×
×
Red Internacional

La paritaria de AUBASA, la empresa estatal, está vencida y sus trabajadores no han recibido aumento hace más de un año. Se trata del corredor La Plata-Ciudad de Buenos Aires. ¿Hay además un trasfondo político?

Lunes 23 de agosto | 13:07

El Sindicato Único de Trabajadores de Peajes (Sutpa) comenzó el pasado viernes un paro por tiempo indeterminado un paro en las cabinas de la autopista que une la Ciudad de Buenos Aires con La Plata.

El motivo es la falta de respuestas al pedido salarial. Hace casi dos años no negocian paritarias en la empresa. Se trata de 2000 trabajadores y trabajadoras que prestan servicios en las cabinas y otros servicios de la Autopista.

El atraso en la negociación tampoco habla bien de la conducción gremial, que sí negoció paritarias con empresas privadas del sector.

En un comunicado denuncia que además la empresa incumple con otras demandas elementales. “Quienes vivimos de nuestro trabajo hoy vemos con gran preocupación e incertidumbre la depreciación de nuestro salario, en un contexto inflacionario que agudiza y agrava esta falta de acuerdo. También, y como parte de este claro desprecio por los derechos de los laburantes, no recibimos nuestra indumentaria de trabajo y hemos tenido que recurrir a la solidaridad de los compañeros de AUSOL y GCO para que nos donen ropa acorde a las tareas que realizamos”.

El conflicto, que pone sobre la mesa demandas elementales, también tiene sus condimentos políticos. AUBASA es una empresa estatal bajo la órbita de la gestión de Axel Kicillof.

Pero además está presidida por Ricardo Lissalde, quien responde a Sergio Massa. El titular de la Cámara de Diputados logró poner varios de sus hombres en puntos claves del sistema de Transporte. De hecho Lissalde viene de gestionar Trenes Argentinos Infraestructura.

Por eso no pasó desapercibido otra parte del comunicado gremial que apunta a los directivos: “exigimos al Estado Provincial que demuestre que le interesa el futuro de esta empresa y que la vuelva a transformar en lo que iba camino a ser, poniendo al frente de ella a funcionarios idóneos”.

El conflicto, que surge del malestar de esos 2000 trabajadores y trabajadoras con sueldos congelados y sin ropa de trabajo, marca algunas tensiones entre uno de los integrantes de la familia Moyano. Facundo, además, viene de renunciar a su banca de diputado en el bloque oficialista sin dar muchas explicaciones. Se espera que Hugo Moyano las brinde en los próximos días.

Lo cierto es que el paro es por tiempo indeterminado y ya ha generado la solidaridad de otros sectores del sindicalismo, como la poderosa CATT (sindicatos del transporte).




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias