Salud en lucha

Comodoro Rivadavia: Trabajadores de la salud del Hospital Regional votan rechazar el pago de la deuda

Ante la nueva propuesta de Arcioni de pagar la deuda salarial con bonos, se desarrollaron movilizaciones durante toda la semana. En Comodoro una olla popular de las y los trabajadores de la salud del Hospital Regional junto a docentes de ATECh Sur. La ciudad es, además, la capital de los contagios de COVID 19 con más de 330 casos sobre 400 en toda la provincia.

Sábado 15 de agosto | 20:02

Mientras la pandemia de Coronavirus se acelera en Comodoro Rivadavia y la zona sur de Chubut, las y los trabajadores del Hospital Regional junto a otros trabajadores de la salud ganaron las calles contra los atrasos salariales -incluido el medio aguinaldo, que todavía no tiene fecha de pago- y la propuesta realizada por el Gobierno provincial que quiere cancelar la deuda salarial con bonos.

La medida votada en asamblea también se pronunció por rechazar el pago de la deuda pública y pidió por la investigación del destino de los fondos. También se manifestó en contra de la criminalización de la protesta social y expresaron su solidaridad con los trabajadores procesados.

Te puede interesar: En primera línea: asamblea nacional de trabajadores de la salud

Los acreedores de la provincia están más que felices al escuchar la propuesta del ministro de Economía Oscar Antonena, realizada a menos de una semana donde el 96% de las y los legisladores provinciales de Chubut al Frente, Chubut Somos Todos y Juntos por el Cambio votaron la refinanciación de la deuda ilegal, ilegitima y fraudulenta de la provincia, igual que hizo el gobierno nacional de Alberto Fernández.

Las conducciones sindicales de todos los sindicatos estatales, aunque rechazaron de palabra la propuesta, pidieron que en la próxima reunión el gobierno explique mejor, abriendo la puerta a que se acepte este nuevo ataque al salario. No podemos permitirlo.

La primera línea, los esenciales de la salud, al frente de enfrentar la pandemia y al ajuste de Arcioni

Las y los trabajadores de la Salud de la provincia, como en toda Argentina y en el mundo, son quienes enfrentan día a día las consecuencias de los planes neoliberales que se aplicaron contra la Salud. Miles se han contagiado y se cuentan por decenas las muertes en distintos hospitales, como ocurrió en el Hospital Posadas con el enfermero Paulino Arjona, por dar un triste ejemplo, del segundo trabajador que muere en una semana.

Esto sucede porque Salud mantiene a sus trabajadores y trabajadoras en condiciones de precariedad laboral, llegando incluso, en el Hospital de Esquel a despedir a compañeras de enfermería en medio de la pandemia. Los salarios por debajo de la canasta familiar, largas horas de jornadas de trabajo y la incertidumbre de no saber nunca la fecha de cobro, tienen un impacto en la salud integral de las y los trabajadores.

Esta situación de la Salud pública se mantiene desde hace décadas, producto de la desinversión de los sucesivos gobiernos provinciales y nacionales que prefieren "honrar" la deuda ilegal, ilegítima y fraudulenta antes que la vida del pueblo laborioso, entre ellos, las y los trabajadores de la salud.

Te puede interesar: Chubut: trabajadores de la salud enfrentan el ajuste de Arcioni en plena pandemia

Hay que seguir la pelea, que volvió a emerger esta semana en la provincia, descoordinada producto de la acción de los dirigentes de los sindicatos provinciales, que ante la bronca que brota de los hospitales, impulsa acciones separadas entre sí, cuando lo que está en juego es la salud de todo el pueblo trabajador de la provincia.

El ejemplo del acampe del Hospital de Madryn, las movilizaciones en Esquel, Rawson, Trelew y Comodoro Rivadavia son una muestra de que empezó a cambiar el estado de ánimo, luego de estos 5 meses de crisis sanitaria, económica y social y que son ellos o nosotros, que se suman a los años de lucha del sector estatal.

¿Qué rol podemos jugar los trabajadores de la salud ante la crisis en curso?

La crisis sanitaria y económica golpea a todo el pueblo trabajador. Las y los trabajadores de la salud, que tenemos vínculos estrechos con las familias, podemos ser un engranaje para unir la lucha que las burocracias dividen y enfrentar los ataques del gobierno y empresarios.

La enorme asamblea nacional de la Salud impulsada por la agrupación Marrón (PTS más independientes, en el FIT Unidad) fue un primer paso en organizar un sector de trabajadores que no se resigna ante la crisis y el ajuste que causan las consecuencias sociales, económicas, sanitarias y represivas que viven sus familias y las de sus estudiantes.

Sabemos que necesitamos unir con la más amplia democracia a los sectores combativos, antiburocráticos e independientes del gobierno para las peleas que se vienen. Por eso invitamos a nuestras y nuestros compañeros del PO, IS y MST, con quienes integramos el FIT Unidad y el Plenario Sindical Combativo, a organizar en común esta pelea en los hospitales de la provincia.

Porque sabemos que no alcanzará con pelear sólo por las demandas de la salud o por nuestro salario, sino que tenemos que buscar reagrupar a todos los sectores de la clase trabajadora que hoy quieran enfrentar el ajuste, desarrollar coordinación frente a los despedidos, con los que pelean por vivienda, contra la represión policial y con el movimiento de mujeres que sigue peleando por el aborto legal. Allí reside la fuerza para poder empezar a sacar de sus cómodos sillones a los dirigentes burocráticos.

Te puede interesar: Deuda eterna, eterno sometimiento

Ante la integración de las centrales sindicales al gobierno nacional y los gobiernos provinciales es clave la lucha por la independencia respecto del Estado, por la democracia sindical y por la unidad de la clase trabajadora y cuando emerjan tendencias a la lucha de clases, impulsar organizaciones de democracia directa que trascienden los límites de la organización sindical, como coordinadoras, como parte de una estrategia de poder de la clase trabajadora. Para pelear por estas propuestas, tomemos el compromiso en nuestras manos.

Por eso no aceptamos cambiar salarios por saqueo, ajuste y contaminación, que es la propuesta de Arcioni y Fernández de impulsar la megaminería en la provincia.

Por eso, como dicen las y los compañeros de la agrupación Marrón de la Salud hay que continuar la lucha en primer lugar con asambleas comunes en todos los lugares de trabajo para votar un plan de lucha común en toda la provincia que parta de decir que los únicos que priorizamos la salud de la población somos las y los trabajadores, por eso decimos:

  • Plata para salud y no para la deuda externa; pago de los salarios y del aguinaldo ya, en tiempo y forma.
  • Testeos con EPP de calidad y cantidades adecuadas;
  • Mayor número de camas con respiradores y con el personal necesario para la atención con plenos derechos laborales, el pase a planta permanente de todos los contratados de la salud y la reincorporación de Erica Ainqueo y por el desprocesamiento de todos los procesados por luchar y la absolución de Sebastián Romero.
  • Un paso en el camino de unificar la lucha es exigir e impulsar un plenario provincial de delegados y activistas de la salud, con mandato de base para unificar la pelea, como hicieron los trabajadores de la Educación en 2019.

Te puede interesar: #Trotsky2020, la actualidad de sus ideas: el 22 de agosto por La Izquierda Diario







Temas relacionados

Covid-19   /    Coronavirus   /    Chubut    /    Mariano Arcioni   /    Trabajadoras y trabajadores estatales   /    Reestructuración de deuda   /    Chubut

Comentarios

DEJAR COMENTARIO