×
×
Red Internacional

La lista Verde logró 2301 votos sobre 5165 afiliados. Pero hay más de 12.000 trabajadorxs de todo el gremio de Capital y Gran Buenos Aires. Con 898 votos, las dos listas opositoras mostraron un importante rechazo a la conducción. Daer está en el STIA hace 40 años. Esa oposición se vio en las grandes y, sobre todo, en las pequeñas y medianas fábricas. 2000 trabajadores se abstuvieron de votar.

Rodolfo Daer se convierte así en un dirigente privilegiado. Con poco más de 2000 votos, o sea el 17,5% de la totalidad de trabajadorxs, ya que 210 votos son de los empleados de la Obra Social y el Sindicato, que tienen optar por votar por su propio empleador, se convierte en dirigente no solo del conjunto del STIA Capital y GBA, sino que sigue como delegado paritario de la Federación de la Alimentación, que tiene alrededor de 70 mil trabajadorxs en todo el país. Y como si fuera poco, sigue en la directiva de la CGT, que dirige a unos 4 millones más, contando los que tienen la suerte de estar en blanco. Semejantes puestos (¡y sueldos!) basado en…2000 votos! Solo en Mondelez Pacheco, sacando poco más de la mitad de esos votos se elige la Comisión Interna. Deberían exigirle a Daer un lugar en la Confederal de la CGT.

Finalmente, este miércoles 29/9 se llevaron adelante las elecciones del sindicato de la alimentación (STIA Capital y GBA). Según la Junta Electoral de STIA, el resultado final fue: 2301 (71,17%) para la lista Verde, 473 (15,19%), para la Lista Celeste y Blanca y 425 (13,18%) para la Lista de Unidad Bordó, Transparente, Naranja y Blanca y Negra.

Todos los números de la elección, salvo los que pudieron fiscalizar las listas que fueron contra Daer, son “puestos” por Daer y su Junta Electoral.

Desde la Lista de Unidad que encabezó la histórica Lista Bordó se denunció las maniobras fraudulentas y antidemocráticas de todo tipo, con padrones inflados con trabajadores que no trabajan en las fábricas de la alimentación y fallecidos. En este caso se identificaron 587 personas, que se presentaron ante el Ministerio de Trabajo, después de una labor que se llevó adelante por el esfuerzo militante de las agrupaciones que fueron unidas a llevar las propuestas de la lista opositora a las fábricas del gremio. A pesar de que también se denunció a la Junta Electoral, ésta las mantuvo en los listados de afiliados.

Al comenzar la elección, el fraude estaba en marcha. Además, los listados de votantes fueron presentados unos días antes de la elección, cuando el mismo estatuto marca que los tienen que presentar 30 días antes de la fecha. Sumado a todo esto, no dejaron entrar a horario a fiscales que a pesar de tener toda la documentación requerida (Art, DNI, carnet de fiscal) a las fábricas donde se desarrollaba la elección. Una vez que los dejaron entrar ya había votado más de la mitad de los trabajadorxs. También, informaron mal el horario de apertura de urnas en varias fábricas, y cuando se presentaron los fiscales, ya había empezado la elección.

En el marco de una abstención muy grande donde voto el 62% del padrón, las listas que fueron contra Daer sacaron 898 votos sumadas, el 28% que hubieran logrado tener la minoría del STIA. Sin embargo, esta unidad fue rechazada por la lista encabezada por Jorge Penayo, la Celeste y Blanca (CyB), que sin fundamento alguno rechazó el llamado a unidad de las 4(!) listas que fuimos unidas para enfrentar a la Verde.

Dos días antes de la elección, la CyB sacó un volante donde decía que habían hecho un llamamiento de unidad a la Verde de Daer para fortalecer el gremio, rechazado por la Verde, a lo cual la CyB le recriminó por no llevar la unidad que lograron en el Frente de Todos al plano sindical. Esta confesión de parte nos relevaría de aportar pruebas. Sin embargo, explica muy bien porque la oposición fue dividida. Si Jorge Penayo y la Celeste y Blanca llamaron a Daer para fortalecer el gremio, es lógico que no se quieran unir a las demás listas opositoras para lograr ganar el sindicato o una oposición de Congresales porque esto debilitaría a Daer. Por este motivo, para que Daer no salga debilitado, la Celeste y Blanca y Penayo se negaron a unificar fuerzas, logrando el objetivo de que no haya congresales de la oposición que le marquen la cancha al legendario entregador de derechos y conquistas obreras, además de cerrador serial de fábricas dejando miles en la calle, Rodolfo Daer.

La lista de Unidad, llevó como candidato a Secretario General a Javier “Poke” Hermosilla de Mondelez Pacheco, basó su campaña en la necesidad de lograr una oposición fuerte que logre tener congresales para “marcarle la cancha” a Daer y la Verde y resistir los ataques patronales, demostrando que en los años que hubo oposición se lograron los aumentos paritarios por encima de la inflación, como reflejamos en La Izquierda Diario.

Fue un gran paso adelante haber logrado la unidad de las 4 listas opositoras que realmente se proponen recuperar el STIA para recuperar todo lo perdido en la era de la burocracia Verde, amiga de todos los gobiernos, sean macristas o peronistas.
La lista Unidad ganó en las fábricas Felfort y La Dolce, y también en Mondelez Victoria, aunque el resultado no lo diga así, ya que 6 fiscales de la Lista Unidad de la planta Victoria no pudieron votar en las fábricas donde fiscalizaron, otro de los aspectos anti democráticos de la Junta Electoral puesta por la Verde.

En Mondelez Pacheco, ganó la verde por primera vez en muchos años, con 258 votos, segundo la lista CyB con 245 votos y luego la Lista de Unidad, con 119, sobre todo en base al extendido clientelismo y extorsión que la burocracia de Daer ejerció sobre los trabajadorxs. En el último tiempo la patronal de Mondelez y la Verde crearon una “bolsa de trabajo”, incorporando a unos 300 jóvenes compañerxs que se encuentran con modalidad de contratados, es decir, precarios, los cuales la mayoría son familiares de lxs trabajadorxs efectivos.

El chantaje permanente de la empresa y la Verde que amenazaba a madres, padres y parientes que no quedarían efectivos sus familiares si no ganaba la lista del millonario Daer (gana alrededor de $500.000 por mes) hizo su trabajo. Desde la Bordo históricamente se tiene una política de unidad de efectivos y contratados, e imponer con las asambleas y la lucha el pase a planta permanente, como pasó en el 2007/8, donde cientos de jóvenes contratados saltaron los molinetes y se impuso la efectivización a la patronal (y la lucha a la Verde).

En un contexto nacional de casi el 50% de pobreza, con un 12% de desocupación en el Conurbano Bonaerense, con una situación de precariedad extendida en la clase trabajadora y bajos salarios y jubilaciones, y pasividad absoluta de la CGT hicieron mella en la voluntad de los trabajadrxs. Los contratos de lxs jóvenes compañerxs vencen en octubre. Está por verse si se cumple la promesa de trabajo efectivo.
En este marco, los votos a la lista de Unidad, en las fábricas más grandes como en Mondelez Pacheco, Victoria y en Felfort, muestran un importante sector que se planta ante los avances de las patronales y las traiciones y entregadas de Daer y la Verde.

En las fábricas medianas y pequeñas hubo muy importantes votaciones a la Lista de Unidad. Como ya se dijo en fábricas como la Dolce, en Grand Bourg se ganó con el 46% de los votos. Y se logró el segundo lugar en fábricas como Leiva Croni (oeste) con el 35,7%, Trio (oeste) 28,8%, Energy San Justo con 26%, 5 Hispanos (Oeste) 25,3% y Neosol (sur) con el 24%. Estas fábricas están en muy malas condiciones de trabajo y salariales, con delegados más propensos a obedecer a las patronales que a luchar por los derechos de lxs trabajadorxs, donde se nota la bronca contenida de hace años, y sobre todo, donde hay una juventud obrera que expresó su descontento.

Unas 30 fábricas no se pudieron fiscalizar por las listas Unidad y la CyB, por lo cual esos números son pura responsabilidad de la Verde y su Junta Electoral, llena de denuncias de fraude.

Lo que viene

En diferentes medios, ya adelantan que Rodolfo Daer se propone negociar un nuevo convenio de acuerdo a los “cambios tecnológicos”. Lxs trabajadores de la Alimentación ya conocen lo que significa eso en boca de este verdadero neoliberal que acordó todas las reformas flexibilizadoras en los años 90: más ataque a las conquistas y derechos. La reforma laboral es exigida hoy por las patronales, el FMI y la derecha, a la cual la CGT y el STIA dejan correr ya de hecho en numerosos gremios, como en el SMATA, que está negociando la reforma en la multinacional Toyota.

La Lista Unidad logro un apoyo muy importante, entre candidatos, avales (400 entre ambos) y un reconocimiento de los trabajadores en todo el gremio. Una gran militancia y esfuerzo que ahora se organiza y busca extenderse porque hay que prepararse para enfrentar estos ataques que están por venir.

*Javier Hermosilla, candidato a secretario general.
*Lorena Gentile, candidata secretaria gremial.
*Gabriel Fernández, candidato secretario organización.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias