Política

FEUDO PERONISTA

Con Pietragalla en Formosa, Insfrán “recapacitó” y liberó gente de centros de aislamiento

Asediado por denuncias de tratos inhumanos y degradantes a cientos de personas con la excusa de la pandemia, y en medio de la visita del secretario de Derechos Humanos de la Nación, el Gobernador del Frente de Todos decidió mandar a sus domicilios a mucha gente que llevaba semanas encerrada en escuelas sin siquiera tener covid-19.

Jueves 28 de enero | 10:39

Este miércoles el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, viajó a Formosa junto a una comitiva del área que conduce. Su objetivo, según dijo, era “obtener información sobre la situación actual de la provincia en materia de derechos humanos y garantizar que se implementen todas las medidas necesarias para su protección” en el marco del coronavirus.

A la mañana se reunió con los ministros provinciales Jorge González (Gobierno), Aníbal Gómez (Desarrollo Humano) y con el jefe de Gabinete Antonio Ferreira. Posteriormente tuvo un encuentro a solas (solo difundieron una foto) con el feudal gobernador formoseño Gildo Insfrán.

Por la tarde recorrió los llamados “centros de aislamiento” instalados por el Gobierno en la Escuela 224, en el Centro 17 de Octubre, en Cincuentenario y en la Fundación Racimo, “para escuchar a todas y todos los que allí se encuentran”, insistió. Y anunció que este jueves se reuniría con organismos de derechos humanos de la provincia, diputados de la oposición y con un grupo de curas.

El arribo de Pietragalla a la provincia del norte argentino se dio semanas después de que aparecieran las primeras denuncias contra los brutales métodos de aislamiento y las condiciones de retención (¿detención ilegal?) que venían sufriendo cientos de personas en el marco de medidas “sanitarias”. En muchos casos las denuncias se viralizaron y demostraron que a mucha gente que no estaba contagiada se la privó de su libertad (superando incluso el tiempo de una “cuarentena” normal) y hasta se la trató de forma inhumana y degradante.

Además, en los últimos días se produjo la detención de dos concejalas, Gabriela Neme y Celeste Ruiz Díaz, por manifestarse frente a uno de estos centros de aislamiento sanitario. Un hecho que motivó el repudio generalizado de todo el arco político nacional.

Leé también La Formosa de Insfrán: postales y cifras de la provincia que el peronismo defiende sin fisuras

Como se recordará, durante los últimos meses de 2020 Insfrán también fue denunciado por dejar varadas a cientos de personas a la vera de la ruta sin dejarlas regresar a sus hogares luego de ingresar a la provincia. Todo con la misma excusa, el supuesto protocolo provincial para combatir la pandemia.

Violación de derechos humanos

Horas antes de que el secretario de Derechos Humanos pisara Formosa, organismos como Amnistía Internacional y la Comisión Provincial por la Memoria (CPM, que preside Adolfo Pérez Esquivel) expresaron preocupación y le pidieron explicaciones al Gobierno nacional sobre la situación en la provincia gobernada por el Frente de Todos.

Es que, de acuerdo a información oficial, había hasta ayer 3.094 personas alojadas en los centros de aislamiento, pero los casos de Covid-19 activos en toda la provincia apenas superan los 600.

“Los testimonios que recibió Amnistía Internacional muestran la vulneración de derechos a los que son expuestos los ciudadanos formoseños. El modo en que se viene implementando la cuarentena estricta bajo custodia de las autoridades de Formosa no lo observamos en ningún otro lugar del país (...) La pandemia no debe ser una excusa para que los Estados violen derechos humanos”, sostuvo Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

El lunes la CPM, en su carácter de integrante del Sistema Nacional de Prevención de la Tortura, había remitido un pedido de informes al ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, “para conocer detalles sobre la cantidad de ciudadanos bonaerenses alojados en los centros” formoseños y sobre el funcionamiento de los mismos. Además solicitó conocer “las resoluciones administrativas que reglamenten el funcionamiento de estos dispositivos, los protocolos seguidos en cada lugar de alojamiento y los criterios de clasificación y funcionamiento”.

Leé también Tras el fuego de Guernica, triste aval del secretario de Derechos Humanos a la represión

Liberaciones

Sobre la medianoche del miércoles, empezó a conocerse la noticia de que muchas de las personas retenidas de forma irregular por el Gobierno de Insfrán con la excusa de la pandemia empezaron a ser liberadas y conducidas a sus domicilios.

Sonia, por ejemplo, estaba retenida hacía 22 días en la Escuela 624 de la capital provincial. Cerca de la medianoche, tras la visita de Pietragalla, un patrullero la sacó del establecimiento y la llevó a su casa. Entrevistada por el canal TN, relató que en todo ese tiempo le hicieron cinco hisopados, todos con resultados negativos, pero que sin embargo no la dejaban ir a su domicilio.

“Supuestamente un aislamiento es por 14 días, pero a nosotros nos tuvieron más supuestamente porque había más casos positivos. Gracias a que vino el secretario y estuvimos hablando, se aceleró un nuevo hisopado para hoy a la tarde y hace un ratito un oficial nos mandó un mensaje al WhatsApp diciendo que teníamos todo negativo y nos daban el alta”, dijo Sonia con emoción.

La mujer pasó los 22 días sola dentro de un aula de la escuela (en otras aulas había hasta tres personas). Si bien aclaró que durante su cautiverio los trataron “bien”, remarcó que ni siquiera la dejaban “salir al patio” a tomar aire y que sólo les daban cinco minutos por día para darse una ducha.

Según algunas versiones, la Escuela 224 de la capital formoseña podría dejar de ser directamente centro de aislamiento luego de haberse convertido en un triste ejemplo de centro de detención.

Pacto con la Rosada

El “cambio de actitud” de Insfrán tras la visita del secretario de Derechos Humanos de la Nación fue demasiado obvio. Con una lluvia de denuncias por violaciones a derechos humanos encima y con el tema en primera plana de muchos medios nacionales opositores al Frente de Todos (como los del Grupo Clarín), algo debía hacer.

Pese a insistir al comienzo de la semana que todas las acusaciones no eran otra cosa que "una falaz campaña contra Formosa", finalmente el Gobernador decidió dar una señal de "recapacitación" y ordenó la liberación de decenas de formoseñas y formoseños.

No se conocen detalles de la conversación que tuvo con Pietragalla, ambos del mismo frente político que encabezan Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. Pero a la luz de los hechos, queda claro que algún pacto hicieron para que, en cuestión de horas, Insfrán haya decidido empezar a descomprimir los centros de aislamiento.

Sonia, la mujer que pasó 22 días encerrada en un aula pese a cinco hisopados negativos, dijo que, cuando habló por la tarde con Pietragalla, éste “no supo responder a las preguntas” que le hacían las víctimas del encierro compulsivo. “Dijo que lo que está haciendo el Gobierno está bastante bien, porque nos está protegiendo del virus y de qué nos quejamos si en la escuelas estamos bien… Parecía más preocupado por sacarse fotos que por otra cosa”, sentenció la mujer mientras llegaba a su domicilio en un patrullero, ya entrado el jueves.







Temas relacionados

Covid-19   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Frente de Todos   /    Horacio Pietragalla   /    Amnistía Internacional   /    Derechos Humanos   /    Secretaria de Derechos Humanos   /    Comisión Provincial por la Memoria (CPM)   /    Gildo Insfrán   /    Formosa   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO