Internacional

HOLOCAUSTO

Condenan a prisión a exguardia de un campo de concentración nazi en Polonia

El tribunal de Hamburgo condenó a dos años de prisión en suspenso a Bruno Dey, guardia del campo de concentración Stutthof en Polonia. Si bien se enmarca en años de juicios contra los participes del nazismo, las condenas a los altos cargos fueron pocos a 75 años de terminada la Segunda Guerra Mundial.

Jueves 23 de julio | 20:23

Foto: Bruno Dey entrando al juicio con su cara tapada. Crédito: Daniel Bockwoldt / POOL / AFP

El tribunal de la ciudad de Hamburgo, Alemania, condenó a dos años de prisión en suspenso a Bruno Dey, guardia del campo de concentración Stutthof en Polonia. Este es uno de los últimos capítulos de un juicio que comenzó con las audiencias de 17 de octubre de 2019.

Dey, que tenia 17 años cuando ofició de guardia en Stutthof, fue condenado por los crímenes que allí cometieron los nazis entre los años 1944 1945 y fue “declarado culpable por complicidad en 5.232 asesinatos e intentos de asesinato”, declaró Anne Meier-Göring, la presidenta del tribunal.

Durante el juicio, Dey en sus declaraciones se disculpó “ante aquellos que han pasado por este infierno de locura” y dijo que, a lo largo de los nueve meses del proceso judicial y después de unos cuarenta alegatos de los sobrevivientes, ha tomado conciencia de “toda la magnitud de la crueldad”.

La defensa del ex guardia argumentó que Dey no tuvo opción. Durante el juicio, él declaró que nunca “ha hecho directamente daño a nadie" y que nunca “se ofreció como voluntario para entrar en las SS o servir en un campo de exterminio”,contó.

Si bien la justicia alemana condenó a cientos de los que participaron en los crímenes aberrantes como parte del ejército u organizaciones como la Schutzstaffel (SS) o la Gestapo, estos juicios llevaron décadas, permitiendo que muchos nazis escaparan y murieran impunes o incluso se los liberara porque ya estaban muy avanzados de edad.

Además, la condena a los altos cargos militares no fue la regla. Está comprobado que muchos de ellos luego de terminada la guerra, siguieron al frente del ejército.

Por poner un ejemplo, en los famosos juicios de Núremberg se juzgaron únicamente a 24 jefes nazis, de los cuales, doce de ellos fueron condenados a muerte y ejecutados tras el proceso, siete penados con prisión, otro declarado inimputable e incluso tres fueron absueltos.

Muchos de los que fueron responsables de los campos de concentración y los horrores que allí se vivieron, jamás fueron llevados a comparecer por sus delitos. El Estado alemán derrotado, con el consentimiento de las potencias ganadoras, los salvaron de tener que pisar un tribunal, incluso al día de hoy.

Desde esta perspectiva, que la justicia lleve hoy a condenar a Dey por "5.232 asesinatos e intentos de asesinato", tiene por objeto librarse de cargo y culpa, mientras los grandes responsables materiales siguen impunes.

¿Historia pasada o actualidad preocupante?

Pero los lazos entre personajes de ultraderecha y los resabios de los nazis de los ’30 no son sólo cosa del pasado.

En los últimos años partidos de extrema derecha como Alternativa por Alemania (AFD, por sus siglas en alemán) ha tenido un fuerte incremento tanto en votos, como en movilización de fuerzas.

Estas agrupaciones neonazis, si bien se pudieron diseminar por todo Alemania, tienen epicentro en la parte oriental. Son grupos que pudieron establecerse en el este germano a principios de la década de 1990, apoyados por los servicios secretos, como demostró el caso de la célula terrorista de extrema derecha Resistencia Nacionalsocialista (NSU) hace unos años atrás.

Hoy día se descubrieron otras redes fascistas en las fuerzas de seguridad alemanas, que operan en la impunidad, muestra de que el nazismo, lejos de ser historia pasada, tiene un panorama muy actual y estructural dentrondel Estado germano.

El juicio a Dey se enmarca en años de juicios individuales, sin avanzar en condenar a todos los autores materiales e intelectuales que dieron forma a la Alemania Nazi. A 75 años de terminada la guerra, la justicia alemana sigue haciendo actos simbólicos, para salvar a los máximos responsables.







Temas relacionados

Holocausto   /    Nazismo   /    Polonia   /    Nazis    /    Segunda Guerra Mundial   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO