×
×
Red Internacional

En estos días, el equipo de salud copó la escena. En particular residentes y concurrentes porteños. Los y las residentes han conseguido gran parte de sus reclamos, pero aun faltan las demandas de los concurrentes ¿Quiénes son y qué hacen los y las concurrentes? ¿Cuáles son sus reclamos?

Los y las concurrentes celebraron como propio el triunfo de residentes de la semana pasada, pero aún su pelea por derechos básicos sigue en pie. Demandas históricas como tener un salario y una ART, la igualación del puntaje final de la concurrencia con el de la residencia y la “ficha municipal” (computando antigüedad como trabajadores del gobierno de la Ciudad), continúan sobre la mesa y con un amplio apoyo. El miércoles 23 de noviembre, tendrán una mesa de trabajo técnica con el ministerio de salud CABA. Allí la Asamblea CABA de Residentes y Concurrentes, que ya lleva 9 semanas de lucha, discutirá estos puntos con los funcionarios de Larreta y Quirós.

Te puede interesar: Por salario, condiciones laborales y la salud pública: una marea blanca recorre el país

Un concurrente es un profesional recibido y matriculado, que ha finalizado su carrera de grado y decide continuar su formación en el sistema público de salud. La concurrencia se define como “un sistema de capacitación profesional de posgrado en servicio” con un régimen de 20 horas semanales y sin remuneración alguna. Sin embargo, en las especialidades médicas muchos concurrentes generalmente cumplen casi la misma carga horaria que un residente, realizando tambien guardias. Así es que los concurrentes cumplen las mismas tareas que residentes, atendiendo a pacientes ambulatorios, internados, guardias, urgencias en distintos dispositivos y efectores ya sea en hospitales o CeSACs. Realizan todo tipo de atención, con pacientes pediátricos, ginecológicas, obstétricas, pacientes clínicos y también están a cargo de la atención, promoción y la educación para la salud, junto con las comunidades y con organizaciones sociales.

Actualmente son más de 600 concurrentes trabajando en la Ciudad de Buenos Aires y muchos servicios de atención se mantienen gracias a su trabajo. Un claro ejemplo es en el área de salud mental, donde el 80% de los psicólogos de todo el sistema de salud son concurrentes, otro ejemplo es el Centro de Salud Mental N°3 Dr. Arturo Ameghino, donde las y los concurrentes mantienen su funcionamiento ya que no cuenta con residentes. En el hospital Penna, el servicio de salud mental funciona gracias a ellos y ellas.

Para conseguir estos reclamos, las y los concurrentes están organizados de forma autoconvocada junto a los residentes dentro de la Asamblea CABA, donde deciden los pasos a seguir mediante asambleas. Si bien la lucha por salario y ART es histórica, también tuvieron que defender los cupos de concurrencias. En el 2021 el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió realizar un recorte de más del 50% de los cupos, pasando de ser 344 puestos a 153, sin recomponer dichos cargos con nuevas residencias. Esto no solo implicó un recorte en el sistema de formación público, también fue un recorte a la atención en salud para las y los pacientes del sistema público de la Ciudad, que ya se encuentra desbordado con largas listas de espera para poder acceder a un tratamiento.

Te puede interesar: La rebelión de la juventud que defiende la salud pública en tiempos de FMI

Es por eso que la lucha por el reconocimiento de sus derechos como trabajadores, también incluye la lucha por un sistema de salud público y de calidad para pacientes, como bien se ve en las muestras de apoyo que reciben en cada una de sus movilizaciones y acciones de lucha. Al no contar con derechos laborales, las y los concurrentes definen a dicho régimen como un trabajo precarizado, el cuál es cada vez más difícil de mantener ya que los profesionales deben contar, en muchos casos, con más de un trabajo rentado para llegar a fin de mes. La concurrencia así es trabajo gratuito, sin reconocimiento por parte del Gobierno porteño en este caso. Mientras se desfinancia la salud, en el presupuesto de la Ciudad la partida para “Pauta y Propaganda” de Larreta no para de crecer, como denunció la legisladora del PTS-FITU Alejandrina Barry.

Otro de sus reclamos es que, al finalizar la concurrencia (a pesar de tener que realizar un año más que las residencias), obtienen menos puntaje: mientras a una residencia se le otorgan 14 puntos, a la concurrencia se le reconocen solo 10 puntos. Esos puntos tienen valor para futuros concursos por el ingreso a puestos del sistema público de salud de la CABA.

Los profesionales que se han formado en medicina, luego continúan su formación con la concurrencia en alguna especialidad determinada como puede ser dermatología, oftalmología, infectología, entre otras. En cuanto a las especialidades no medicas, hay concurrencias para profesiones como psicología, psicopedagogía, trabajo social, terapia ocupacional, kinesiología y nutrición.

Residentes y concurrentes inundaron las calles de ambos blancos durante 9 semanas con paros y movilizaciones, en la cuales confluyeron con trabajadores de planta de los hospitales porteños y de hospitales nacionales como el hospital Posadas y el Garrahan y también con residentes de Nación y Provincia de Buenos Aires. Así en unidad lograron torcerle el brazo al gobierno de Larreta, que tuvo que comprometerse con un salario de $200 mil para los residentes de primer año y la mesa técnica de trabajo, para tratar las demandas de las concurrencias este miércoles.

Te puede interesar: Salud: importante jornada nacional de lucha con paro y movilizaciones

En la previa a esta reunión con los funcionarios porteños desde Asamblea CABA de Residentes y Concurrentes convocan al equipo de salud y la comunidad a una nueva “Noche de las Luces” para el martes 22 a partir de las 19:30 horas, en Callao y Corrientes. Y, para el mismo miércoles, llaman a una movilización y cese de actividades previo a la mesa técnica de trabajo para que puedan ser acompañados por residentes y por trabajadores de planta, demostrando una vez más la fuerza de la unidad del equipo de salud.

Los reclamos de salario, ART y por todos sus derechos laborales nuevamente se ponen sobre la mesa. Esa lucha es parte de la defensa de la salud pública y de quiénes la sostienen todos los días.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Concurrentes-profesionales-de-la-salud-Quienes-son-y-cual-es-el-reclamo