Política México

POLÍTICA MÉXICO

Cinismo de la OCDE: “México, uno de los países más desiguales del planeta”

Entre el cinismo y el sarcasmo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) declaró este 15 de octubre en un foro nacional de la Industria Química que México era el país más desigual del planeta. Esta institución imperialista, que ha respaldado los planes que causan la miseria capitalista del país, culmino con un llamado a implementar un segundo paquete de reformas.

Sergio Abraham Méndez Moissen

México @SergioMoissens

Sábado 17 de octubre de 2015 | Edición del día

El cinismo imperialista

No deja de ser cínico que la institución imperialista que agrupa, entre otros, a los Estados Unidos y Francia para imponer planes económicos, militares y políticos a los países dependientes, coloniales y semicoloniales insistan que México sea uno de los países más desiguales del planeta. De hecho es la misma institución que presionó a Grecia a asumir todos los planes económicos que llevaron a los trabajadores griegos a una situación al bordo del abismo. Y siguiendo este camino, su secretario José Angel Gurria (un político patronal que fuera integrante de los gabinetes de Zedillo y de Fox) llamó a que en México se implementen más reformas y se reduzcan las pensiones de 26 millones de trabajadores.

La OCDE declaró con precisión: “aunque el país ha instrumentado una política macroeconómica responsable y la aplicación de las reformas estructurales han restablecido la confianza, es necesario que México apruebe un segundo paquete de reformas México tiene uno de los niveles más altos de la OCDE de desigualdad, probablemente del mundo, América Latina es el continente más desigual del mundo, no el más pobre y México no canta mal las rancheras en materia de desigualdad estructurales que integre el aumento de la contribución en pensiones.”

Las causas de la pobreza

Estas instituciones imperialistas son las mismas que aplaudieron la implementación del Tratado de Libre Comercio en 1994 que destruyó el campo mexicano, la venta de cientos de empresas estatales a precio de regalo -como el caso de TELMEX para Carlos Slim-, que celebraron la reforma laboral, que destruyen los salarios y el derecho a la sindicalización, la reforma educativa, que privatiza la educación y despide a miles de maestros, así como la reforma energética que privatiza PEMEX.
Carlos Slim es considerado el segundo hombre más rico del mundo y amasa una fortuna de 77 100 millones de dólares. German Larrea es el productor número 3 de cobre del mundo. Azcarraga y Salinas Pliego tiene una fortuna de 8 millones de dólares.
Al mismo tiempo en el país hay 7 mil personas detenidas en reclusorios por robo de comida: robo por hambre. Además, según Araceli Damian y Julio Bolvitnik “el 64.8 por ciento de los mexicanos presentó pobreza alimentaria, es decir casi el triple de lo reconocido oficialmente. La situación era muy crítica en las zonas rurales (87 por ciento), y en las urbanas no era un problema menor (como parece ser con los datos oficiales), ya que casi 60 por ciento de la población resultó ser pobre por esta dimensión (57.2 por ciento).”

No dicen nada nuevo. Vivir en México, como dice un poema, es casi un acto subversivo. El salario mínimo no alcanza para cubrir la canasta básica. Los salarios en el país son los más bajos de toda América Latina.

Mientras los trabajadores, el pueblo pobre, las mujeres, los pueblos originarios hacen esfuerzos sobrehumanos para llegar a fin de mes en México existen grandes fortunas, grandes empresarios y capitalistas que han amasado fortunas impresionantes en base a la implementación de las reformas estructurales.

El principal responsable de la pobreza y la desigualdad es este sistema capitalista de explotación, opresión y miseria, donde un puñado de capitalistas se apropian de la riqueza que produce la inmensa mayoría trabajadora, en el campo y la ciudad. Y la subordinación y dependencia al imperialismo, que impone sus planes económicos, políticos y militares, y hace de este país su patio trasero.

El cinismo de la OCDE no tiene parangon pues son estas instituciones, junto al FMI y el BM quienes son los principales responsables de la aplicación de una serie de medidas y reformas estructurales que han convertido a México en un patio trasero de los intereses de los imperialistas. Son estas instituciones imperialistas, junto a los partidos políticos patronales como el PRI, el PAN y el PRD, los que han sumergido al país en la miseria, la barbarie y la pobreza.







Temas relacionados

Política México   /    México   /    OCDE   /    Pobreza   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO