×
×
Red Internacional

1° de Mayo. Enfrentar el ajuste: cinco motivos para ir a las asambleas abiertas del PTS y los actos del FIT

Las condiciones de vida de la clase trabajadora empeoraron a pesar de la recuperación económica. Mientras un sector de trabajadores está desocupado, otro tiene empleo precario con jornadas extenuantes. El acuerdo con el FMI implica un mayor ajuste. Es posible organizarnos para pelear por otra salida. Vení a debatir cómo enfrentamos el ajuste en curso.

Viernes 29 de abril | 20:36

Este 29, 30 de abril, y 1° de mayo el PTS realizará asambleas y encuentros abiertos hacia el Día Internacional de los trabajadores y las trabajadoras para discutir juntos la crítica situación en la que vivimos, atravesada por un acuerdo con el FMI, que exige mayores recortes, una inflación que no para y destroza nuestros salarios.

También queremos charlar cómo hacemos para organizarnos y pelear por otra alternativa, y por otra vida que nos permita poder trabajar menos horas, para trabajar todas y todos, disfrutar del tiempo libre para estar con nuestras familias, amigas y amigos, o realizar otras actividades como deportivas o culturales y desplegar así todas las capacidades humanas.

Te puede interesar: Hacia el 1° de Mayo: asambleas abiertas del PTS y actos del Frente de Izquierda en todo el país

¿Por qué es importante que vengas?

1-Porque cada vez nos precarizan más la vida

La desocupación alcanzó el 7 % a fines del 2021, significa que hay alrededor de 1,5 millones de desocupadas y desocupados en todo el país. Los más afectados son las mujeres y los jóvenes. En tanto, el 13 % está subocupado, es decir que trabaja menos de 35 horas semanales mientras que un 27 % está sobreocupado, lo que significa que trabaja más de 45 horas semanales.

Además, abunda el trabajo precario, según calculó La Izquierda Diario, la precarización extrema alcanza al 70 % entre la juventud.

2-Porque nuestros salarios no alcanzan para llegar a fin de mes y las jubilaciones son de miseria

La inflación y las paritarias a la baja implicaron un fuerte deterioro del poder de compra de los salarios. Alberto Fernández asumió con la promesa de recomponer los salarios que se desplomaron durante el macrismo, pero esto no ocurrió. En febrero el poder de compra en el sector privado registrado se ubicaba un 20 % debajo de su nivel en octubre de 2015. En el sector público, la caída era del 29 % (febrero 2022 versus octubre 2015). Entre los informales el desplome era del 30 % (en este caso en relación a octubre de 2016). Los dirigentes sindicales siguen de cuarentena y fueron cómplices de esta pérdida.

Te puede interesar: ¿Por qué trabajamos más y somos más pobres?

Los especialistas advierten que en los últimos años se observa el fenómeno de los trabajadores pobres, es decir trabajadoras y trabajadores que tienen un empleo de jornada completa, pero que su salario está por debajo de la canasta de pobreza que elabora el Indec.

En tanto, Alberto Fernández aseguró que entre los bancos y los jubilados elegiría a los jubilados, pero los hechos demostraron lo contrario. Mientras los bancos tienen ganancias millonarias, al igual que otras patronales, los haberes de los adultos mayores fueron ajustados. Primero, el Gobierno suspendió la ley de la movilidad jubilatoria, y luego modificó la fórmula previsional que no incluyó una cláusula para evitar que los haberes pierdan contra la inflación.

En la actualidad la jubilación mínima es de $32.630 mientras que la Canasta Básica de los Jubilados es de $ 97.238 en abril de este año, según calculó la Defensoría de la tercera edad. Es decir, que el haber mínimo alcanza para vivir 10 días al mes.

3-Porque hay que enfrentar la pobreza que afecta a millones

La pobreza alcanzó el 37,3 % a fines del 2021. Si bien es un porcentaje menor con respecto al mismo período del 2020, hay 17 millones de pobres y 3,8 millones de indigentes en todo el país.

Te puede interesar: Salvia: “En la niñez hay un 50 % que ha vivido la pobreza sistemáticamente”

Desde la dictadura a la actualidad la decadencia que impone la clase capitalista y sus partidos políticos se manifiesta en el aumento de la pobreza y el empeoramiento de las condiciones de vida de las mayorías populares. Según datos de Orlando Ferreres, la pobreza en 1970 era del 4,6 % y escaló en momentos de crisis como con la hiperinflación, o en 2002 con la devaluación de Eduardo Duhalde, que alcanzó el 55 %.

4-Porque nos están saqueando y el FMI exige más ajuste

Un sector del oficialismo junto a la oposición patronal de Juntos aprobó el acuerdo de Facilidades extendidas con el FMI. Así, se convalidó la estafa de la deuda contraída por Mauricio Macri. Un préstamo histórico que el organismo autorizó para financiar la campaña electoral del expresidente.

Las metas del acuerdo incluyeron una fuerte reducción del déficit fiscal, y para 2025 el país tendrá que lograr el déficit cero. Esta disminución, centralmente, se hará recortando gastos como las jubilaciones o partidas importantes como salud o educación, también se podarán los subsidios a la luz y el gas. Esto significará más aumentos de las facturas, en marzo subieron un 20 % y se espera otro incremento en junio del 21,5 %.

El tipo de acuerdo pactado con el organismo internacional es el más duro en condicionalidades, y suele exigir reforma laboral y previsional. El FMI monitoreará la economía para controlar el nivel de ajuste por al menos 10 años.

El kirchnerismo votó en contra, pero no hizo nada para impedir que se apruebe ese acuerdo, y sólo expresó los motivos de su rechazo una vez que se aprobó el pacto en Diputados, e hizo lo mismo en el Senado. ¿Por qué el pueblo trabajador tiene que pagar una deuda ilegal e ilegítima? Es posible movilizarse por el desconocimiento soberano de la deuda. La fuerza está, así se demostró con las masivas movilizaciones en diciembre y en febrero de trabajadores, movimientos sociales, ambientalistas, feministas, la izquierda junto a otros sectores contra el ajuste del Fondo.

5-Porque la izquierda propone otra salida

Cada una y cada uno de nosotros vive este deterioro a diario, el encarecimiento de la vida, la dificultad para acceder a una vivienda. La derecha solo propone más ajuste y reforma laboral, el Gobierno pretende cumplir con el FMI y solo aplica parches para contener la inflación. El Estado se encargó en estos años de gestionar la miseria social, los planes sociales son una ayuda para que millones de trabajadores puedan sobrevivir, pero no alcanza para llegar a fin de mes. El régimen capitalista no puede dar una salida de fondo a la pobreza ni la desocupación. Solo las administra. ¿Cuál es la salida?

El PTS en el Frente de Izquierda Unidad te invita a participar de las asambleas abiertas para que entre todas y todos discutamos otro camino. La izquierda propone trabajar 6 horas diarias con cinco días laborales a la semana, es decir treinta horas semanales, sin reducción salarial y con un salario mínimo igual a la canasta familiar. Es una propuesta que apunta a que nadie se quede sin empleo y para que trabajemos todas y todos. Pero además para que lo hagamos con todos los derechos, por eso también planteamos el fin de la tercerización laboral, con el pase a planta permanente de esos trabajadores y trabajadoras.

La reducción de la jornada laboral es inseparable de la lucha por absorber a todas las trabajadoras y trabajadores desocupados en la perspectiva de imponer el reparto de las horas de trabajo. Si se aplicara esta propuesta se crearía en lo inmediato más de un millón de puestos de trabajo en las 12 mil grandes empresas del país. Esto implica afectar la ganancia empresaria para asegurar el empleo. Por eso exige una lucha organizada de la clase trabajadora, y su conquista parcial, hará necesario un control de los trabajadores en los lugares de trabajo para evitar las maniobras de los grandes empresarios. La conquista duradera y generalizada, necesariamente, planteará la lucha por un gobierno de trabajadores.

Con los actuales desarrollos de la ciencia, la tecnología y el nivel alcanzado de la productividad del trabajo, podría reducirse progresivamente la jornada laboral. Pero el capitalismo es incapaz de generalizar los avances de la técnica, confinada a un selecto grupo de países y a un grupo de ramas de la producción, mientras que la mayoría de las enormes masas de trabajadores producen con un nivel tecnológico y de productividad atrasado, fábricas, que extraen hasta el último aliento a sus trabajadores. Queremos utilizar el tiempo libre para la cultura, el arte o la ciencia y establecer una relación más armónica con la naturaleza. Pero para ello hay que discutir quién dirige la producción y en función de qué fines. En manos de las patronales, cuyo objetivo es mejorar sus ganancias a costa de la explotación del trabajo asalariado, el rol es otro. Esta es una de las propuestas, entre otras, que queremos debatir.

“8 horas de descanso, 8 horas de trabajo, 8 horas de recreación” fue el grito que unió la lucha de los trabajadores de todo el mundo desde las primeras décadas del siglo XIX, y logró imponer la reducción de la jornada laboral. De cara a una nueva conmemoración del Día Internacional de los trabajadores y las trabajadoras sigue vigente la pelea por defender nuestras condiciones de vida y existencia en un sistema que nos conduce una y otra vez a la barbarie.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias