Medios de comunicación

MEDIOS Y POLÍTICA

Con Myriam Bregman de invitada 678 tuvo alto rating

En su anunciada retirada el programa kirchnerista invitó por primera vez a la diputada y referente del FIT. La alta medición demuestra que el debate, si es real, atrae a la audiencia.

Daniel Satur

@saturnetroc

Martes 1ro de diciembre de 2015 | Edición del día

El programa completo se puede ver acá

No es novedad que 678 fue marca registrada del ciclo kirchnerista que llega a su fin. No sólo por ser un programa basado en la propaganda y justificación permanente de todos los actos del gobierno de Cristina Fernández (aún de sus medidas más antipopulares y nada “progresistas”). También fue un ícono de la década en la que el debate político y la pluralidad de voces fueron sistemáticamente boicoteados por las usinas periodísticas oficialistas.

La semana pasada el periodista Eduardo Anguita, identificado con el proyecto kirchnerista (al punto que dirigió durante años el semanario Miradas al Sur del Grupo Szpolski) reconoció en el programa Intratables que “en 678 se abusó de las descalificaciones personales. Y eso intoxica. Yo conocí 678, fui muchas veces. Fui hace poco y les dije ’miren, muchachos, inviten gente distinta, hagan otra cosa’. Recibí después infinidad de mensajes de gente que me decía ’sos un traidor’”.

La definición de Anguita puede ayudar a entender por qué 678 vivió sus momentos de mayor captación de audiencia cuando, muy excepcionalmente, abrió el debate convocando a voces no kirchneristas. Y, mirándolo desde otro lado, también el dato sirve para comprender por qué el kirchnerismo en general y este programa de la TV estatal en particular le huyeron como a la peste al debate franco y directo con otras ideas. Sobre todo, con las ideas que siempre lo cuestionaron por izquierda y desenmascararon en más de una oportunidad las falacias y camuflajes del “relato”.

El último domingo, sin embargo, 678 se “animó” a hacerle caso a Anguita e invitó a debatir a Myriam Bregman, la diputada nacional del PTS y el Frente de Izquierda y abogada del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH). Una referente de muchas peleas políticas y sociales que enfrentaron directamente al gobierno kirchnerista en la última década. Y, oh casualidad, el rating de 678 pegó un salto como pocas veces sucede.

El programa obtuvo 7.5 puntos según la empresa de mediciones de audiencias Ibope, un número que triplica el promedio habitual del ciclo, ubicado en los 2.7 puntos.

Vale aclarar que desde el año pasado el gobierno junto a la Universidad de San Martín impulsan el Sifema, el Sistema Federal de Medición de Audiencias que compite con la brasilera Ibope. Obviamente los registros del Sifema siempre le dan más elevado puntaje a los programas de los medios estatales. Lamentablemente al cierre de esta edición el Sifema no había publicado las mediciones correspondientes al último domingo. Pero a juzgar por comparación de ratings anteriores es posible conjeturar que para la medidora estatal el programa haya superado los 10 puntos.

El excepcional elevado rating del programa del domingo, con Bregman como invitada, es fácilmente comprobable comparando los programas anteriores que merecieron la mayor antención de la audiencia. Por caso, se puede ver que cuando al programa concurrió el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, o en las emiciones inmediatamente posteriores a hechos políticos relevantes como las elecciones generales del 25 de octubre, el debate presidencial o el balotaje del 22 de noviembre; las mediciones distaron mucho del rating alcanzado con la visita de Bregman.

El 21 de junio, después de “comerse el sapo” de que Cristina cerrara filas con el gobernador bonaerense y conformaran la fórmula presidencial con Carlos Zannini, 678 invitó a Daniel Scioli. Al mismo que había catalogado, poco tiempo antes, como el “candidato de Clarín y los fondos buitres”. Ese programa, según Ibope, tuvo 4.1 de rating. Y según Sifema 5.51.

Un programa que “anduvo” fue el del 18 de octubre, cuando estuvo el ministro Axel Kicillof de invitado. Según Ibope ese programa, con uno de los invitados estrella del ciclo, obtuvo 7.7 puntos. Y según Sifema, 10.73.

El lunes siguiente a la primera vuelta, el 26 de octubre, 678 midió 3.4 según Ibope y 5.31 según Sifema.

La noche del debate entre Scioli y Macri, el 15 de noviembre, el programa “especial”, con un par de decenas de analistas en el estudio, obtuvo 3.5 puntos según Ibope y 4.25 según Sifema.

Y el programa posterior al balotaje, que se emitió recién el miércoles 25, marcó 4.3 puntos según Ibope y 5,85 según el Sifema.

Como se ve, el programa con Myriam Bregman resultó de los más vistos. Y justo fue el programa en el que varios de los panelistas de 678 se quedaron en silencio frente a las intervenciones de la diputada nacional del PTS-FIT, cuando no se pasaron para el otro lado y mostraron su costado más enervado e intolerante, como el ex PC Edgardo Moca.

Será que el debate no les cayó nunca bien, aunque mida mejor que la obsecuencia o la autojustificación. O que, como dijo sabiamente Anguita, de tanta “intoxicación” no se puede pensar en hacer otra cosa.

Nota: para tener una referencia, según los últimos estudios realizados, 1 punto de rating representa aproximadamente a 100 mil personas.







Temas relacionados

678    /    Myriam Bregman   /    Kirchnerismo   /    Medios de comunicación   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO