×
×
Red Internacional

57° edición.Coloquio de IDEA: empresarios, políticos y dirigentes en pos de los negocios de los más ricos

Este miércoles comenzó la 57° edición del evento que reúne a los principales empresarios del país. Participan funcionarios y dirigentes del oficialismo y la oposición. Reclaman “previsibilidad” y condiciones más favorables para sus “inversiones”. Habló el ministro Guzmán y los tranquilizó aclarando que la prohibición de despidos es solo una medida transitoria.

Miércoles 13 de octubre | 13:38
Foto: Parlamentario

En el predio de Costa Salguero comenzó este miércoles el 57° coloquio de IDEA, el foro empresarial que reúne a algunos de los principales Ceos, junto a dirigentes y funcionarios de los partidos tradicionales, además de analistas y periodistas de las grandes consultaras y medios, como “moderadores” de las intervenciones.

Según información de Presidencia, Alberto Fernández participará de la jornada de cierre el viernes próximo. También serán parte del evento el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. También estará presente el viernes, en el último día, la candidata a Diputada oficialista en Buenos Aires, Victoria Tolosa Paz, junto a otros candidatos para las elecciones de noviembre, como Luis Espert, Florencio Randazzo, y Cynthia Hotton.

Guzmán intervino desde EE.UU (donde se encuentra negociando el pago de la deuda fraudulenta) por videoconferencia esta mañana. Allí sostuvo ante los empresarios que no habría saltos devaluatorios luego de noviembre y los tranquilizó asegurando que la prohibición de despidos era una medida transitoria. Música para los oídos de los dueños del país que no dudan en dejar familias en la calle cuando ven menguar mínimamente sus ganancias.

Te puede interesar: Guzmán en modo empresario en el Coloquio de IDEA: “La prohibición de despidos es transitoria”

La ausencia del presidente fue sin embargo compensada con la reunión que mantuvo el martes en Casa Rosada con también algunos de los empresarios más importantes del país. Allí se encargó de transmitirles tranquilidad en torno a las negociaciones con el FMI y habló con ellos acerca del “empleo”. En este mismo sentido, pocos días atrás el presidente se hizo presente en la planta de Toyota, dando un aval a la multinacional automotriz que recientemente dio avances en una reforma laboral de hecho (quitando el sábado de descanso a sus trabajadores), tal como viene pidiendo toda la clase empresarial.

Te puede interesar: Gente que no: el almuerzo de Alberto con los dueños del poder

Según la propia organización del evento, los ejes de esta edición del coloquio son 5: Desarrollo económico sostenible; Confianza para la inversión y educación para el desarrollo; Ecosistemas Dinámicos; e Innovación y Sostenibilidad. Los mismos se enmarcarían dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por la ONU para 2030. Una de las principales oradoras en el primer día fue Paula Altavilla, presidenta de esta edición del Coloquio y CEO de la empresa Schneider Electric. Su intervención, a pesar de tratar de ocultar las intenciones empresariales bajo palabras bonitas, fue bastante gráfica de los pedidos de este sector de la sociedad para el Gobierno y la oposición.

Como es recurrente en las conferencias empresariales, Altavilla habló de “falta de confianza y previsibilidad”, las cuales provocan “baja inversión” y poca “generación de empleo”. Pidió explícitamente “incentivos” para que los capitales “puedan quedarse”. Y por si no quedara claro el contenido extorsivo de sus demandas, recordó que hoy el inversor “puede irse, físicamente, o con un click, saliendo del sistema y pasando a crear valor en cualquier otro lugar del mundo”.

Un eje de su intervención fue también el llamado al “consenso” por parte de los partidos políticos mayoritarios. “La clave está en empezar por un acuerdo mínimo, a partir de un objetivo en común”. Esa variable es “la llave que permite tender puentes”, sostuvo. También señaló que “en IDEA creemos que tenemos que encontrarnos, escucharnos y ponernos de acuerdo en algunos consensos mínimos para poder empujar todos juntos”.

Cuando Altavilla habla en segunda persona se refiere a la clase empresarial en su conjunto y a los políticos del oficialismo y la oposición, a “tirar para un mismo lado” en beneficio de las ganancias empresarias. Del otro lado se encuentra la mayoría de la población trabajadora, en la que un 40 % vive bajo la línea de la pobreza y viene sufriendo en carne propia la desigualdad social, mientras un puñado de empresarios, CEOs y funcionarios no paran de ver crecer sus riquezas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias