Política

PANORAMA

Ciudad sitiada, detenidos y bombas de humo para ocultar el saqueo

El saqueo que significa la aprobación del Presupuesto 2019, el Gobierno pretende ocultarlo tras cortinas de humo: allanamientos y 13 detenidos. Macri firmó un nuevo decreto para el derribo de aviones.

Rosa D'Alesio

@rosaquiara

Sábado 17 de noviembre de 2018 | 00:00

Imagen/Enfoque Rojo

La aprobación del Presupuesto 2019 exigido por el FMI, significa un saqueo brutal al pueblo trabajador. Si el rechazo a esta ley se escuchó débil en las calles se debe a que la CGT se borró y los sindicatos dirigidos por el kirchnerismo no llamaron a parar y tampoco movilizaron toda la fuerza social de sus trabajadores.

Cambiemos contó además con la colaboración de senadores de la oposición para aprobar el presupuesto, entre ellos el xenófobo Miguel Ángel Pichetto, del peronismo federal.

No obstante esto, el Gobierno acude a cortinas de humo para cambiar la agenda nacional y aparecer como en "control de la situación" ante los ojos de los líderes imperialistas que llegarán, en pocos días, para el G20.

Allanamientos, detenciones y supuestas “amenazas” terroristas

Cambiemos volvió a utilizar la misma receta que aplicó cuando la ley del Presupuesto 2019 se trataba en Diputados: buscar un chivo expiatorio para cambiar la agenda nacional con la colaboración de las empresas periodísticas. En aquella oportunidad detuvieron por unas horas cuatro personas extranjeras, lo que desató una campaña xenófoba de parte del Gobierno y la “oposición” peronista en sus distintas corrientes: Sergio Berni, Miguel Ángel Pichetto y Sergio Massa.

En esta oportunidad fueron más lejos. Hasta el momento hay 13 detenidos. Realizaron allanamientos en el barrio porteño de Flores tras la detención de dos personas, de familias musulmanas, a las que pretenden vincular a supuestos grupos terroristas. Un día antes, también en la Ciudad de Buenos Aires, una biblioteca anarquista y un centro cultural fueron allanados. Si el Gobierno quiere avanzar más en esta dirección, cuenta a su favor con la vigencia de la ‘Ley antiterrorista’ que se votó durante el kirchnerismo.

Te puede interesar: Repudiamos allanamientos a locales anarquistas históricos: buscan tapar el ajuste y crear clima represivo para el G20

En estos allanamientos no encontraron nada que presuma que se gesta una célula terrorista. Detrás de la evidente operación política, se busca ocultar el malestar social provocado por la inflación, que alcanzará a fin de año un 48 %, la más alta desde 1991. A esto se suma los tarifazos -que golpea con más fuerza los bolsillos de los trabajadores-, y los despidos. Lo que explica que una de las últimas encuestas arrojara que un 60 % de los consultados desaprueba la gestión del Gobierno.

Los acuerdos con el FMI y la proximidad de la cumbre del G20, son otros de los factores que explica que el Gobierno de Mauricio Macri tome la agenda represiva de Estados Unidos.

Buscan criminalizar la protesta social y desalentar a que el pueblo trabajador se movilice. Con los allanamientos y las detenciones pretenden generar miedo y dividir las fuerzas de los que quieren enfrentar el ajuste y los despidos.

Sitiar la Ciudad va en el sentido de este objetivo. Este viernes la ministra de Seguridad presentó en un acto, junto a parte de su gabinete de Seguridad e integrantes del gobierno y del Ejército chino, parte del armamento que utilizarán para la cumbre del G20. Entre ellos las donados por China que llegaron este martes al puerto de Buenos Aires. Se trata de los Menshi CSK-131, un carro blindado 4×4 con capacidad para portar armamento liviano, y 20 motos policiales de última tecnología.

Decretan el derribo de aviones

Este viernes Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña, y los ministros de Defensa y Seguridad, de Aguad y Bullrich, firmaron el decreto 1054/2018 que habilita el derribo de aviones, que no estuvieran previamente autorizados, durante la cumbre del G20. La autoridad responsable de llevar adelante este protocolo sera el Ministerio de Defensa, que blindará 460 kilómetros del espacio aéreo desde el 29 de noviembre al 2 de diciembre.

Este nuevo decreto modifica el firmado por Macri a poco de asumir. En 2016 el Gobierno arrancó con una agenda represiva, estableciendo la emergencia en seguridad, bajo el pretexto de la guerra contra las drogas. El repudio a esas medidas fue tan grande, que el Gobierno tuvo que desistir de aplicar esa agenda y debieron transitar otros caminos para su objetivo.

Te puede interesar: Ley de derribo: el narcotráfico como excusa para ampliar el aparato represivo

Es a partir de la preparación de la cumbre del G20 que Cambiemos pudo equipar las fuerzas represivas con municiones gruesas, adiestrados bajo el mando del temible Comando Sur de Estados Unidos, e introducir mayor espionaje a través de ciberdefensa y ciberseguridad.

La ministra Bullrich anunció que esta dispuesta a utilizar este equipamiento: “Argentina está preparada” para la realización de la cumbre y las medidas de seguridad tomadas son "muy fuertes" y "si hubiera violencia, la respuesta va a ser inmediata: no la vamos a permitir" disparó la ministra de la mano dura.

El gobierno de Cambiemos militariza la Ciudad de Buenos Aires en aras de tapar una crisis social y económica en curso. Al mismo tiempo lo hace para mostrarle a las grandes potencias imperialistas que se reunirán en el G20 su más completa subordinación a sus dictados de "seguridad" y "orden".







Temas relacionados

Patricia Bullrich   /    Mauricio Macri   /    G20   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO