Mundo Obrero

ATAQUES A LOS TRABAJADORES

Continúan las suspensiones en el 15,6 % de las empresas

El dato se desprende de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) para los meses de septiembre y octubre.

Lunes 14 de diciembre de 2020 | 11:32

Foto: Télam

En octubre, último dato oficial, a pesar de la flexibilización de las medidas de aislamiento y la reactivación de la actividad económica, el porcentaje de empresas con personal suspendido fue de 15,6 %. Ese número triplica la cantidad de firmas con suspensiones que había en el mes anterior al comienzo de la pandemia.

El dato surge de los relevamientos de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) para los meses de septiembre y octubre. "Las suspensiones han funcionado como uno de los mecanismos de ajuste del empleo asalariado registrado desde que se hizo sentir el impacto de la pandemia en la economía, sin embargo, se observa una reducción permanente desde el pico máximo registrado en mayo de 2020. En octubre de 2020, el 4,8% del empleo registrado del sector privado se encontraba suspendido. Esta incidencia de las suspensiones, aún mostrando un descenso respecto de los meses anteriores, continúa en valores elevados en relación a la serie histórica", sostiene el informe de la EIL.

Por otra parte el empleo privado registrado subió apenas 0,1 % en septiembre, desde el comienzo de la pandemia, destacó el director del Centro de Capacitación y Estudios sobre Trabajo y Desarrollo (CETyD) de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam), Matías Maito, al analizar el último informe elaborado por el Ministerio de Trabajo en base a datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y la EIL. Esta suba del 0,1 % además de ser ínfima no revierte la caída interanual. El empleo en octubre, medido con octubre del 2019 cayó 2,5 %.

En septiembre, si bien aún en bajos niveles históricos, se observó una variación positiva de 0,3 % de la población trabajadora asalariada, lo que representa la incorporación neta de 32,4 mil personas al trabajo declarado, acotó Maito a Télam. El dato no resulta demasiado alentador, teniendo en cuenta que en septiembre, el INDEC informó que el desempleo llegó al 13,1 % en el 2° trimestre de 2020, siendo el registro más alto desde 2004.

"El empleo registrado dejó de caer estrepitosamente, lo que estas cifras indican es que en septiembre se estaría dando por primera vez desde el inicio de la pandemia un leve crecimiento del número de asalariados, aunque sigue habiendo 180 mil trabajadores menos que tienen un empleo registrado respecto de los que había en febrero, es decir que la recuperación está siendo lenta", dijo el especialista.

Te puede interesar: Crece la desocupación en la Ciudad: en la zona sur llegó al 19%

Si bien en abril "la actividad económica estaba 26 % abajo en relación con febrero de 2020, en septiembre, continuaba aún 7 % por debajo de los niveles prepandemia". Según Maito, “casi 4 millones de personas que el año pasado tenían un empleo dejaron de tenerlo este año a mediados de 2020".

"Esto se relaciona con la situación inicial que tenía el mercado laboral en nuestro país cuando empieza la pandemia, con mucha precarización, empleos inestables, de baja calidad, no protegidos por las leyes laborales", agregó y sostuvo que la “situación de enorme precarización fue, tal vez, la principal responsable de que el impacto de la pandemia en el empleo haya sido tan fuerte".

Maito subrayó que fue muy diferente el impacto que sufrió el empleo registrado en relación con el no registrado: "Si uno compara qué sucedió con los empleos formales, protegidos por la legislación y por los convenios colectivos en relación a los empleos informales o con los trabajadores independientes, las diferencias son abismales", dijo.

"El empleo formal en nuestro país cayó 3 %, lo que es un número muy relevante, y que representa cerca de 250.000 trabajadores que tenían un empleo y dejaron de tenerlo en la pandemia. Sin embargo, este 3 % de caída del empleo formal contrasta notablemente con lo que sucedió con el informal, que cayó 43 %, así como el empleo independiente registró una baja de 27 %. De esas casi 4 millones de personas que perdieron su fuente de trabajo, el 86 % tenía un empleo informal o independiente, en trabajos precarios o inestables, dato que da cuenta de cuál fue el sector más afectado del mercado laboral en la Argentina durante la pandemia", especificó Maito.

Al ser consultado sobre los motivos que influyeron para que los empleos formales resultaran menos perjudicados que los trabajos no registrados, Maito dijo que "las políticas del Estado Nacional durante la pandemia tuvieron tres grandes ejes: por un lado, la doble indemnización, decidida antes de la pandemia; la prohibición de despidos, decidida ni bien se inicia; y por otro lado, el acuerdo entre la CGT y la UIA que luego es homologado por el Ministerio de Trabajo de la Nación que implicaba un mecanismo de validación de suspensiones con el pago del 75 % de los ingresos a los trabajadores que eran suspendidos".

Vale aclarar que estas medidas no surtieron gran efecto. La prohibición de despidos nunca se cumplió, como evidencia la pérdida de puestos de trabajo que el mismo Gobierno reconoce. El acuerdo para suspender y rebajar salarios, firmado por la CGT y la UIA y homologado por el Ministerio de Trabajo, fue parte del chantaje de las patronales contra los trabajadores, con el pretexto de mantener los puestos de trabajo.

Leé también: Plan Potenciar Trabajo: el Gobierno eliminó el IFE y propone empleo precario

Muchas empresas aprovecharon esta posibilidad, que el Gobierno y la conducción sindical traidora les habilitó sin siquiera demostrar tener verdadera crisis o dificultades para afrontar el pago de los salarios.

Según el Observatorio de despidos durante la pandemia de La Izquierda Diario, hasta septiembre el total de afectados por algún tipo de ataque a sus condiciones de vida desde el inicio del ASPO era de 5.511.387 trabajadores. De este total, 753.209 son trabajadores que fueron despedidos y 1.807.252 fueron suspendidos (de los cuales 1.740.859 también percibieron reducción en el salario); mientras que 2.950.926 sufrieron ataques al salario en sus distintas dimensiones.







Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    Suspensiones   /    Despidos   /    Desempleo   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO