×
×
Red Internacional

Dialogamos con una cooperativista de Morón que denuncia la realidad que viven en un distrito que el intendente Lucas Ghi, de Nuevo Encuentro, quiere presentar como “modelo”.

Domingo 24 de abril | 21:34

Carla es cooperativista desde hace 6 años en Morón (se usa un nombre ficticio para resguardar su identidad). Hace malabares para llegar a fin de mes, y cuenta la realidad que hoy ella ve y vive en el distrito. Charló con La Izquierda Diario denunciando la precarización laboral a la que están sometidos bajo los convenios de Lucas Ghi, intendente de Morón y Desarrollo Social, hoy a cargo de Zabaleta, ya conocido por sus ataques a cooperativistas y quienes salen a pelear por trabajo y alimentación.

LID: ¿Cuál es la realidad que ves en Morón?

Carla: “Y… la situación de Morón está a ojos de todos: reducción de días en la recolección de residuos en los barrios más humildes, reducción de medicamentos en las salitas, falta de personal en la salud, las escuelas sin refacciones. Las cosas en general para los trabajadoreas es cada vez más cansador: los que no trabajan van a comedores, y los que trabajamos con salario bajos o en negro cuesta más llegar a fin de mes, porque se trabaja para pagar impuestos y morfar unos dias!”

LID: ¿Y las y los cooperativistas cómo atraviesan esta situación?

Carla: “La realidad de los cooperativistas es la de muchos trabajadores sin reconocimiento. Somos la mano de obra barata del estado! Eso nos convierte en precarizados, porque por cobrar cooperativa, Desarrollo Social nos exige dar una prestación de 50 horas semanales, pero justamente por eso cuando se arma una cooperativa tenemos que crear un proyecto laboral! Sin embargo, muchas veces somos los cooperativistas los que tenemos que tocarnos el bolsillo para sostener el proyecto. Por ejemplo: si armamos cuadrillas de barridos, limpieza de plazas, como tuvimos que hacer, la plata para los tachos grandes, las palas, escobas tuvimos que sacarlo de nuestro bolsillo! En algunos municipios, prestaciones en hospitales o en escuelas, según la zona y cómo se vincule ese grupo para dar la prestación, son pocas las cooperativas que tienen un proyecto financiado al 100%. Esas son las cooperativas recontra pegadas a los gobiernos y eso nos convierte en desiguales.

Te puede interesar: El tiempo de trabajo, divino tesoro

LID: ¿Cómo afrontan los gastos y la suba de precios en general, entonces?

Carla: “Muchas cooperativas desaparecen al no tener el proyecto financiado y se pinchan, pero no por falta de méritos laborales ,sino por falta de herramientas. Por ejemplo, la cooperativa donde estoy es chica al lado de muchas coopes que están re instaladas y con un proyecto funcionando.
Pasa que a nivel municipal, si no estás con la Intendencia de Lucas Ghi no recibís ayuda del municipio. Por ejemplo nosotros hace mucho impulsamos un comedor como parte de la prestación laboral pero cada vez nos llegó menos mercadería y de mala calidad. Nosotros conseguimos aportes de mercados de frutas y verduras y poníamos plata para comprar carne que nunca llegaba de Desarrollo Social. Ahora que todo está peor no podemos poner plata porque nuestro ingreso es de indigencia con $19 mil y al no querer bancar la gestión, local solo dependemos de lo poco que nos llega y tuvimos que suspender el comedor y sólo repartimos la mercadería que encima nos angustia porque repartimos: 1 paquete de yerba, 2 paquetes de arroz, 2 paquetes de fideos, 3 paquetes de polenta, 2 paquetes de harina y 3 paquetes de lentejas por cada persona. Alimentábamos a 50 familias".

Te puede interesar: Indec. Fuerte impacto de la inflación sobre la pobreza: canasta básica total subió 7 % en marzo

"Pero además, cuando te digo q mi coope es chica te quiero decir que si yo hoy en dia quiero crear un proyecto para hacer bolsas de residuos, nosotros de nuestro pequeño sueldo tenemos que juntar para comprar las máquinas, los materiales y si no tenemos espacio debemos alquilar un sitio pagado por nosotros mismos. Con esto no quiero decir que queremos que Desarrollo Social nos banque un proyecto, pero si ellos propusieron los planes estaría bueno que más allá de las posturas políticas e ideológicas de cada movimiento cooperativista, entienda que somos trabajadores autogestivos. Y que cada vez que nuestro trabajo esté en riesgo de desaparecer, tenemos el derecho de salir a las calles a reclamar como cualquier trabajador. Mientras los medios y los gobiernos derechistas, y los que se dicen populares nos sigan llamando planeros, un prejuicio conducido por todos ellos para no tener el reconocimiento social y laboral, somos las manos de obra barata de todo el sistema laboral estatal. Este sistema de manejo que sostienen solo nos deja como rehenes de los vivos que viven del trabajo y esfuerzo ajeno".

Te puede interesar: Seamos miles.Hacia el 1° de Mayo: asambleas abiertas del PTS y actos del Frente de Izquierda en todo el país

LID: ¿Qué respuesta les da el municipio frente a esta situación?

Carla: "Respuestas del municipio jaja; el municipio no te reconoce como trabajador, si no perteneces a sus partidos sos enemigo. Lo único que le interesa al municipio es tener cooperativas para que tengan gente para sus campañas y votos en las elecciones. En época de campaña no somos cooperativistas y tampoco planeros, para el municipio somos militantes; por eso aprovecho e invito a cada cooperativista a que nos organicemos como cooperativas independientes porque acá las cosas se ponen peores y no nos salvamos solos!"

La realidad que cuenta Carla no es ajena a lo que viven las y los laburantes no sólo en Morón, sino a lo largo y ancho del país. En el propio municipio, la propaganda que difunden es la de un distrito “modelo”, ocultando que es cada vez más difícil llegar a fin de mes. La juventud precarizada tiene propuestas de trabajo propias de la esclavitud, las y los docentes cuentan cómo se desfinancia mes a mes la educación y cómo se vulneran los derechos de las y los niños y adolescentes, los docentes precarizados pelean por derechos laborales básicos que ni el gobernador de la Provincia Kicillof, ni el propio intentendente Ghi garantizan. ¿Qué “modelo” de municipio es este? Uno acorde a los mandatos del FMI en donde el ajuste en curso recaiga cada día más en las espaldas de los trabajadores, los sectores populares y la juventud. Como los propios diputados del PTS-FITu vienen denunciando: no hay salida para las y los trabajadores de la mano del fondo monetario internacional, con el que el gobierno nacional y la derecha acaban de pactar. Como dice Carla, la única salida es una que organice la fuerza de los laburantes, uniendo sus peleas, demandas y reclamos exigiendo e imponiendo en las calles a las centrales sindicales que dejen de mirar para un costado, para dar vueltas las prioridades.
Este sábado se va a realizar en Morón una asamblea abierta y jornada cultural junto a trabajadores, docentes y estudiantes para debatir estas realidades y cómo enfrentar el ajuste en curso.

******

Desde La Izquierda Diario queremos dar a conocer estas y otras denuncias de la realidad que hoy viven las y los trabajadores, las mujeres y la juventud. Somos parte de estas denuncias y acompañamos las distintas luchas en las calles contra el ajuste del FMI, el gobierno y la oposición de derecha. Escribinos para hacer tu denuncia y que se exprese la voz de las y los trabajadores.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias