Enacom y empresas

Congelamiento tarifario en telecomunicaciones: un acuerdo que no es para muchos esenciales

Con bombos y platillos se anunció la suspensión de los aumentos en las tarifas de las telefonía fija y móvil y la tv paga hasta el 31 de agosto. Sin embargo, las empresas las aumentaron un 35 % en lo que va del año, sumado al 64% del 2019.

Mariela Pozzi

Trabajadora telefónica // Agrupación Violeta

Miércoles 20 de mayo | 11:26

El acuerdo firmado por las empresas y el director del Enacom, Claudio Ambrosini, quien durante años fue funcionario junto a Sergio Massa, se muestra como inédito y auspicioso. Incluso se planteó que durante la pandemia era un servicio esencial. Entre las empresas firmantes se encuentran Movistar, Telecom (Grupo Clarín), Claro, Telecentro, Direct TV y cooperativas provinciales. Pero veamos sus puntos sobresalientes.

Se “congelan” los precios de las tarifas desde el 1 de mayo hasta el 31 de agosto. Sin embargo, las tarifas vienen siendo aumentadas de manera sideral desde hace meses con un acumulado del 35% en lo que va del año, según denunciaron el mes pasado un número importante de asociaciones de defensa al consumidor. Durante el 2019 aumentaron cuatro veces y acumularon un 64%.

Para las personas que tengan dificultades económicas durante la cuarentena, se les propone cambiar de plan a uno prepago, reduciendo de esta manera la cantidad de los minutos para llamadas y los datos de conectividad. Confusamente se sostiene que no se va a cobrar el servicio de 0800 (hoy no se cobra), que los mensajes de textos sms y whatsapp no consumen datos (hoy tampoco) y que las aulas educativas se brindan de manera gratuita (servicio que ya se venía dando en algunas empresas).

Las empresas dicen que no van a ordenar despidos durante lo que dura el acuerdo. Pero, a cambio de eso el Enacom, junto al gobierno nacional, aceptaron que los monopolios de las telecomunicaciones no discutan paritarias, ya que si se reabre la discusión salarial, se cae el acuerdo. Las paritarias vencen en junio.

Como bien consta, las telecomunicaciones se han vuelto un servicio esencial y no solo por la pandemia. Es de primer orden discutir que sea una prestación eficiente y al servicio de los usuarios populares.

Pero, como en todas las demás medidas del gobierno frente a la emergencia económica, generada por la cuarentena, se beneficia a las empresas y no a los trabajadores y usuarios.

Miles de docentes y sus alumnos que no acceden a conectividad. Personas en situación de riesgo de contagio, que en aislamiento obligatorio no pueden costear los abonos. Trabajadores independientes que no están generando ingresos en la cuarentena. Empleadas y empleados que hacen teletrabajo y tienen que costear los servicios, insumos y herramientas. Ninguno de estos sectores fueron contemplados en la reunión del presidente del Enacom y Alberto Fernández. De lo contrario, se hacía evidente la necesidad tomar medidas determinantes en favor de los trabajadores y usuarios y permitir el accesos a los abonos de manera gratuita. Nunca está presente la perspectiva de afectar las ganancias de las empresas que son de las que más ganan en el país.

Y por casa cómo andamos…

Además del chantaje de no despedir a cambio de no aumentar salarios, en el acuerdo se ignoró el pedido de trabajadores de las empresas contratistas con respecto a los protocolos para cumplir sus tareas. Las empresas tienen trabajadores de primera y de segunda.

Desde un primer momento los tercerizados fueron (y son) obligados a sufrir más exposición a contagios de Covid 19, pues trabajan a producción.

Te puede interesar:
Para Telefónica-Movistar los trabajadores de las subcontratas no somos prioridad

Por otro lado, como denunciamos desde La izquierda Diario, son miles de trabajadoras y trabajadores que sufren las condiciones del teletrabajo. Alberto Fernández dijo que las telecomunicaciones son “un insumo para poder seguir trabajando”, pero es una actividad que aún no está regulada y las empresas se aprovechan de esa situación.
Los sindicatos deberían ponerse a la cabeza para exigir mejoras en las condiciones.

Te puede interesar: [Video] Teletrabajo en Telecom y Movistar: ¿beneficio para quién?

La agrupación Violeta de trabajadores y trabajadoras de las empresas de telecomunicaciones denuncian "Estos gigantes de las telecomunicaciones ganan fortunas y, aun con esta pandemia global, están incrementado sus ganancias de manera exorbitante. Si se mantienen en manos privadas, no podrán cumplir un rol colectivo, brindando una prestación social, que amplifique las telecomunicaciones al servicio de los usuarios que más lo necesiten, como por ejemplo en estos momentos los jubilados, las personas de riesgo, los docentes y los estudiantes".







Temas relacionados

#CuarentenaSinDespidos   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom)   /    Cablevisión   /    Telecomunicaciones   /    Claro   /    Movistar   /    Telecom   /    Tarifas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO