×
×
Red Internacional

Bronca y enojo son las expresiones que más se escucharon en la puerta de la Clínica Constituyentes, porque llevan 3 meses sin cobrar y siguen sin respuestas. Tras una lucha que arrancó en medio de la pandemia, los trabajadores y las trabajadoras son las que pagan la crisis.

Martes 12 de julio | 17:35

Mientras transcurría ya un año de pandemia, las trabajadoras y los trabajadores de la Clínica Constituyente de Morón, comenzaron con un reclamo que se extendió por meses por el pago de salarios adeudados. “Somos socios de las pérdidas” decían en ese momento, mostrando que las ganancias siempre quedan en manos de los empresarios.

Hoy comienza un nuevo paro, otra vez se repite la historia de hace un año, 3 meses sin cobrar salarios y la perspectiva no tiene horizonte. La bronca brota por todos lados, "¡no aguantamos más!", reflejando el hartazgo de una situación cada vez más crítica.

Hay compañeras que no tienen ni para cargar la sube, otras ya tienen afectada su salud por atravesar estas situaciones de incertidumbre y desde el ministerio de salud les dieron como respuesta, intiman a la patronal a que en 20 días les paguen los sueldos caídos y el aguinaldo.

“20 días es una eternidad” nos decía un trabajador cuando nos contaba la realidad que viven, "recién tendríamos una primera respuesta el 26 de julio, ¡falta un montón!, ¿Con qué vamos a comer y alimentar a nuestro hijos?". En medio de una crisis económica, con una inflación récord y con salarios cada vez más magros, desde la clínica no tienen respuesta y tampoco desde el gobierno de la provincia.

Con los anuncios de Batakis, de ajuste para el sector público y la salud estatal para mantener los acuerdos del FMI, delineados por Guzmán, tenemos que apoyar mucho más cada lucha. Porque, incluso muchos de quienes aquí trabajan, cumplen otros trabajos en el sector público. Esta es una lucha que tenemos que dar juntos para enfrentar este ajuste.

Te puede interesar: Entrevista. [Video] ¿Qué dejaron los anuncios de Batakis?: charlamos con el economista Pablo Anino

Porque incluso la salud privada es un gran negocio para los empresarios, como dejó en claro la pandemia, y es responsabilidad de los gobiernos, permitiendo que dueños de clínicas prioricen sus ganancias por encima de los derechos de los trabajadores y la salud de sus pacientes.

En la puerta de la clínica votaron una nueva acción para el día de mañana a las 9 hrs, con un corte de calle y un fondo de lucha para poder aguantar. Se vuelve necesario apoyarlos en su lucha.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias