Juventud

ACTUALIDAD

Como en todo el país, en McDonals Tucumán también recortan salarios

En plena pandemia, la empresa multinacional, recortó los magros salarios de sus trabajadores

Martes 7 de abril | 17:39

Trabajadores de la cadena de comidas rápidas, denuncian que al cobrar el sueldo de marzo se dieron con que les habían depositado $3000 (aprox. dependiendo de la antigüedad) y les anticiparon que ocurrirá lo mismo al menos durante la primera quincena de abril. Incluso a aquellos que trabajaron durante el mes de marzo les descontaron el presentismo.
Hasta el momento los trabajadores desconocen que es lo que les pagaron, porque la empresa mantiene retenidos los recibos de sueldo, que deberían estar hoy en manos de los trabajadores. Aseguran que recién la próxima semana se los entregaran.
Esto no sorprende, pues la multinacional mantiene extorsionados a sus empleados desde el primer día que ingresan a su puesto de trabajo: la letra pequeña del contrato laboral que deben firmar, los obliga a no mencionar nada relacionado ni con la empresa, ni con las condiciones laborales, bajo apercibimiento de ser despedidos con justa causa. Un mecanismo de coacción, a todas luces ilegal y abusivo.

La empresaria Mercedez Paz, alumna premiada por el imperialismo

Actualmente, la franquicia de los 4 locales que hay en la provincia, está en manos de la empresaria tucumana Mercedez Paz, y cuenta con mas de 380 trabajadores, cuando estos le exigieron respuestas sobre la situación, les dijeron que eran órdenes de Arcos Dorados SA. De esta forma busca lavarse las manos, mientras que se enriqueció durante los últimos 20 años, a costa del trabajo de miles de jóvenes, hoy pasa la pelotita a la multinacional yanqui, que a principios de este año la convocó a Estados Unidos a una ceremonia en la cual se le entregó el premio “Fred L. Turner Golden Arch Award”, el reconocimiento más alto que la empresa entrega a sus mejores franquiciados. No cabe duda: una muy buena alumna de la multinacional imperialista. Durante su carrera como empresaria también fue premiada por el gobierno, ocupó algunas funciones públicas en las áreas de deporte, turismo y educación de la Provincia.

En la misma línea que gerencia, el sindicato también se lavó las manos, algunos trabajadores se dirigieron a la sede del sindicato de Pasteleros pero las puertas estaban cerradas. Tampoco responden los teléfonos o mails. Al parecer están de cuarentena, mientras las empresas atacan a sus anchas. Una vergüenza.

Es insostenible que una empresa de esas dimensiones, que factura millones y millones, alegue que no puede pagar la integridad de los salarios de los trabajadores, que incluso cuando son pagados en su totalidad no llegan ni a cubrir el costo de la canasta familiar. Es una atropello y una burla a los trabajadores, pretender que vivan, en medio de una pandemi, con $7000.

En la jornada de ayer, el diputado Nicolás del Caño compartió en su cuenta de twitter y en otras redes, el repudio ante los hechos sucedidos con los trabajadores de Mc Donals, Burger King y Starbucks.

Ante esto, le llegaron diferentes testimonios, como el de un joven de Tucumán: "estamos muy indignados con la situación, ganan muchísima plata con nuestro laburo y ahora nos dejan de lado, ningún gerente responde los mensajes. Desde que empezó la cuarentena nos dejaron de lado, no nos pagaron como se debe, sino la mitad y nos sacaron el presentismo."

Como vemos en las denuncias y reclamos que trabajadores de esta firma han hecho a lo largo del país, los jóvenes no están dispuestos a quedarse de brazos cruzados. Desde el CeProDH (Centro de Profesionales por los Derechos Humanos) de Tucumán y la juventud del PTS nos ponemos a disposición de los trabajadores, en pos de su organización, para pararle la mano a estos empresarios millonarios, que una vez más quieren descargar la crisis sobre sus espaldas. Porque hoy más que nunca, nuestras vidas valen más que sus ganancias.







Temas relacionados

Ataque al salario   /    Juventud precarizada   /    Tucumán   /    Juventud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO