×
×
Red Internacional

Presupuesto de miseria. Comienzo de clases en Moreno con comida podrida para los chicos

Un distrito que cuenta con un 22% de su población bajo la línea de pobreza y uno de los más numerosos en cuanto a su población infanto juvenil. Varias escuelas del municipio recibieron “viandas” de tarta de verdura en mal estado. La escuela 49, donde ocurrió el crimen social de Sandra y Ruben, recibió esta vianda ya que no tiene la conexión de gas aún habilitada como la mayoría de las escuelas del distrito.

El comienzo de clases en Moreno, no resultó nada agradable: al menos en las escuelas primarias Nº 49, 25, 74 y 57 y en escuelas secundarias, el SAE (Servicio Alimentario Escolar que se otorga en todas las escuelas públicas y depende del Consejo Escolar) entregó “viandas” que contenían un pedazo de tarta de verdura en mal estado.

Según el medio local Semanario Actualidad, el proveedor de estas raciones es Distribuidora Don Joaquín de la localidad de General Rodríguez. Esta situación no es nueva, ni en Moreno, ni en el resto del Conurbano ni en Capital.

Comida podrida: el gobierno se lava las manos

El gobierno municipal del Frente de Todos, emitió un comunicado oficial donde anuncia que han removido al proveedor por estos hechos declarando que las viandas son “inviables” para la alimentación de los chicos en las escuelas, y que estarían haciendo “un esfuerzo enorme” para la habilitación de los comedores. Además remarca que “es necesario el compromiso y la voluntad de todas y todos” y agradece a Nación y al gobierno de Kicillof de la Provincia por sostener las cajas alimentarias.

Y el sindicato…

Por otro lado, la conducción del Suteba Moreno de la Celeste de Baradel, bajo la voz de su Secretaria General, Mariana Cattaneo, declaró al mismo medio local antes citado, que pidieron la remoción del proveedor y un informe al Consejo Escolar acerca de cuál es el circuito que recorren los alimentos.

Aún conociendo que estas viandas se entregan a falta de comedores, o por no estar en condiciones las redes de gas, inclusive luego de la terrible explosión que mató a Sandra y Ruben en 2018 bajo el gobierno de Vidal, la Secretaria General declaró que se destinan $44 por vianda y $100 el módulo de comedor. Que “puede ser que sea escaso, que no sea lo deseable y peleamos por otras condiciones. Sabemos que el presupuesto provincial no alcanza. Lo que no puede nunca es llegar alimentos en mal estado”. Lamentables dichos de quienes avalan un presupuesto de miseria y que asumen que están dispuestos a aceptar ínfimas raciones, ojo, pero no podridas. La lógica del mal menor.

Se acercan las elecciones provinciales del SUTEBA y urge conquistar en Moreno y toda la Provincia un sindicato independiente del Gobierno y los patrones para que los trabajadores de la educación hagan sentir su fuerza para, por ejemplo, junto con las familias conquistar el derecho a la alimentación saludable de nuestros chicos. O las aulas que faltan para que no haya 37 pibes en 2do grado, sin ventilador, calefacción o bancos y sillas acordes a su edad.

La defensa de la educación pública parte de pelear por todo esto, y el primer paso es denunciar y pelear contra el acuerdo con FMI que es un plan que contempla ataques al presupuesto educativo. Con lo cuál ni la comida, ni las aulas, ni los ventiladores y estufas serán posibles; mucho menos una educación de alta calidad para los hijos e hijas de los trabajadores. Las infancias y la educación no pueden esperar más.

Pasa en Moreno, pasa en toda la provincia y en la Capital: ¿a dónde va la plata del presupuesto educativo para los pibes?

Las autoridades y la comunidad de estas escuelas fueron las que dieron la alerta sobre el alimento podrido para los chicos recibido. Pero esto no es de ahora ni es un caso aislado tal como ocurrió en Capital, Tres de Febrero, La Matanza, José C. Paz, San Miguel y Malvinas Argentinas, entre otros.

Te puede interesar: Escuelas públicas de Tres de Febrero recibieron galletitas con gusanos

Constantemente se viene reclamando sobre el estado de las escuelas, de la falta de calidad nutricional en los alimentos, por el derecho a recibir un alimento caliente; por la falta de comedores y habilitación de los mismos, así como también vacantes y cupos en jardines maternales y de infantes que dejan afuera del sistema educativo a miles de niños y niñas, entre muchas otras cosas.

Tenemos que exigir un aumento de presupuesto educativo acorde a las necesidades, porque acá lo que está ocurriendo es un ajuste tremendo para terminar pagándole la deuda al FMI que generó Macri, enemigo de la educación pública si los hay.

Te puede interesar: Empanadas de gusanos: el vomitivo “menú” que recibieron estudiantes de una escuela de San Miguel

Con unas cifras de pobreza infantil que alcanzan a 7 de cada diez niños y niñas en el país, no hay más excusas. Si se le paga al Fondo, no hay plata para educación, salud, vivienda y las necesidades más básicas insatisfechas que hoy tiene la mayoría de la población, comenzando por las niñas y niños. No se puede esperar más. Este jueves 10 que se votará en el Congreso la entrega de nuestros recursos para pagar una deuda fraudulenta, estaremos movilizados para rechazarla en las calles.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias