Política

FUERTE DENUNCIA DEL FIT

En medio de un fuerte rechazo, la Legislatura porteña aprobó la venta de Costa Salguero

Solo con el voto del oficialismo. Alejandrina Barry del FIT lo rechazó contundentemente “En la Ciudad se hacen torres y en la provincia countries. Así expulsan al pueblo de la ciudad mientras destruyen el medio ambiente”.

Jueves 8 de octubre | 18:35

Alejandrina Barry #CostaSalguero "Basta de favorecer grandes constructoras y grupos inmobiliarios" - YouTube

Hace mucho que una sesión de la Legislatura no tenía tanta audiencia, y no justo por algo bueno. Sino por el amplio y profundo rechazo que estaba detrás de la venta y entrega de terrenos costeros a las megaconstructoras que no solo daña el medio ambiente porteño, sino que es en beneficio de la especulación inmobiliaria en medio de una crisis habitacional que se profundiza. El resultado de la votación fue 35 a favor y 22 votos en contra, así se sancionaron las leyes como "primera lectura" y habilita al siguiente paso donde el proyecto ahora se debatirá en audiencia pública y luego se tratará en forma definitiva.

En esta sesión se trataron 3 proyectos de ley que habilitan el usufructo privado de tierras públicas, donde el caso mas relevante era la entrega de Costa Salguero a un emprendimiento inmobiliario, robándole el acceso al río a los porteños, con torres de lujo de diez pisos y un club náutico privado. Los otros proyectos tratan de convenios urbanísticos para elevar la altura permitida para futuras construcciones en predios de Puerto Madero, Villa Crespo y Palermo.

Hace años que en los pasillos se denominaba a la Legislatura porteña como “Escribanía Larreta” por los amplios negocios inmobiliarios, donde se cuentan entre 150 y 500 hectáreas vendidas a las grandes constructoras para realizar inversiones de lujo o directamente para la especulación en departamentos. Ahora como bien denunció Alejandrina Barry “Ya podríamos definir a la Legislatura como un kiosco que vende leyes y normativas a favor de los grandes empresarios inmobiliarios de las grandes constructoras”.

Mientras desde el oficialismo querían discutir rápido los pormenores de estas leyes, la diputada Barry las puso en contexto de la realidad: “La pandemia sacó a la luz problemas que ya existían y que se amplificaron que son el hacinamiento, la falta de vivienda y de suministros de los servicios básicos y el tema ambiental de la falta de espacios verdes. Pero como si esto no fuera un problema grave y urgente, hoy en esta legislatura está discutiendo tres convenios urbanísticos que son puros negocios”.

Estos temas tan importantes que conllevan una gran preocupación entre los porteños no pueden ocultarse y para ello es necesario desenmascarar los falsos discurso. Así fue que Barry arremetió contra los legisladores cambiemitas, “Llama la atención que cambiemos mientras en el congreso nacional sigue diciendo que lo único que se puede discutir son cuestiones relacionadas con la pandemia. Acá en la Legislatura solo se debaten puros negocios”.

Pero no se quedó ahí, sino que arremetió contra los opositores que hoy denuncian este negociado pero que les permitieron decenas de negocios a la “Inmobiliaria Larreta” y recordó “Me llamo la atención un tuit de la diputada Cerrutti del Frente de Todos que hoy se indigna pero cuando fue legisladora aquí votó en el 2015 una ley que posibilitó toda la privatización de las tierras públicas y la creación de la Agencia de Bienes que fue cuando se le dio el nombre de Inmobiliaria a la Legislatura”.

A lo que agregó luego todas las votaciones donde los legisladores del FdT le posibilitaron a Larreta más venta de tierras en la Ciudad como “las concesiones del parque Thays, plaza Hussein, la venta de 37 hectáreas en el parque Costanera, entre otras. Y una que a mi me llamó mucho la atención que fue la venta de 45 hectáreas en Lugano para la construcción de un campo de golf al lado de un barrio carenciado, después de que los vecinos habían sido reprimidos en el Barrio Papá Francisco. Me parece que en la vida hay que ser más coherente”. La antesala de esta Ley que habilita al emprendimiento de Costa Salguero, que fue la votación en el 2018 del llamado Distrito Jóven, también fue votado por el Frente de Todos.

Uno de los problemas que conlleva este negociado se refiere al impacto ambiental, tan criticado en estos días, ante esto Barry denunció “en el medio de la crisis ecológica que estamos viviendo un proyecto que le gana espacio al río que vaya contra los espacios verdes solo se lo puede ocurrir a este Gobierno. Sin hablar del derecho elemental a poder ver el río, a poder ver el horizonte que no sea solo un derecho para los ricos, sino que sea un derecho para el conjunto de la población”.

La falta de vivienda no sólo es en la Ciudad, sino en todo el AMBA

Una de las enseñanzas que reflotó la pandemia es la necesidad de no ver a la Ciudad aislada, sino en un entorno que es todo el AMBA, a esto se refirió Barry cuando trajo a la sesión el otro gran tema de la vivienda que hoy tiene su epicentro en la ciudad de Guernica en la provincia de Buenos Aires.

Así lo explicó Barry “La especulación inmobiliaria hace que esta ciudad sea cada vez más expulsiva, porque el objetivo de la especulación es la inversión de los grandes capitalistas, en viviendas que luego quedan vacías, haciendo que se revalorice el valor de las tierras y se hace imposible alquilar, no solo a los sectores populares sino incluso a las clases medias”.

Y tomando el conjunto del AMBA, Barry fue más allá y dejó planteado un tema central “Larreta empuja de la ciudad, los intendentes del conurbano también empujan y así la población de bajos recursos o laburante llega al tercer o cuarto cordón de la provincia. En la Ciudad son torres y en la provincia son countries y barrios de lujo. Muchos de esos construidos sobre humedales si queremos hablar del problema del medio ambiente también. Porque lo que divide acá no es la General Paz como lo mostró la pandemia, sino que es la clase social”.

Estos conceptos fueron luego tomados por otros legisladores opositores a esta ley, sin embargo, Barry y el Frente de Izquierda fueron los únicos que trajeron a colación las represiones en las tomas de tierra por vivienda en la provincia gobernada por el Frente de Todos.

Así es que Barry fue quien trajo su apoyo a las familias que se encuentran en la toma de Guernica a la Legislatura porteña, denunciando la extorsión que sufren esas familias viviendo en medio de la nada con el miedo de la represión policial y se despachó contra el fiscal de la causa Juan Cruz Condomí Alcorta, que denuncia a las madres de la toma de “usar a sus hijos como escudos ante una posible represión”.

Decía Barry, quien además de diputada del FIT es hija de desaparecidos “El Tigre Acosta también decía sobre mi madre desaparecida, que me usaban de escudo e incluso que escondía armas en mi cuna y con esto hacían una campaña demonizando a mis viejos. ¿Cuál es la diferencia con lo que ahora dice este fiscal? Ustedes tienen que bajar las armas, porque en esto no hay grieta, basta de demonizar madres que solo buscan una vivienda para sus hijos”.

La falta de vivienda es una problemática de los laburantes y sectores populares que se profundiza día a día, de un lado y del otro de la Gral. Paz, a causa de la especulación inmobiliaria, con torres de lujo o countries. Por eso al finalizar la sesión el bloque del Frente de Izquierda se hizo presente en la movilización en apoyo a quienes tomaron en sus manos la resolución de la vivienda y que hoy sufren amenazas, aprietes y represión.







Temas relacionados

Ciudad de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO