×
×
Red Internacional

Fue en el último día de la octava semana de lucha. El gobierno convoca a mesa paritaria el lunes y mantiene sus amenazas de no mejorar la oferta ni retrotraer descuentos sin recuperación de clases. La docencia tiene fuerza para vencer.

Viernes 30 de septiembre | 08:44

Cerca de las 10 de la mañana comenzaron a llegar las delegaciones de los diecinueve departamentos a la capital provincial, con una destacada participación de la oposición que llegó marchando a las puertas del Ministerio.

El reclamo por aumento de salario y en defensa de la educación pública, se escuchó con fuerzas, a pesar de las maniobras burocráticas de la conducción provincial de Alonso y Alesso, que cambiaron la fecha y convirtieron en concentración una movilización votada por las bases, sin ánimos de convocar a una acción que involucre al conjunto de la docencia.

La complicidad con el gobierno de Perotti no puede ser más clara. El mismo Pusineri lo confirma al declarar el día de ayer en varios medios que mantuvo reuniones informales con la Comisión Directiva Provincial, resaltando su colaboración al mocionar la aceptación de una propuesta que deja nuestros salarios muy por detrás de la inflación y bajo la línea de pobreza.

Pero la bronca se extiende por toda la provincia porque el ajuste no se aguanta más. Se nota en el bolsillo y en las caras de nuestros alumnos que llegan con hambre a escuelas que se caen a pedazos y no cuentan siquiera con gas.

Mientras Perotti y el gobierno nacional demuestran el desprecio hacia la educación pública, desde los barrios y otros sectores llega en apoyo, como del sindicato de Aceiteros que se solidarizaron en asamblea. Un ejemplo que debería extenderse en otros sindicatos que han sabido acompañar nuestra lucha como ATE, COAD, SADOP, SiPruS, La Bancaria, Correos, y todo el Movimiento Sindical Rosarino.

Esto sucede porque no solo somos los docentes los afectados por la inflación, los tarifazos y los recortes. Es el conjunto de las y los trabajadores quienes sufren las consecuencias de las políticas de los gobiernos, que día a día desnudan cuál es la prioridad: seguir beneficiando a los sectores más concentrados, los bancos, empresarios y sojeros. Es tan obsceno que en tan solo dos días Massa anunció que está dispuesto a regalar dólares a las multinacionales para importar cubiertas con tal de derrotar la lucha de los trabajadores del neumático. Y al día siguiente, el Frente de Todos, levantó la sesión programada en la cámara de Diputados para tratar la Ley de Humedales cediendo (nuevamente) al lobby de la Sociedad Rural.

¿Cómo no van a crecer las protestas sociales en Santa Fe y en toto el país? Las familias desocupadas, el movimiento ambienta, el personal de salud de la clínica Gomara en Villa Gobernador Gálvez... las y los trabajadores no estamos dispuestos a agachar la cabeza. Y los trabajadores del SUTNA y la docencia nos hemos transformado en “casos testigo”. Todos miran nuestra lucha. Los gobiernos y las patronales por un lado, conspirando para que no ganemos. Porque saben que del otro lado, también nos miran millones, pero con la esperanza contraria, que triunfemos, porque si ganamos nosotras y nosotros, demostraremos que se puede frenar el ajuste, pelearle a la inflación, hacerle frente a los gobiernos y a los empresarios. Esa es la importancia de nuestra lucha, y con orgullo la tenemos que llevar adelante.

Por eso, los sindicatos independientes a los gobiernos y combativos como Amsafe Rosario, tienen un gran desafío en esta ejemplar e histórica huelga que sigue en pie en Santa Fe.

Desde la Agrupación Marrón (PTS e independientes en el Frente de Izquierda) venimos planteando en todas las instancias, la necesidad de impulsar asambleas de base, es decir, espacios democráticos de discusión y decisión donde las y los compañeros que vienen siendo protagonistas de esta enorme pelea sean quienes puedan aportar, opinar y decidir, los pasos a seguir, formar comisiones para el Fondo de Huelga, de difusión y coordinación con otros gremios, o lo que se considere necesario. La única instancia donde miles y miles de docentes de base tienen alguna decisión son las votaciones de mociones, un método consultivo fundamental donde cada docente vale un voto y es un símbolo democrático de nuestro gremio. Pero es completamente insuficiente para un sindicato recuperado, independiente y combativo, más aún en un momento de lucha histórica que ya lleva ocho semanas y donde miles de compañeras y compañeros apoyaron nuestras mociones de lucha. ¿Pero cómo se construye esa lucha en el día a día? Solo impulsando instancias democráticas desde las bases, tanto por escuela y zona como generales, se puede pasar de la consulta a la participación activa, de la participación a la creatividad colectiva, de ahí a un gremio que salga fortalecido con nueva militancia en todo el territorio y nuevas ideas.

Por eso creemos que la semana que viene, no podemos aceptar que la conducción provincial se siente a negociar, como siempre, a puertas cerradas y a espaldas de las bases. Esa negociación nos tiene que encontrar movilizadas y movilizados. Si no hay una propuesta concreta el lunes mismo, hemos propuesto en la última reunión de delegadas y delegados, que se convoque una desobligación y marcha a la Plaza San Martín que culmine en una gran asamblea abierta donde podamos decidir los pasos a seguir.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias