×
×
Red Internacional

Premios Oscar. Coda, los sonidos del silencio

La directora Sian Heder reversiona la película "La familia Bélier" del francés Éric Lartigau. "Coda, los sonidos del silencio", es mucho más que un film para salir con una sonrisa del cine

Lunes 28 de febrero | 10:04

Ruby (Emilia Jones) es la única persona de la familia Rossi que puede escuchar. Su mama, su papá y su hermano son sordomudos. Dedicados a la pesca en Massachusetts, Ruby es el enlace entre su familia y el mundo exterior. Su voz y sus oídos. Sale a pescar todas las mañanas en el barco con su papá y su hermano, negocia los precios en el puerto y luego, corre a la escuela. Es la encargada de mantener a flote el negocio familiar. La situación se complica cuando las nuevas pautas federales imponen tributos en el mar por una suma de 800 dólares por día, más de lo que ganan en una jornada. Surge la encrucijada si abandonar el negocio, algo difícil ya que es lo único que saben hacer, o unirse con otros pescadores y vender el pescado directamente, sin intermediarios.

Pero Ruby también quiere hacer su vida y descubre que tiene talento para la música y que cantar la hace libre y feliz. Y este será el meollo: ¿ seguirá ayudando a su padres y a su hermano?¿ seguirá soportando la presión de llevar una vida marcada por ser la única que puede oír y hablar?.

Su mamá, Jackie (Marlee Matlin, la actriz sordomuda ganadora de un Oscar) no quiere que su hija se vaya y le dice: “¿si fueras ciega, querrías pintar?”. La pregunta revela una tensión familiar entre madre e hija y esta tensión es el corazón de la película.
Sian Heder, Tallulah 2016, no se propone hacer un “feel good movie”, película que reconforta por su optimismo, sino visibilizar las dificultades de las personas sordomudas tanto en la vida social como en la laboral y también mostrar los problemas que enfrenta la clase trabajadora en los Estados Unidos.
El título hace referencia a la sigla en inglés Children Of Deaf Adults (chicos de adultos sordos) pero CODA al mismo tiempo es la parte conclusiva de una sonata o de una sinfonía, un juego de palabras perfecto para un film que combina el silencio y la música.
Con algunos clichés amorosos y ritmos previsibles, CODA, viene de arrasar en el Festival de Sundance y tiene tres nominaciones a los premios Oscar.

En declaraciones a la agencia EFE, la directora expresó: "para mí no solo era importante, sino que era imprescindible que la cinta estuviera protagonizada por personas sordas, que realmente son las que viven esa experiencia que queríamos mostrar en la cinta. Además, detrás de las cámaras tuvimos también varios colaboradores sordos, para mí eso era muy importante", y espera que la gente cuando vea la película "sienta que ha conectado con la cultura sorda y que sienta más curiosidad y ganas de tender puentes entre el mundo oyente y el mundo sordo".
Y agregó: “todos los hijos de inmigrantes nos identificamos con ese sentimiento de culpa de ya no querer asumir esa responsabilidad por tus padres. En el caso de Ruby se trata de correrse del lugar de ser la representante, la voz y el oído de su familia. Y al mismo tiempo de resistirse a dejar ese lugar de poder y control que su capacidad de oír le otorga en su vínculo con ellos”, profundiza Heder, que desde el comienzo del proyecto tomó algunas decisiones que separaron a la película de las habituales elecciones narrativas del cine independiente norteamericano.

Ficha técnica:
Dirección: Sian Heder
Música: Marius De Vries
Fotografía: Paula Huidobro
Elenco: Emilia Jones, Troy Kotsur, Marlee Matlin, Daniel Durant, Eugenio Derbez




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias