas capaces de revertir esta realidad.

Si en la provincia pudo derrotarse los planes megamineros del gobierno de Fernández y Arcioni, fue por la unidad expresada en las calles por ambientalistas, jóvenes, comunidades y trabajadores y trabajadoras. Es hora de que esa unidad sea la base para trazar un horizonte que no tropiece con montañas de basura.

“Ha habido movilizaciones grandes por el medio ambiente y a la planta no han venido nunca”, dice José. “Se reclama por una amenaza futura como es la minería, pero por esto que está contaminando hoy en el presente, no se moviliza”.

A continuacion compartimos el comunicado de la Comunidad Nahuelpan en su lucha contra el basurero, que esta tarde tuvo el apoyo de diferentes sectores en Trelew

Comunidad Mapuche Tehuelche Nahuelpan
Boquete Nahuelpan (Esquel-Chubut) Puelmapu Territorio ancestral Mapuche. 13 junio de 2022
Al Pueblo Mapuche Tehuelche.
A las y los que luchan por un mundo más respirable.
A la sociedad civil.
Marimari kompuche.
Decía Foucault: "el soberano no ejerce su derecho sobre la vida sino haciendo valer su derecho de matar, o reteniéndolo; no deja constancia de su poder sobre la vida sino por la muerte que está en condiciones de exigir" (Foucault 1976) “hacer vivir dejar morir”.
Hace 13 años atrás el gobierno municipal de la ciudad de Esquel resolvió instalar un basurero a metros de los límites de nuestra comunidad, violando nuestros derechos territoriales. Excluyeron la consulta previa libre e informada, consulta que está establecida en los derechos que el propio estado se comprometió en hacer cumplir. Toneladas y toneladas de basura que es traída de la ciudad de Esquel, Trevelin y de Parque Nacional Los Alerces son depositadas en una planta de tratamiento de residuos que en la práctica funciona como un basurero a cielo abierto. Ya a los pocos meses comenzamos a sentir el impacto de la basura en la superficie, en las aguas, en nuestros animales, en nuestro REWE (lugar ceremonial) en nuestras vidas.
Denunciamos en la Justicia Federal esta situación, el juez federal ordenó el análisis del agua y los resultados arrojaron que la misma contiene metales pesados (niquel y cobalto) e hidrocarburos. Está contaminada.
Entendimos que estas muestras abrirían un camino de diálogo con los Municipios y Parques Nacionales. Más de 25 familias, una escuela, un tren que llega varias veces por semana con turistas a la comunidad, nada, nuestras demandas son inaudibles para estos supremacistas Gobiernos que han decidido que Nahuelpan sea una zona de sacrificio. Dejar morir es la decisión.
Sin embargo, eso no va a suceder. Nahuelpan no es el basurero de Esquel. Nahuelpan es una comunidad del Pueblo Mapuche-Tehuelche. Colectivamente hemos decidido defender las fuerzas que habitan este territorio, los pu Ngeñmapu Ngeñko (fuerzas ordenadoras de la tierra y el agua) escucharon nuestro compromiso en el último Kamaruko levantado en Nahuelpan.
Hoy 13 de junio autónoma y colectivamente hemos decidido bloquear la entrada de los camiones que ingresan con basura. Ante la indiferencia, falta de diálogo, hostigamiento, incumplimiento de la palabra e innumerables faltas de respeto hacia la comunidad y sus integrantes se tomó esta decisión irrevocable debido a la urgencia de lo que sucede en el territorio. Lo cual impacta ambiental y geográficamente nuestra tierra, como así también la salud física y emocional de quienes aquí vivimos.
La medida se sostendrá hasta que reconozcamos quienes son los interlocutores del Estado que se sentaran a discutir con nosotros el cierre de este basurero.
Pu Peñi ka pu lamuen, compañeros y compañeras, esta medida que hemos tomado es en defensa no solo de nuestras vidas como Che como personas, sino por todos los existentes del lugar, las fuerzas que nos dan el agua, los animales, la tierra que pisamos, las fuerzas que nos dejan vivir.
Por territorio, justicia y libertad




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias