×
×
Red Internacional

Cine. Cinco películas para celebrar a Stanley Kubrick

En un nuevo aniversario de su nacimiento, repasamos una serie de cinco grandes películas por las que el celebrado director de cine se hizo famoso y entró en la historia cinematográfica.

Martes 26 de julio

Stanley Kubrick fue uno de esos directores cuyas películas se hicieron tan de culto que ya son parte de la memorabilia del cine y como tal, del inconsciente colectivo de varias generaciones. Nacido un 26 de julio de 1928 en Nueva York, fue uno de los refentes cinematográficos más influyentes del siglo pasado y la simbología que usaba en sus historias la convirtieron en uno de sus sellos característicos. Falleció en el Reino Unido el 7 de marzo de 1999 a la edad de 70 años, dejando tras de sí una vasta carrera como director. A continuación, una selección de cinco de sus películas para seguir disfrutando.

1) Spartacus (Espartaco, 1960)

Basada en la novela homónima de Howard Fast y con las actuaciones de Kirk Douglas, Laurence Olivier y Tony Curtis entre otros, cuenta la historia real de Espartaco, un esclavo que dirige una rebelión contra la República romana conocida como tercera guerra servil. La película fue galardonada con cuatro premios Óscar y fue la única película dirigida por Kubrick en la que no tuvo un control artístico completo. Por este motivo, a pesar de la fama indiscutida que tuvo la película, con el tiempo se distanció de ella.

2) 2001: Una odisea del espacio (2001: A space odyssey, 1968)

Producida y dirigida por Kubrick, el guión fue coescrito con él y con el novelista de ciencia ficción Arthur C. Clarke, basada en particular en un cuento suyo pero también con elementos de otros. La película relata un viaje a Júpiter con la supercomputadora sensible HAL tras haberse producido el descubrimiento de un monolito alienígena. Actualmente es considerada como una de las películas más grandes e influyentes jamás realizadas porque fue una de las pioneras en el uso de efectos especiales. Fuera de todo convencionalismo, la historia no tiene diálogos en exceso y sí tiene por ejemplo un destacado uso de la música, con largas escenas donde solamente se escucha música clásica.

3) La naranja mecánica (A clockwork orange, 1971)

Basada en el libro homónimo de Anthony Burgess, la trama cuenta la historia de Alex DeLarge, un adolescente cuyas pasiones son la música clásica, en particular Beethoven y su Novena Sinfonía, el sexo, las drogas sintéticas y, por supuesto, el liderazgo de la ultraviolencia que lleva a cabo junto a sus amigos. La vida de Álex transcurre plácidamente de esta forma hasta que es traicionado por uno de sus amigos, cae preso y una vez allí se presta a una suerte de rehabilitación experimental conocida como el “método Ludovico”. Su estreno supuso una revolución para la época. Hasta entonces, ninguna película había gozado de tal grado de polémica debido al nivel excesivo de violencia que incluía torturas y violaciones. Estos elementos, junto con la crítica social de fondo, la convirtieron en uno de los sucesos más destacados. Fue nominada a cuatro premios Oscar y censurada en varios países.

4) El resplandor (The shining, 1980)

Stephen King escribió la novela que luego se convirtió en la base de esta película protagonizada por Jack Nicholson y Shelley Duvall. Jack Torrance es el personaje principal al que le ofrecen una posición como cuidador de un hotel de lujo junto a su familia durante el invierno. Pero por supuesto las cosas no saldrán tan bien en ese periodo de tiempo. Es considerada por la crítica como una de las mejores películas de terror de la historia y sobre la trama, Kubrick declaró que "hay algo intrínsecamente malo en la personalidad humana. Tiene un lado malvado. Una de las cosas que pueden hacer las historias de terror es mostrarnos los arquetipos del inconsciente; podemos ver el lado oscuro sin tener que enfrentarlo directamente".

5) Ojos bien cerrados (Eyes wide shut, 1999)

Fue la última película de Kubrick antes de su muerte, logró mostrar el corte final antes de finalmente fallecer en marzo de ese mismo año. El misterio, el erotismo y los rasgos psicológicos son los protagonistas de esta historia protagonizada por Tom Cruise y Nicole Kidman, donde como consecuencia de la admisión de una posible infidelidad por parte de ella, él se embarca en una fiesta que resultó ser una orgía con personas enmascaradas. Basada en la novela "Dream Story", Kubrick había comprado los derechos para hacer una película en la década del 60 pero recién 30 años más tarde comenzó a darle forma al proyecto. Es su película más taquillera.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias