×
×
Red Internacional

Integrantes de la Asamblea de vecinos envenenados por glifosato y los concejales se reunieron para charlar sobre la contaminación del barrio Nicole y otros aledaños, la responsabilidad de empresarios y de Espinoza. "Junto a organizaciones de trabajadores de la salud, docentes de la zona, vecinos, pelearemos por una ordenanza municipal y en las calles para defender la vida" declaró la concejal Natalia Hernández (PTS).

Liliana Vera IbáñezRedacción LID @liluzlisam / IG: @Pisotomia

Viernes 11 de febrero | 12:21
La Matanza: concejales del FIT-U se reunieron con familias contaminadas por Glifosato - YouTube

Los concejales Natalia Hernández ( PTS) y Juan Romero (PO), junto a familias contaminadas con glifosato, vecinos autoconvocados en defensa de las reservas de Laferrere y Virrey del Pino y docentes se reunieron en horas de la mañana. También estuvo presente Olga Ortigoza, de IS- FITU. "Hoy nos reunimos con vecinos de Virrey del Pino. Ellos viene movilizados, organizándose con docentes de la zona y vecinos y vecinas. Comenzamos a elaborar un proyecto de ordenanza contra la contaminación con agrotóxicos en el distrito" señaló Natalia Hernández."

"Desde la asamblea de vecinos se logramos mucho hasta ahora, por ejemplo que desde noviembre no haya fumigaciones en el campo. Y sabemos que estos pasos, estos espacios con los concejales del FITU, son importantes. Nos encaminamos en armar una primera ordenanza que acompañaremos de nuevas movilizaciones" dijo Érica Gebel, Asamblea de vecinos contaminados.

Hace pocos día los integrantes de la Asamblea convocaron a una jornada de bicicleteadea junto a vecinos autoconvocados en defensa de las reservas de Laferrere y Virrey del Pino, uniendo así dos puntos de lucha. Un paso más en la organización y sumar fuerzas. Su lucha es más que defender el ambiente: es defender la salud y el futuro para las próximas generaciones.

Te puede interesar:Virrey del Pino.Envenenados con glifosato en La Matanza: "Pedimos que nos dejen de fumigar"

Glifosato en La Matanza

Que habitantes del barrio e integrantes de la Asamblea de Vecinos Envenenados por Glifosato de La Matanza denuncian que existen varios campos privados que utilizan este y otros contaminantes para fumigar. En la zona hay tres campos, uno de ellos de 300 hectáreas ( al sur del Arroyo Morales) abarca los barrios de los kilómetros 35,36 y 37 de la RN·3, fumigan a cuatro metros de las viviendas, no tienen equipo de protección quienes trabajan allí tampoco. En la zona cercana a los campos donde los dueños fumigan con glifosato, viven cerca de 5000 personas en un radio de 10 cuadras. En esa zona hay tres escuelas que reúnen unos 3.400 alumnos que concurren de lunes a viernes. Todos expuestos a este veneno: EP 210, EEST 13 EEP76.

Érica y su familia se realizaron los análisis correspondientes en el área de Toxicología del Hospital Ricardo Gutiérrez, que mandó hacer estudios al laboratorio Farestaie de Mar del Plata. Estos determinaron que tienen glifosato intoxicándoles la vida. Lo que significa que pueden ser más las familias y estudiantes afectados y que aún no han recibido atención correspondiente. La contaminación en el distrito del intendente Fernando Espinoza es imposible de ocultar: desde Klaukol, el Ceamce, fábricas que vuelcan desechos tóxicos al arroyo Morales, hasta las fumigaciones y el rechazo a reconocer los humedales y reservas naturales.

Es preocupante la situación de la salud de los niños de la zona. Los agrotóxicos generan enfermedades a corto y largo plazo; no tienen tratamiento, se adhieren al tejido graso afectando al sistema nervioso central. Un reciente informe de la Sociedad Argentina de Pediatría “Efectos de los agrotóxicos en la salud infantil” enumera, entre otras consecuencias de las fumigaciones: cáncer, disrupción endócrina, enfermedades neurodegenerativas, trastorno del neurodesarrollo infantil, malformaciones congénitas, tumores cerebrales, disfunciones del sistema nervioso central, autismo, problemas cardiovasculares, trastornos de conducta, leucemia, hipotiroidismo, asma bronquial, trastornos reproductivos. El glifosato se trata de un herbicida que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es probablemente cancerígeno.

La pelea de los vecinos de La Matanza no es aislada: una cadena de luchas empezó a verse en todo el país en los últimos años. Chubut, el “Atlanticazo” en Mar Del Plata, donde hace pocas horas el juzgado federal de Mar del Plata dispuso suspender las tareas de adquisición sísmica a cargo de la petrolera Equinor, fuertemente repudiada por el movimiento ambiental.

En medio de una crisis económica, social y política de la magnitud que atraviesa Argentina, a los representantes del gobierno no les conviene que existan movimientos en las calles, independientes de los partidos del régimen y que cuestionen sus planes de saqueo y ajuste. Menos aún, movimientos que logren unir demandas de jóvenes y trabajadores. Es urgente construir un ambientalismo de las mayorías populares, con ejemplos que marcan un camino.

"Sabemos que solamente con mayor movilización en las calles podemos conseguir una ordenanza municipal. Junto a trabajadores de la salud, docente de la zona y convocando a todos los vecinos, el 26 de febrero ( 14 horas en la plaza de Oro Verde) queremos hacer una asamblea para presentar el proyecto, sumarse, para defender la vida y decirle no a la fumigación que privilegia el gobierno de la mano de los negocios empresarios" agregó Natalia Hernández.

Te puede interesar: Explotación petrolera off shore. Ordenan suspender la exploración sísmica en el mar bonaerense




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias