×
Red Internacional
La Izquierda Diario

ESTADOS UNIDOS.Congreso estadounidense aprueba plan de estímulo de Biden por U$S 1,9 billones

El Congreso estadounidense aprobó este 10 de marzo de 2021 el plan de estímulo financiero impulsado por el presidente Joe Biden. Un ambicioso plan con el objetivo de frenar la lucha de clases.

Jueves 11 de marzo | 13:26

Joe Biden y sus aliados demócratas en el gobierno han obtenido con éxito su paquete de estímulo distintivo en el Congreso. A pesar de haber hecho muchos compromisos con la derecha a lo largo del camino, el paquete sigue siendo uno de los más radicales en la historia de Estados Unidos, con un total de 1,9 billones de dólares.

Pese al rechazo frontal de los republicanos, la Cámara de Representantes aprobó este 10 de marzo el paquete de alivio financiero valorado en 1,9 billones de dólares. El robusto plan impulsado por el presidente Joe Biden está destinado a hacer frente a las devastadoras secuelas de la pandemia en la economía estadounidense.

Te puede interesar Imponen una nueva ley que restringe el aborto en Arkansas

Un plan de “rescate de la nación” para aliviar la crisis económica por la pandemia de coronavirus, así lo denominó la bancada demócrata. El millonario estímulo financiero ya es una realidad y una primera gran victoria legislativa para el presidente Joe Biden.

Luego de semanas de debates y disputas, este miércoles 10 de marzo, la Cámara de Representantes dio luz verde al paquete de recuperación económica de 1,9 billones de dólares, después de que el pasado sábado el Senado hiciera lo propio. El resultado de la votación en la Cámara Baja fue: 220 votos a favor frente a 211 en contra.

Una vez admitido y revisado, el texto solo necesita la firma de Biden para que se convierta en ley. El líder demócrata tiene previsto plantar su sello este viernes: “Esperamos que esa entrega se produzca en algún momento de mañana y que el presidente lo firme el viernes”, adelantó la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Si bien anuncian el paquete como bote salvavidas para la crisis económica ocasionada por la pandemia, echarle la responsabilidad al virus es ocultar significativamente las tendencias económicas más amplias. La verdad del asunto es que la economía global en general y la economía estadounidense en particular nunca se recuperaron por completo de la recesión económica de 2008. Entonces, la devastación económica que se vive en EE. UU. es una parte de más de una crisis de arrastre. Biden debe tomar medidas cada vez más desesperadas para estabilizar una economía golpeada.

¿En qué consiste el plan de estímulo económico?

El objetivo del rescate financiero es sanar la depresión económica provocada después de un año de pandemia, que en Estados Unidos deja más de 29 millones de contagios y casi 529.000 fallecidos. La medida es la continuación de cinco proyectos de ley, por un total de 4 billones de dólares, que la Cámara Baja ha estado impulsando desde la pasada primavera, cuando todavía Donald Trump era presidente.

El nuevo impulso económico incluye cheques directos por 1.400 dólares –que podrían comenzar a entregarse a finales de este mes– para aquellos contribuyentes que cuenten con ingresos inferiores a 80.000 dólares anuales y de 2.800 para una pareja casada que declare su renta conjuntamente. Una ayuda que recibirán la mayoría de estadounidenses puesto que, durante el 2019, el ingreso medio por hogar era de 68.703 dólares.

El plan de rescate estadounidense amplía también las ayudas de desempleo hasta el próximo 6 de septiembre con bonificaciones semanales de hasta 300 dólares, sumados al programa estatal de seguro de desempleo.

Entre otros, este impulso aborda la creciente crisis de vivienda en Estados Unidos; ofrecerá subvenciones para ayudar a las pequeñas empresas golpeadas por la pandemia; proporcionará asistencia de alquiler a millones de familias e inquilinos afectados, así como asistencia sanitaria y ofrecerá créditos fiscales para menores de edad y estudiantes.

Te puede interesar La creciente influencia China en América Latina

Sin embargo, uno de los problemas del proyecto de ley de estímulo en general es que proporciona ayuda de manera desproporcionada a las familias de clase media en lugar de a las familias pobres. Además, no incluye el aumento del salario mínimo a $ 15 dólares que muchos habían prometido. Ni tampoco incluye la condonación de deudas que están golpeando fuertemente a inquilinos e hipotecados que están sufriendo un fuerte golpe.

También debe tenerse en cuenta que, si este paquete parece mejor que el promedio, es simplemente el resultado de la amenaza de la lucha de clases. En otras palabras, Biden está ofreciendo algunas concesiones preventivas a la clase trabajadora en tiempos de luchas económicas para acabar con cualquier potencial de luchas por lograr mejores condiciones de vida.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias