×
×
Red Internacional

Marcando la cancha a Perotti. Cinco mil docentes, estatales y médicos se movilizaron contra el ajuste en Santa Fe

Este medio día, unos cinco mil docentes de Amsafe y Sadop, trabajadores estatales de ATE y médicos de SIPRUS, se movilizaron reclamando por la apertura de paritarias y denunciaron a los gobiernos provincial y nacional. La bronca de las y los trabajadores logró la unidad en las calles. Es necesario un Encuentro de Base de las y los luchadores para imponer el paro a las CTA´s y la CGT.

Escuchá esta nota
Martes 2 de agosto

Hay clase (trabajadora)

En una mañana que empezó fresca, las escuelas de Rosario amanecieron en silencio. El paro por 48 horas votado por los docentes nucleados en Amsafe y en Sadop revistió la contundencia necesaria para reclamar contra el ajuste del gobernador Perotti y la reapertura de paritarias.

Pero en las calles de Rosario no confluyó solo la docencia. La inflación del 36% hace que los salarios se queden cortos con meses que parecen cada vez más largos. La cruda realidad de un ajuste que se aplica “veinticuatrosiete”, es la nafta que pone en marcha el motor de la bronca. La bronca, que hace años se acumula, se tapona, que se hace espera, que se desvía, hoy se volvió a hacer marcha.

Estaban los y las trabajadoras de ATE, las que en PAMI atienden a nuestros abuelos y las que en las escuelas calientan el mate cocido o la leche (cuando hay y la térmica no salta) para nuestros pibes y pibas. Estaban los y las compañeras de SiPruS, profesionales de la salud, a quienes en nuestras marchas no dejamos de aplaudir jamás, porque son nuestra primera línea. Estaban también las compañeras y compañeros de SADOP y AMSAFE, que siguen empeñados en esa terca tarea de enseñar y aprender en el aula y en las calles, reclamando por el salario, pero también para que haya gas en las escuelas y no morir de frío, para que haya cargos y estabilidad porque no se puede vivir de reemplazo en reemplazo, para que se terminé de violentar desde los gobiernos a las infancias, a las que educan y reciben una ración de comida valuada en $85 ni a sus propios hijos, que el gobierno valúa en $780 mensuales por asignación familiar.

También se movilizaron organizaciones sociales, partidos como el PTS en el Frente de Izquierda Unidad y otros sectores en lucha como las familias que pelean por tierra y vivienda en Magaldi o de la toma de Circunvalación y Maradona, un gran ejemplo de cómo las comunidades, pueden cumplir un rol fundamental en construir esa unidad grande e invencible en cada territorio para combatir contra las campañas mediáticas anti docentes, pero también contra la demonización de los y las desocupadas que buscan dividir al pueblo trabajador.

Y acercaron su solidaridad también gremios que no estaban en paro, como SUTRACOVI, Correo, Asociación Bancaria, Luz y Fuerza, Judiciales y Aceiteros.

Frente de todos con los ricos y especuladores

La movilización finalizó con un acto frente de la sede de gobernación, y estuvo atravesado por duras críticas al gobierno de Omar Perotti, quien al mismo tiempo que niega los reclamos más elementales de las y los trabajadores de la educación y la salud, gasta millones en publicidad para refregarnos en la cara que cuenta con un superávit fiscal de 12 mil millones de dólares, se jacta de 251 mil millones de pesos por fondos de coparticipación. Pero como preguntó retóricamente el compañero de SiPruS: “toda esa plata, ¿ustedes la ven en alguna escuela, centro de salud u hospital, la vieron?

La obscenidad santafesina es casi inexplicable para quien no la vea. Por nuestros puertos entran uno de cada tres dólares que ingresan al país. En nuestros paisajes rurales proliferan los silo-bolsas con los cuales los grandes terratenientes especulan presionando a la devaluación. Son estos sectores empresario a los cuales Perotti no se cansó de apoyar como hizo con Vicentín, o que directamente han premiado como anunció Alberto Fernández hace unos días con el “dólar-agro”.

Pero también el gobierno nacional y sus funcionarios recibieron críticas. Sueldos que no alcanzan, jornadas laborales dobles, alquileres, comida y medicamentos que no paran subir, inflación y ajuste fueron denunciados por los diferentes oradores. No quedaron afuera de las denuncias el pacto con el FMI y la reivindicación a la unidad ganada en las calles la mañana del martes.

La reciente designación de Sergio Massa como “super-ministro” a los únicos a los que trajo tranquilidad fue a los mercados, a la embajada de Estado Unidos y los grandes empresarios. Las y los trabajadores, mostraron hoy en las calles, no sólo que no tiene tranquilidad, sino que están dispuestos a ir al paro presionando a sus organizaciones sindicales para que coordinen confluir en la lucha como vimos hoy.

Coordinar a lxs que luchan

La movilización de hoy demostró que cuando sobra bronca no faltan ganas de pelearla. Por eso incluso aquellos sectores donde a la base no le permitieron votar, tuvieron que llamar al paro como sucedió con UPCN. Cuando desde abajo se logra imponer que los sindicatos vayan al paro confluyendo con otros gremios es momento de pensar que hay que ir por más.

Por eso Amsafe Rosario se tendría que poner a la cabeza de convocar junto a ATE, SiPruS y Sadop a un gran Encuentro Regional de Base de todas y todos los luchadores, donde no participen sólo las y los delegados, sino también cada docente, maestra, enfermera o médico que hoy se haya movilizado. Un encuentro de este tipo podría votar un plan de lucha común entre todos los sectores, como los sindicatos que hoy acercaron su solidaridad aunque no habían parado, y juntar fuerza para exigirle e imponerles a las centrales provinciales como la CTA y la CGT que convoquen a medidas de luchas y paros para enfrentar el ajuste.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias