×
×
Red Internacional

Ante el rebrote.Colapso y desborde en los centros de testeos porteños

El anuncio de plazos más cortos para el aislamiento de contagios de covid-19 se dio en paralelo a la imagen de los Centros de Testeo desbordados con miles de personas. La situación de la salud pública es crítica, no pueden responder a la nueva ola de covid-19. Trabajadores de la salud de CABA denuncian la escasez de personal.

Natalia LarisTrabajadora call center | Estudiante de enfermería

Jueves 30 de diciembre de 2021 | 09:27

Desde tempranas horas de la mañana y en algunos lugares, madrugada, se empieza a formar filas en los centros de testeo y las UFU (Unidades Febriles de Urgencia). En su mayoría jóvenes y no tanto, laburantes que se acercan desde sus lugares de trabajo: call, comercio, depósito, supermercado, etc. Es en los lugares de trabajo donde las patronales no cumplen con las medidas necesarias para el cuidado, llegando incluso a obligar a los trabajadores a presentarse con síntomas. Como las denuncias que llegan de la comisión interna de Clarín:

El calor sube, cerca de 30°C a las 10 de la mañana, un sol intenso que asoma por los edificios y ya se pueden ver dos cuadras de una larga fila que avanza lento. Muchos sufren las consecuencias de los síntomas de covid-19, con calor y sin siquiera un vaso de agua que ofrezca el Gobierno de la Ciudad, de Nación o alguno de los ministerios.

Te puede interesar: Nueva ola de covid-19: la respuesta del Gobierno y las medidas necesarias frente a los contagios

La realidad es que en los Centros de Testeo y UFU hay cada vez menos trabajadores. En uno de los puntos Detectar en San Telmo, donde la fila supera las dos cuadras, adentro explicaban que son solo tres profesionales realizando testeos. La misma situación denuncian trabajadores en la UFU del hospital Tornú, donde el Gobierno finalizó el contrato de varios contratados que estuvieron en la primera línea durante toda la pandemia. Son solo algunos ejemplos de un panorama caótico, también se agregan denuncias desde otros hospitales. En lugar de fortalecer el sistema de salud con más personal, más recursos para testear y atender las necesidades de la población, la situación se resuelve con recortes, presupuesto a la baja y exigiéndoles aún más a quienes pusieron el cuerpo toda la pandemia y hoy se encuentran agotadísimos tanto mental como físicamente.

Anuncios que mienten

La ministra de salud de la Nación, Carla Vizzotti, en su discurso, resaltó la importancia de la vacunación y la poca cantidad de casos graves, así como fallecimientos. Aunque aún se desconoce el alcance de la variante Ómicron en nuestro país, lo que se sabe es que la misma tiene más contagiosidad que otras variantes, sorteando el sistema inmune, aun de personas vacunadas. Con lo cual no hay evidencia científica que afirme que esta variante no puede derivar en casos graves. Pero, además, una nueva ola, aunque no genere casos graves, como vemos desborda a la salud pública.

Antonella Gordillo, psicóloga concurrente del hospital Piñero, denunció a este medio que: “El personal de salud llega a esta tercera ola con despidos, precarización, cierre de puestos de trabajo y sobreexplotación. Ahora Larreta y las direcciones de los hospitales proponen mediante la resolución 2021/931 que cualquier trabajador de la salud pueda realizar los test, más allá de su formación e idoneidad para la tarea, exigiendo así más tareas por el mismo salario. Se pretende así que carguemos los costos de la crisis sanitaria sobre nuestras espaldas”.

“A esto se suma la resolución que reorganiza los recursos de los CeSACs, mediante la cual los equipos pierden su autonomía y su disponibilidad para trabajar en función de las necesidades de los barrios en los que están. En otras palabras, más recortes en salud para la población y decisiones arbitrarias que afectan a los laburantes de la salud”, agregó.

Acá reproducimos un comunicado de Trabajadorxs de cesac Autoconvocadxs:

EQUIPOS DE CeSAC EN ALERTA
El GCBA a partir del 15/01/22 quiere implementar una nueva modalidad de atención en Centros de Salud que implica perder la autonomía de los equipos (según Nota enviada 28/12/21 desde DGATP a Jefes de CeSAC de toda la ciudad)
➡️ Perdemos espacios para atención Interdisciplinaria
➡️ Se reduce el tiempo de consulta a 20 minutos, lo que impide brindar atención de calidad.
➡️ Se reduce drásticamente la cantidad de turnos de demanda espontánea (en pleno aumento de casos de covid)
➡️ Se restringe acceso a los turnos programados que solo podrán ser otorgados por la línea 147
➡️ Se anula la importancia del criterio profesional para el seguimiento de pacientes
➡️ Se pretende homogeneizar el accionar profesional sin considerar la singularidad de la población en cada territorio

Es una intromisión a los equipos de salud que pasa por encima de las lógicas que cada CeSAC construyó para dar respuesta situada en su territorio. Exigimos a los gremios que nos representan, tomen las medidas necesarias para frenar esta disposición.

También se comenzó a hablar de “autotest”, nicho de negocios para las farmacéuticas y pérdidas para los laburantes que van a tener que acceder a un hisopado pagando por el mismo. Aunque no está comprobada aún su efectividad.

Lo que está claro es que el ajuste en la salud pedido por el FMI que el Gobierno no pudo pasar por el Congreso, se lleva adelante de manera concreta por los Gobiernos de peronistas y de Juntos en todo el país, vaciando los centros de testeo y los hospitales. Las denuncias de los trabajadores y las imágenes son una muestra de eso.

Para colmo, siguiendo el precedente de Córdoba, a nivel nacional se ha flexibilizado el protocolo de aislamiento por casos de covid-19. Al pedido de las patronales nuevamente el Gobierno cede poniendo en riesgo las vidas trabajadoras y en favor de las ganancias de unos pocos.

Antonella también planteó: “No alcanzan los comunicados que sacan los dirigentes gremiales. Desde la Marrón peleamos para que el Gobierno incorpore más personal con plenos derechos laborales. Implementar turnos de 6 horas en todos los hospitales y centros de testeo, donde ante la saturación, con más personal se pueda asegurar una atención adecuada, sin tener que exponer a más sufrimiento a personas que están con síntomas, además de la incertidumbre y angustia que genera esta situación a fin de año. Necesitamos organizarnos en comisiones de higiene y seguridad tanto en los hospitales como en todos los lugares de trabajo para garantizar condiciones que no pongan en riesgo la salud. Se necesitan asambleas para decidir cómo luchar para centralizar el sistema de salud y que el control lo tengamos los trabajadores. Es la única forma de poder dar una respuesta real a las necesidades de la población. Por eso peleamos por la unidad de todos los trabajadores, sin importar el contrato, el sector o la afiliación, sumando también a los pacientes. Defender la salud pública es una lucha de todos. Como hicieron en Neuquén, cortando la ruta del petróleo con el apoyo de todo el pueblo. Exigimos que la Asociación de Médicos Municipales, SUTECBA, ATE y todos los gremios salgan de la pasividad. Votemos organizados en asambleas por hospitales un plan de lucha contra los ataques”.

Las y los trabajadores exigen plata para salud, no para la deuda ilegítima, ilegal y fraudulenta con el FMI que ya fue repudiada en las calles en la marcha del 11 de diciembre en contra del acuerdo con ese organismo. También la centralización del sistema de salud y la liberación de las patentes.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias