×
×
Red Internacional

Rebelión.Comité Nacional del Paro llama a nueva movilización en Colombia tras fracaso en el diálogo

Luego del encuentro de este domingo en Bogotá entre representantes del Ejecutivo y los integrantes del Comité Nacional del Paro, se confirmó que el mismo continúa y se anunció una nueva movilización para el miércoles 19 en todo el país. El CNP planteó garantía de la protesta social, prohibición del lanzador de proyectiles Venom por parte de ESMAD y la desmilitarización de las calles. Con estas “mesas de diálogo” buscan desmontar la rebelión en curso en Colombia

Daniela GuzMar@daniguzmar

Lunes 17 de mayo | 13:43

Durante el encuentro, en el que no participó el presidente Duque, el Comité Nacional de Paro (CNP) indicó que decidieron ir a la reunión para “tratar como único punto, las garantías y prerrequisitos para que permitan detener la violencia estatal y paraestatal contra quienes venimos protestando, para que una vez sea acordado y verificado su cumplimiento se pueda dar inicio a las diferentes negociaciones”. La reunión que contó con la presencia de diferentes organizaciones sociales y sindicales, también tuvo la “mediación” de representantes de las Naciones Unidas y el presidente la Conferencia Episcopal de Colombia. El lunes 10 de mayo se había realizado un primer encuentro, que concluyó sin acuerdo.

Te puede interesar: Comité Nacional del Paro anuncia nuevas protestas tras fracasar diálogo con el gobierno de Duque

El llamado para que se garantice el derecho a la protesta, tuvo como marco las declaraciones del día anterior del Ministro de Defensa Diego Molano, durante un Consejo de Seguridad en Popayán (nuevo foco de rebelión) y capital del departamento del Cauca, al que fue enviado por orden de Iván Duque para “garantizar el retorno de la seguridad a la ciudad”, luego de que en los días anteriores, se realizaron manifestaciones en contra de la violencia sexual y que fueron consideradas por el gobierno como “actos terroristas”.

Durante sus declaraciones, Molano anunció el incremento de la presencia policial y militar y ofreció 50 millones de pesos (alrededor de 17 mil dólares), para quienes aporten información de un grupo de personas a quienes tildó como “cabecillas de las disidencias de las FARC”. Sin embargo, el propio Gobernador del Cauca, Elías Larrahondo, posteriormente salió a declarar que dichos nombres corresponderían a los seudónimos de líderes sociales y estudiantiles y advirtió que debido a las declaraciones del Ministro, los jóvenes podrían ser declarados objetivo de guerra para grupos armados ilegales.

Este lunes 17 de mayo se realizará un nuevo encuentro, en donde se presentarán 19 reivindicaciones tales como: la renta básica, que exige un salario mínimo legal mensual para los colombianos que se encuentren en línea de pobreza, eliminación de la reforma sanitaria que tramita el Congreso, defensa de la producción nacional (agropecuaria, industrial, artesanal, campesina), subsidios a las MiPymes, una política que defienda la soberanía y seguridad alimentaria, matrícula cero, educación pública gratuita universitaria y garantías laborales, la no discriminación de género, diversidad sexual y étnica, así como también, detener erradicaciones forzadas de cultivos de uso ilícito y aspersiones aéreas con glifosato.

En estas reuniones por parte del CNP participan la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Confederación Nacional del Trabajo (CGT), Confederación de Pensionados de Colombia (CPC), Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), Unión Sindical Obrera (USO), Cumbre y Dignidad Agropecuaria, la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior (UNEES), Proceso de Comunidades Negras Afrodescendiente (PCN), Plataformas de Derechos Humanos, Movimiento LGTBI, Sector Transporte, Sector Minero-Fracking y el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC).

Pero estas “mesas de negociación” constituyen una verdadera trampa. Como escribe Milton D’León en un reciente artículo: “Si hay algo que corre aceleradamente en toda la superestructura política colombiana es la maquinaria del diálogo, que se encuentra en un proceso intrincado de negociaciones. Desde la Iglesia a las cámaras empresariales, del Ejecutivo al Congreso de la República, desde figuras preminentes o ex presidentes o magistrados a partidos políticos de todos los colores, desde los más de derecha hasta el llamado progresismo como los que componen el Bloque Histórico de Gustavo Petro, Coalición de la Esperanza, entre muchos otros, se activan tras esta política. Hasta la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha decidido envolverse. Todos quieren que se levanten las protestas, todos quieren desmontar el proceso al que temen que se desborde, su terror es al escalamiento de la situación y que trastabille el régimen de conjunto.”

Se trata de la réplica de la política que pusieron en marcha durante las protestas del 2019, que tuvieron como resultado desmontar las movilizaciones en ese entonces. Esta vez el pueblo trabajador y pobre, los campesinos y todos los sectores en lucha tienen planteado evitar esta trampa y avanzar contra el gobierno y todo el oprobioso régimen colombiano.

Te puede interesar: Colombia: la irrupción de las masas y la necesidad de la emergencia de la clase obrera como sujeto político

Durante la madrugada del lunes, Martha Peralta Epieyu, Presidenta Nacional del Movimiento político MAIS, informaba de “un ataque con armas de fuego a manifestantes pacíficos en la Estancia en Yumbo. Al parecer al 2 heridos de gravedad y una persona asesinada. Solicitan Derechos Humanos, organismos de control y medios de comunicación”.

Como vemos, con este violento panorama represivo por parte de Duque es que se pretende retomar los diálogos con el gobierno nacional. El Gobierno declara que todas las propuestas del Comité del Paro, serán previamente analizadas por el Poder Ejecutivo, para contemplar la viabilidad de las mismas, ya que las consideran pretenciosas e incapaces de ser cumplidas, mientras ellos continúan con la represión y los asesinatos. Para Duque el mínimo llamado de parar la represión la considera “pretenciosa” e “incapaz de ser cumplida”. Así actúa el régimen asesino colombiano.

Luego de 19 días de paro y según los estudios de la ONG Temblores, quienes trabajan por los derechos humanos y la justicia social, hasta el momento se registran 50 personas asesinadas, 578 heridas, 37 con lesiones oculares, 1430 detenciones arbitrarias, 524 personas desaparecidas y 21 mujeres víctimas de violencia sexual. Entre la infinidad de cosas que resultan preocupantes del permanente accionar violento y represivo de las Fuerzas de Seguridad, una de ellas es el uso del lanzador de proyectiles Venom, considerado un arma pesada, la cual puede causar graves lesiones o hasta la muerte a los manifestantes y cuyo peligro se potencia, ya que los policías lo han usado en tierra y no encima de las tanquetas en donde se supone que debería utilizarse.

Te puede interesar: Policía y Ejército no cesan crueldad y terror en toda Colombia

Continúan las movilizaciones

Previo y durante la reunión, en diferentes puntos de Colombia se realizaron masivas manifestaciones. Este fue el caso de por ejemplo el Quindío, Departamento en el centro-oeste del país, Popayán y Bogotá, la capital nacional que fue escenario de una movilización de más de 15 mil personas, que durante 12 horas se desarrolló a la par de diversas actividades culturales.

Norte de Bogotá. Monumento a los Héroes
Norte de Bogotá. Monumento a los Héroes

Más asesinatos, persecución e imposición del miedo

El mismo día que la reunión principal en Bogotá se llevó a cabo, en el departamento del Valle del Cauca, el resguardo indígena Kwe’sx Kiwe Nasa denunció que un guardia Indígena fue baleado por dos hombres que se movilizaban en motocicleta, mientras se encontraba caminando por la zona de Jamundí.

A su vez en Cali, en la zona conocida como Loma de la Dignidad, se denunciaron disparos provenientes de una camioneta y una moto, durante una actividad cultural que desarrollaban hinchas unidos, de los equipos de fútbol contrincantes América y Deportivo Cali. El hecho quedó registrado en vivo durante la trasmisión del evento, que realizaba el reconocido periodista y ex candidato a la alcaldía de Bogotá, Hollman Morris.

De igual forma en la misma ciudad y durante la tarde del domingo, se denunciaron detenciones arbitrarias de jóvenes que han venido participando de las manifestaciones o que son líderes sociales.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias