×
×
Red Internacional

La conducción de ATEN fue convocada por el Gobierno el pasado 28 de Mayo y recibió una propuesta muy similar a la acordada por la conducción de ATE pero lograda con la enorme lucha de las y los trabajadores autoconvocados de salud. Un nuevo plan Z que mantiene los salarios por detrás de la inflación.

Martes 1ro de junio | 09:37

Con un acta que contiene muchas cuotas y pocas respuestas a las demandas de las comunidades educativas en épocas de pandemia, el martes 1 de junio, a las 18 hs se realizarán asambleas virtuales en toda la provincia para analizar el acta. Y si gana la moción de la conducción de Marcelo Guagliardo, será para aceptarla.

Los aumentos en cuotas, impulsados por el Gobierno nacional y los provinciales, hacen que año a año el salario vaya depreciándose frente a la inflación. Lo hacía el macrismo y continúa haciéndolo el peronismo a lo largo y ancho del país. Las centrales sindicales cooptadas y adaptadas al régimen no hacen nada para enfrentar el ajuste que imponen los gobiernos, permitiendo así, la reforma laboral como es el avance del teletrabajo durante el 2020, que atenta contra las condiciones laborales de lxs trabajadorxs. Así es que los estatales en su conjunto llevan varios años perdiendo poder adquisitivo, comparando la inflación anual a los aumentos salariales. Es por ello que las y los docentes se ven obligados a trabajar doble turno, para alcanzar un salario que permita mantener un hogar.

En este marco nacional se llega en Neuquén a esta negociación del Gobierno con ATEN (Asociación de Trabajadorxs de la Educación de Neuquén). La conducción gremial presenta esta propuesta salarial como “un triunfo de la organización” cuando está más que claro, para el conjunto de los trabajadores de la provincia, que si el gobierno provincial se tuvo que sentar nuevamente con los sindicatos para ofrecer una nueva pauta salarial es producto directo de la histórica lucha de los autoconvocados de salud, que durante 60 días estuvieron en conflicto, con cortes en la ruta del petróleo, indicando de dónde se debe sacar el dinero para las grandes mayorías.

El enorme apoyo de los trabajadores de la educación hacia los autoconvocados de Salud demostró que si la conducción de aten (TEP) no hubiese priorizado garantizar la paz social al MPN y al Gobierno nacional, se podría haber confluido en una lucha conjunta que arranque al gobierno un verdadero aumento salarial y condiciones reales para brindar educación en este contexto de pandemia. Para que la crisis no la paguemos el conjunto de las y los trabajadores.

El Gobierno ofrece un acuerdo muy similar al firmado por Quintriqueo como subproducto de la lucha de los elefantes de Salud, es decir un aumento que significará en enero del 2022 un incremento de entre el 53 % y el 58 % de salario de bolsillo, de acuerdo a la antigüedad. Cabe aclarar que este porcentaje incluye al 15% aceptado en marzo del 2021 y además se pagará en cómodas cuotas terminando de cobrar dicho aumento en enero del 2022.

En la provincia de Vaca Muerta, donde el MPN con la complicidad del PJ y el PRO, gobierna para las petroleras y ajusta en alianza con el Gobierno nacional para pagarle al FMI, la desigualdad social cada vez se agranda más. Mientras las petroleras se llevan $1400 millones por día, los hospitales están vaciados y se vulneran todos los derecho básicos de la población trabajadora de la provincia, incluido el derecho a la educación.

La conducción de ATEN se sentó a “negociar” con el Gobierno, sin citar a los docentes a debatir el pliego de reivindicaciones que debía exigirle a la patronal (el gobierno del MPN). Una vez más, llegando al mes de junio, no han convocado a reuniones de delegados, ni asambleas, dejando a las escuelas con las mismas problemáticas, luchando por separado.

Por eso, contra la política de pasivización de la conducción TEP de aten, desde la Agrupación Negra impulsamos una campaña de elección de delegadas en cada escuela y exigimos a la conducción que convoque asambleas periódicas para poder hacer un mapa de situación y poner al sindicato en pie de lucha contra el avance de la reforma educativa, laboral y previsional, contra el desguace del sistema de educación pública y por el derecho a la educación de los hijos de la clase trabajadora.

Además de exigir a las conducciones de los sindicatos, un paro provincial de la CTA en defensa de los compañeros de la primera línea que están siendo perseguidos por denunciar las condiciones laborales en los diferentes sectores y el estado catastrófico de la salud pública.

Y en conjunto con los frentes opositores Bermellón y Multicolor, vamos a mocionar en las asambleas, por la unidad con otros sectores en lucha, en defensa de la salud pública, por un aporte concreto al fondo de huelga, de las y los trabajadores autocovocados. Por la importancia de que nuestro sindicato convoque a paro este 3 de junio, por la salud y en contra de la violencia hacia las mujeres.

En defensa de la educación pública estaremos denunciando la falta de dispositivos y conectividad, la situación socioeconómica que atraviesan las familias de nuestras escuelas, que no tienen forma de subsistir con las restricciones de circulación y que además los módulos alimentarios que llegaron a las escuelas son insuficientes, en la mayoría de los casos la mitad de lo que se necesita dejando en mano de directivos y docentes la decisión de a qué familias ayudar.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias