×
×
Red Internacional

Entrevistas.Comité electoral de Guernica: cuando trabajadoras y trabajadores hacemos política

Entrevistamos a mujeres, jóvenes y trabajadores de la zona de Guernica que, además de ser protagonistas de la lucha por tierra y vivienda; o de haber acompañado esta y otras luchas del AMBA, participan de la campaña del Frente de Izquierda Unidad.

Domingo 31 de octubre | 10:21

En esta nota, tomamos la voz de 6 participantes del comité electoral del Frente de Izquierda Unidad, en Presidente Perón, provincia de Buenos Aires. Acá, un spoiler:

  • Yo no tenía idea de lo que era la Izquierda, porque vengo de una familia peronista y toda la vida voté al peronismo. Me siento muy decepcionada del Gobierno que está ahora y del anterior. Natalia, 35 años, candidata a concejal por el Frente de Izquierda Unidad.
  • El Gobierno lo único que está haciendo es dejar a los pobres en la calle. Kicillof y Larroque se comprometieron con nosotros a darnos lotes con servicios y no cumplieron (...) Yo quiero tener un lugar para mis hijos. Para que tengan su futuro. Roxana, 27 años.
  • Me parece importante que los trabajadores hagamos política, porque si no por nosotros nadie vela. Siempre se vela por los empresarios y por los que tienen guita. Y somos nosotros los que sostenemos este país, los que sostenemos sus riquezas. Eugenia, 24 años.
  • Yo nunca estuve metido en política y ahora me pareció un buen momento, para pelear por mis condiciones y las de mis compañeros. Cada persona que se une, en cada parte del país, suma algo a la Izquierda. Y esa fuerza se va agrandando. Matías, 18 años.
  • El Gobierno dice que están creando trabajo genuino. Yo no veo eso (...) El reparto de las horas laborales, puede generar un montón de trabajo. Tiene que estar acompañado de un gran apoyo popular, para exigirle a las empresas. Facundo, 29 años.
  • Trabajar 6 horas, 5 días, para poder estar con la familia el fin de semana. Diego, 14 años.

En esta zona, jóvenes, mujeres y trabajadores ocupados, desocupados e informales, vienen haciendo una experiencia en común. La pelea de las familias de Guernica por tierra para vivir, está unida en solidaridad mutua con otras luchas del AMBA, con trabajadores que enfrentan la precarización, los despidos y el ajuste de las patronales y el Gobierno. Vivienda y trabajo genuino, para todo el pueblo trabajador: es su pelea presente y su perspectiva de futuro.

Junto a la izquierda y al calor de estas experiencias, muchos rompieron con la tradición del peronismo o se acercaron por primera vez a la política. Animados por la apuesta a emerger como tercera fuerza social y política, buscan una salida a esta crisis, unidos entre ocupados y desocupados, autoorganizados y desde abajo.

Además, sus demandas acuerdan con dos propuestas concretas, por las que el Frente de Izquierda Unidad llama a pelear al pueblo trabajador y pobre. El reparto de las horas de trabajo, para terminar con la desocupación y la precarización, enfrentando a las patronales que pujan por una reforma laboral. Y un plan de obras públicas, bajo gestión de los propios vecinos, que se financie en base al desconocimiento soberano de la deuda externa: para construir viviendas populares y garantizar el acceso a los servicios esenciales en los barrios.

Te puede interesar: Del Caño en Guernica y Burzaco: “Es necesario un plan de obras públicas controlado por los trabajadores para unir la necesidad de vivienda y de empleo"

Natalia: “¿Cómo entré yo a la izquierda?”

“Los escuché cuando estábamos adentro de la toma” -la lucha por recuperación de tierra para vivir, en Guernica- “Ellos nos dan herramientas para que nosotros hagamos política”. Natalia vive con una pensión y es candidata a concejal.

“Yo no tenía idea de lo que era la Izquierda, porque vengo de una familia peronista y toda la vida voté al peronismo. Me siento muy decepcionada del Gobierno que está ahora y del anterior. Entonces dije: voy a cambiar mi pensamiento y voy a hacer política”, explica.

“Cuando uno de los compañeros me preguntó si yo quería ser candidata y compartir la boleta con la Izquierda, le dije que sí, porque me gustaban mucho las propuestas, como repartir las horas de trabajo a los desocupados. Y porque sé que trabajan codo a codo con los trabajadores. Nico es un referente que nos acompañó muchísimo dentro de la toma y afuera. Y nos sigue acompañando”, concluye Natalia.

Natalia cuenta cómo se sumó a la lucha por tierra para vivir: “Me habían desalojado de donde vivía por no poder pagar el alquiler. Y dije ´bueno ya que no tengo nada, voy a tomar un pedacito de tierra´. Cuando nos desalojaron del predio formamos con todos los compañeros la Asamblea Permanente de Guernica. Que se manifiesta democráticamente, todo lo que se propone es votado a mano alzada, así nos organizamos”.

Sobre la pelea inmediata, Natalia explica que continúan exigiendo al Gobierno, porque “el señor Axel Kicillof y (Andrés) Larroque firmaron actas de compromiso. Y no están cumpliendo ni con la mitad de los compañeros que tenían que cobrar el subsidio, ni con la entrega de los lotes con servicio”.

Y sobre la lucha más general por la que se organizan, agrega: “Nosotros lo único que queremos es pelear por nuestra tierra, por la vivienda y por un trabajo genuino, con obra social y un salario igual a la canasta básica. Por salud, educación, todo para nuestras familias”.

Roxana: “El Gobierno está dejando a los pobres en la calle”

“El gobierno lo único que está haciendo es dejar a los pobres en la calle. Kicillof y Larroque se comprometieron con nosotros a darnos lotes con servicios y no cumplieron”. Roxana tiene 2 hijos. Está desocupada y es su pareja quien, con un trabajo informal, “trae la comida a la casa”.

Yo me sumé a la Asamblea Permanente de Guernica porque quiero tener un lugar para mis hijos, donde puedan vivir. Para que tengan su futuro”, cuenta Roxana y agrega que “en la Asamblea somos muy unidos y estamos peleando para tener nuestra vivienda y trabajo.

Sobre los debates de Nicolás Del Caño y Myriam Bregman, con los otros candidatos, cuenta que: “Me encantó cuando Myriam le dijo a Vidal cómo fue el desalojo en la Villa 31. Porque nadie más mostró lo que estaba pasando con nuestros compañeros trabajadores. Siempre me gusta escucharlos porque son los únicos que están defendiendo a los trabajadores”.

La lucha por trabajo genuino, para Roxana, está relacionada con la propuesta de trabajar todos 6 horas, 5 días, que plantea el Frente de Izquierda Unidad. “A mí me parece muy bueno porque hay muchos que trabajan 12 horas y no les pagan nada. Estaría bueno que laburen más personas y que le paguen lo que les tienen que pagar”.

Diego: disfrutar en familia los fines de semana

Diego tiene 14 años y estudia en la escuela secundaria. Cuenta que se sumó a la Asamblea Permanente de Guernica, con su familia, “para luchar y el día de mañana tener una vivienda”. Lobito, como le dicen de cariño, ve que sus papás trabajan muchas horas, sin descanso y también opina sobre el reparto de las horas de trabajo: “tiene que ser 6 horas y 5 días, así se puede disfrutar en familia los fines de semana”.

Eugenia: Organizarse entre todos los rubros

Así como se llegó a las 8 horas hace mucho tiempo, se puede lograr las 6 horas de trabajo”, dice Eugenia. “Es cuestión de organizarse entre todos los rubros. Porque no es aislado, un rubro por acá, otro rubro por allá. Hay que unirnos entre todos”.

Eugenia tiene 24 años y estudia licenciatura en enfermería en la UNDAV. Trabaja en gastronomía y cuenta que, durante la pandemia, la dejaron “sin trabajo, sin goce de sueldo, sin nada”. Hace dos meses la contrataron en un servicio de catering, de manera informal, con turnos de entre 11 y 12 horas. “No tenemos ART, sabiendo que es un trabajo donde te podés cortar o quemar. No tenemos nada que cubra nuestra salud”.

Para Eugenia, “un trabajo genuino es trabajar las horas correspondientes. Sería muy bueno que el horario sea de 6 horas, con un salario que alcance para la canasta básica. Contar con todos los beneficios para trabajar seguros, tranquilos y que el sueldo nos alcance. Para tener vivienda, salud, educación. Lo mínimo que cualquier persona debería gozar”.

El Frente de Todos dice, en campaña, que está convirtiendo los planes sociales en trabajo genuino. Eugenia sobre esto: “Me parece una hipocresía. Porque lo que están haciendo es darle una mano a las empresas privadas, pagando los sueldos y avalando la precarización laboral. Sin trabajo efectivo, porque no sabés cuándo te pueden echar, cuánto tiempo podés durar. Y no alcanzan esos sueldos para una canasta básica”.

Ella opina que es “importante que los trabajadores hagamos política, porque siempre se vela por los empresarios y por los que tienen guita. Y somos nosotros los que sostenemos este país, los que sostenemos sus riquezas”. Y sobre la campaña del Frente de Izquierda Unidad, dice que consiste en “mostrarle a los trabajadores que hay que luchar” porque “es muy importante que los trabajadores salgan. Que conozcan su historia. Que nadie nunca nos regaló nada. Siempre tuvimos que salir a pelear para conseguir los derechos que hoy tenemos”.

A mí me pone muy contenta que mi familia, trabajadora de toda la vida, esté de a poquito interiorizándose cada vez más”. Eugenia cuenta cómo viene participando en la campaña: hablando con su familia, amigos y compañeros de trabajo. Difundiendo en redes sociales. Compartiendo notas de La Izquierda Diario y comentándolas, para encarar conversaciones.

“Mi hermana y mí mamá son empleadas domésticas y fueron muy golpeadas en la pandemia. Y se dieron cuenta de que años anteriores también habían sido muy golpeadas. En casa se sufrió mucho y nos dimos cuenta de que ni el gobierno actual, ni gobiernos anteriores, hacían nada”. Eugenia cuenta que al principio, cuando llevaba los debates y propuestas de la izquierda a su casa, le respondían “son todos lo mismo, son todos iguales. Pero como yo les contaba también empezaron a leer, investigar, escuchar. Su mente se abrió de a poco. Entonces votaron a la izquierda y comparten muchas cosas”.

Facundo: Es muy importante que los trabajadores hagamos política

Me parece muy importante que los trabajadores hagamos política. Que nos organicemos. Y sepamos lo que pasa en nuestro país. Así podemos exigir nuestros derechos”, afirma Facundo. Él tiene 29 años y es de un barrio de Presidente Perón, cerca de Guernica. También viene aportando en la campaña del Frente de Izquierda Unidad, difundiendo en redes sociales y debatiendo con todos sus amigos y con su familia.

“El Gobierno dice que están creando trabajo genuino. Yo no veo eso” -cuenta Rodrigo- “No veo gente que esté consiguiendo trabajo. De hecho veo cada vez más gente en la informalidad. O teniendo trabajos tercerizados. Y no veo que el Gobierno esté exigiendo a las empresas y a los que pueden emplear, que lo hagan. Y que lo hagan con todos los derechos laborales que nos merecemos los trabajadores”.

Facundo trabaja de jardinero, por cuenta propia, desde los 18 años. En la pandemia se le complicó mantener a sus clientes y tuvo que dejar el oficio. Actualmente trabaja en la veterinaria de su familia. “En su momento yo fui monotributista, quise pagar mi jubilación y mi obra social, para que la tenga también mi hijo. Y fui estafado por el Estado, como tantos otros trabajadores. Mientras defendían los intereses de otras personas mucho más pudientes que nosotros”.

Sobre cómo debería ser un trabajo genuino, Facundo opina que tiene que ser “un trabajo que nos asegure tener todos los derechos laborales, que logramos con las luchas sociales en la calle”. Además denuncia que los poderosos buscan sacarnos esos derechos, para tener más ganancias. Y agrega: “El reparto de las horas de trabajo, con una jornada de 6 horas, me parece que puede llegar a generar un montón de trabajo. Opino que tiene que estar acompañado de un gran apoyo popular, para exigirle a las empresas y a todos aquellos que puedan emplear, que cumplan con esto”.

Facundo cuenta que vio a Nico y Myriam en el debate de candidatos. “Después lo seguí en diferentes diarios. Sobre todo en la Comunidad de La Izquierda Diario, que es la que me informa todas las mañanas cuando me levanto. Me gustó porque defendieron en todo momento las luchas. Que se defienden tanto en la calle, como en un debate político o en el Congreso”.

Matías: Que venga Nico a la feria de Guernica es un gol de media cancha

Matías tiene 18 años, es de barrio Los Pinos y está entusiasmado por la visita de Nicolás del Caño a la feria de Guernica, éste sábado. Dice que es “un golazo de media cancha”. “En mi barrio nunca vi entrar ni a Blanca Cantero ni al anterior intendente. Y me parece muy bueno que venga la izquierda y que esté apoyando a los vecinos. Va a estar muy bueno porque Nico va a charlar con las personas. Y nadie hace eso”.

Mati estudia y alquila él solo. Labura 10 horas y cobra 30 mil pesos de básico. “La tercera parte de una canasta básica”, explica. Él cuenta que los problemas de su barrio son la falta de urbanización, los vecinos no tienen zanjas, ni cloacas. Usan pozo séptico y no todos tienen 16 mil pesos para pagar un camión atmosférico. Además, dice que muchos niños y jóvenes no tienen la posibilidad de estudiar, porque las familias no tienen dinero o están en la calle y son pocas las escuelas de Guernica que dan carpeta y lápices.

Hace poco, Matías se sumó a la campaña del Frente de Izquierda Unidad, en Presidente Perón. “Yo nunca estuve metido en política y ahora me pareció un buen momento, para pelear por mis condiciones y las de mis compañeros. Cada persona que se une, en cada parte del país, suma algo a la Izquierda. Y esa fuerza se va agrandando”.

Sobre la propuesta del reparto de las horas de trabajo, Mati opina que “vamos a generar que gente que hoy no tiene para darle de comer a sus hijos, tenga un trabajo con buenas condiciones. Y trabajando 6 horas, tener tiempo para disfrutar de los hijos también”. Y agrega: “es menos cansancio, menos fatiga para nosotros. Yo estoy trabajando 10 horas y duermo 8, ya son 18. Y me quedan 6 horas para disfrutar el día nada más. Nada más que eso, 6 horas”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias