×
Red Internacional
La Izquierda Diario
Domingo 4 de abril | 18:49

Como exponemos en esta editorial la situación que atraviesa la docencia tucumana, al igual que en el resto del país, es alarmante. Ante el inicio de la segunda ola de Covid, el plan de vacunación es una crisis total, el gobierno de Manzur y su ministro Lichtmajer continúan exponiendo al conjunto de la comunidad educativa de manera totalmente irresponsable. En poco tiempo ya despedimos con mucho dolor y bronca a 3 compañeros, y la política del gobierno continúa siendo el ataque y la persecución a quienes denunciamos el estado calamitoso de muchas escuelas.

Estamos en un momento crítico y con los sindicatos que deberían representarnos en la vereda de enfrente. Por eso, para quienes conformamos la agrupación Marrón Docente estamos convencidos que hoy más que nunca tenemos que impulsar instancias con la mayor unidad y debate democrático entre las agrupaciones opositoras y la docencia que está en pie de lucha, única vía para articular nuestra fuerza e incorporar a la lucha a miles de docentes que enfrentan esta situación día a día en sus escuelas. Dos ideas que se oponen por el vértice al sectarismo y la autoproclamación que los referentes de Tribuna Docente Tendencia pretenden imponer con métodos burocráticos a la asamblea de docentes Autoconvocados.

Sin ir más lejos, boicotearon el paro y la movilización del pasado 25/3 impulsados por la Mesa de Coordinación, con los mismos argumentos que utilizó Toledo: que no estaba convocado por un sindicato y que era aventurero. Un discurso muy similar al del gobierno que salió por todos lados a atacar la medida de fuerza, llegando a extremo de sacar una circular amenazante, pidiendo listas negras de quienes se adherían a la medida. Sin embargo, el paro demostró que hay fuerzas en la docencia para seguir luchando. Tuvo el rol político de mostrar una perspectiva al conjunto de la docencia que sigue firme en la lucha para enfrentar la política de amenazas del gobierno y de falta de inversión en el sector. Más de 400 docentes nos movilizamos hacia la Secretaria de Educación ratificando que el camino es seguir organizados para continuar la lucha.

Ese triste rol que jugó TDT, se coronó con un salto en los métodos burocráticos. Los voceros, que además ya tienen su mandato vencido, arrogándose la representación de toda la asamblea, impidieron el ingreso de varias delegadas y delegados de escuelas por pertenecer a la Agrupación Marrón y de participar en los plenarios de la Mesa de Coordinación. Previamente ya habían cercenado el derecho a participar a los delegados/as del plan Fines, expulsando burocráticamente a los colegas más castigados del sistema educativo, que llevan más de un año sin cobrar su sueldo producto de la precarización obscena que sostuvieron el macrismo y el peronismo y hoy muchos de ellos están siendo desplazados de sus cargos después de 10 o 15 años de servicio. Una actitud vergonzosa que termina disgregando los métodos democráticos que supieron desplegar miles de docentes en las calles durante el año pasado. Los llamamos enérgicamente a reflexionar y revertir esta orientación divisionista y burocrática.

El camino de los que se proclaman luchadores tiene que ser organizar la lucha alcanzando la fuerza más amplia posible, no boicotearla. Es la única vía para imponerle a los sindicatos una relación de fuerzas que los obligue a romper su subordinación al gobierno. Las consignas de paro salieron como mandato de muchas escuelas y están entre los reclamos más sentidos de la docencia, como el rechazo al acuerdo firmado por el Frente Gremial a espaldas de la docencia, la exigencia de que el Estado garantice realmente todas las medidas de bioseguridad, designe personal auxiliar en todas las escuelas, plan de vacunación inmediato y efectivo y cierre y desinfección de toda escuela en las que se dieran casos de Covid 19.

Como señalamos aquí, mientras la bronca se multiplica, y el gobierno nos impone una presencialidad sin condiciones, necesitamos más que nunca organizar la fuerza que tenemos los docentes, junto a nuestros estudiantes y sus familias. Que nadie divida por arriba, la unidad que los docentes forjamos. Confluyamos en cada establecimiento en asambleas, nos organicemos por redes sociales, visibilicemos las verdaderas condiciones de las aulas, de los baños, de cada escuela. Coordinemos junto a toda la comunidad educativa en comisiones integradas por padres, madres, alumnos, docentes y auxiliares para elevar nuestros reclamos, controlar las condiciones y las medidas sanitarias en cada lugar y exigir a ATEP y al resto de los gremios un gran paro educativo. Señalando al Gobierno como el único responsable de la situación de la educación.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias