×
Red Internacional

El gobierno busca un acuerdo. Hitos del endeudamiento. El rol de las dictaduras. Columna de economía de El Círculo Rojo, un programa de La Izquierda Diario en Radio Con Vos, 89.9. En texto y audio.

Pablo Anino@PabloAnino

Viernes 4 de junio | 10:14
  • El 31 de mayo el gobierno decidió no pagar un vencimiento por U$S 2.400 millones con el Club de París. Desde esa fecha existe un plazo de gracia de 60 días para llegar a un acuerdo o realizar el pago. De lo contrario, el país caería en default.
  • La gira europea de Alberto Fernández y Martín Guzmán y el encuentro virtual del presidente con la canciller alemana, Angela Merkel, indican que el país dejó de pagar porque no tiene recursos, pero sí tiene la voluntad de hacerlo mediante una renegociación.
  • ¿Qué requisito tiene la renegociación? Que el Gobierno alcance algún entendimiento previo, aunque sea inicial con el Fondo Monetario Internacional.
  • Que un acuerdo con el Club de París esté atado a un acuerdo con el Fondo no deja lugar a dudas que los dos organismos son parte del dominio financiero internacional de las grandes potencias sobre países atrasados como Argentina.

¿Qué es el Club de París?

  • Es un espacio de negociación entre acreedores y deudores creado en 1956 por un grupo de potencias que se unieron, justamente, para negociar de forma coordinada deudas bilaterales que tenía Argentina.
  • Luego el espacio se expandió en las negociaciones con otros países. Actualmente se realizan una decena de sesiones anuales presididas por funcionarios franceses.
  • ¿Qué países conforman el Club de París? Los más importantes son Alemania, Francia, Japón, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, España, entre varios otros. Esos países son, a la vez, los principales accionistas del Fondo.
  • El año 1956 es emblemático porque desde entonces el país no solo está atado al Club de París, sino también al FMI. ¿Quién gobernaba el país en 1956? La dictadura llamada “fusiladora” comandada por Pedro Eugenio Aramburu.
  • Es decir, que Argentina quedó atrapada en las garras de estos dos organismos por obra de una dictadura militar.

¿Cuáles son los hitos de la deuda?

  • Un crecimiento importante de la deuda con el Club de París tuvo lugar con la dictadura cívico militar que dio el golpe el 24 de marzo de 1976.
  • Alejandro Olmos Gaona, un gran estudioso de la deuda e hijo de quien inició una causa judicial en la que se establecieron centenas de ilícitos en la deuda de la última dictadura, explica lo que pasó con el consorcio Cogasco porque es muy gráfico de las estafas realizadas durante la dictadura.
  • Cogasco fue un consorcio conformado por una empresa estatal holandesa y dos contrapartes argentinas. La dictadura contrató a ese consorcio para hacer un gasoducto.
  • Cogasco pidió un préstamo al banco holandés AMRO por U$S 918 millones. Una tercera parte de ese préstamo llegó al país para obras. El resto jamás llegó. Desapareció en el Triángulo de las Bermudas.
  • Relata Olmos Gaona que en 1984 los auditores del Banco Central encontraron una serie de irregularidades e ilícitos en la deuda de Cogasco ¿Cuáles eran las consecuencias? Correspondía aplicarle a la empresa el régimen penal cambiario y además tendría que pagar multas estimadas en unos U$S 2 mil millones.
  • No sucedió. Frente a la quiebra del grupo holandés controlante de Cogasco, el banco Amro se quedó con sus acciones. Según Olmos Gaona: “Amro Bank de Holanda, que como integrante conspicuo del Club de París, impuso sus condiciones a los negociadores argentinos, para transformar deudas inexistentes en obligaciones de la República”.
  • Ese fraude contra el Estado Nacional fue convalidado en 1987 por los oficios de Carlos Melconian, Daniel Marx, Roberto Elibaum y Marcelo Kiguel, que en ese entonces eran autoridades del Banco Central.
  • La deuda con el Club de París fue reestructurada nuevamente en 1992 por Domingo Cavallo, quien a finales de la dictadura fue el responsable de una estafa: estatizar la deuda privada de un importante número de grandes empresas millones.
  • En el año 2001 se decretó la cesación de pagos porque el país no tenía recursos. En ese entonces, todavía se estaba pagando una gran parte de la deuda que provenía de la dictadura que, según Olmos Gaona, debía ser objeto de impugnación. No ocurrió.

¿El último capítulo?

  • Varios años después, en 2014, cuando el Gobierno de Cristina Kirchner buscó volver a los “mercados”, Axel Kicillof viajó a París para regularizar los pagos.
  • En ese entonces, el oficialismo dijo que hubo una parte de la deuda que no fue reconocida, lo cual es cierto. Pero eso era un detalle menor.
  • Lo central de aquella negociación fue que, según registros del Ministerio de Economía, Argentina tenía una deuda que se había elevado desde los U$S 1.800 millones en 2001 a más de U$S 6 mil millones con el Club de París.
  • Pero Kicillof volvió de París reconociendo una deuda por U$S 9.700 millones debido a que aceptó pagar una tasa de interés exorbitante. Los detalles de ese acuerdo nunca se conocieron, quedaron en la oscuridad, a pesar de haberse firmado en la ciudad de la luz.
  • Olmos Gaona dice que en varias oportunidades pidió al Banco Central y al Ministerio de Economía información, no estadística, sino de los documentos respaldatorios de la deuda con el Club de París. Nunca obtuvo respuesta.
  • Su conclusión, en relación a la negociación de Kicillof, es “que el gobierno ha negociado la deuda, sobre unos pocos e insuficientes datos, sin que exista documentación respaldatoria alguna, dejando nuevamente al arbitrio de los acreedores la fijación de los intereses, y los punitorios, como ya ocurriera en otro momento”.
  • Otra conclusión de Olmos Gaona es que en aquella ocasión se legalizó un delito. Es malo ser estafado, pero peor es consentir esa estafa como planea hacer, una vez más, el Gobierno de Alberto Fernández.



Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias