Mundo Obrero

ATAQUE MENEMISTA

Cierre de Minera Aguilar: firman un acta a la medida del pulpo Glencore

Autoridades de AOMA, la empresa Glencore junto al Gobernador de Jujuy firmaron un acta que alienta los retiros voluntarios que ofreció la misma empresa tras anunciar el cierre en noviembre pasado. Así quedan sin garantía alguna los 700 puestos de trabajo que se perderían, al igual, que El Aguilar no se transforme en un pueblo fantasma. Se necesita reorganizar a las bases para un plan de lucha en defensa del empleo.

Alejandro Vilca

Diputado PTS/FIT Jujuy | @vilcalejandro

Gastón Remy

Economista, docente en la Facultad Cs. Económicas UNJu.

Miércoles 13 de enero | 14:23

En el día de ayer las autoridades de AOMA –seccional Jujuy-, la empresa Glencore, el gobernador Morales y algunos funcionarios provinciales firmaron un acta cuyo principal punto es el pago de una indemnización doble al momento del cálculo del retiro voluntario.

Esta medida elevaría el monto económico para cada minero que la acepte, aunque al ser el principal motivo de reclamo del sindicato, deja sin protección alguna los 700 puestos de trabajo. Incluso, es una forma de alentar el cierre promovido por el grupo Glencore que transformaría a la localidad de El Aguilar en un pueblo fantasma.

Gerardo Morales, festejó en su cuenta de tuiter el acuerdo, como si los retiros fueran realmente voluntarios en una empresa cuyo dueño, el grupo Glencore, definió el cierre total de operaciones aduciendo el agotamiento del mineral. Cuando los mineros, técnicos y profesionales, y hasta el mismo Gobernador entrevistado en Canal 7, afirmaron que aún hay mineral.

Te puede interesar: Minera Aguilar: ante el cierre el FIT presentó proyecto de estatización y gestión obrera

Entonces, lo que está facilitando el Gobierno es el plan de la empresa, incluso, si no aceptaran los retiros voluntarios, se trata de despidos, que por decreto presidencial se deben pagar con doble indemnización. O sea, no le están dando nada nuevo, si están dictaminando un marco a través del acta para el cierre de la mina como quiere la multinacional. Algo similar a la forma en que el ministerio de Trabajo de la provincia respondió al cierre de la fundidora que Glencore ordenó en Palpalá en 2019 donde el Estado propuso arreglar indemnizaciones al 50%, y la promesa para algunos trabajadores de tener un puesto en el Parque Solar Cauchari, lo cual fue una estafa.

Por el lado del PJ-FdT jujeño aliado a Morales acompañó en silencio sus decisiones. Y en el caso del gobierno nacional que hacia fines del año pasado anunció “la mesa para el desarrollo minero a 30 años”, ni el Secretario de Minería, Alberto Hensel, ni el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, o alguno otro funcionario mencionaron el caso del cierre de minera Aguilar de manos de Glencore. Esta última es dueña de la mayoría accionaria de Renova S.A., la principal empresa del grupo Vecintin. Haber dado marcha atrás con la expropiación del grupo dedicado al agronegocio, parece que también es motivo para dejar pasar el cierre de una minera. El silencio es cómplice.

La trampa de los retiros voluntarios

Desde el 16 de noviembre cuando la empresa informó de forma intempestiva el cierre mediante una carta pasaron 57 días hasta la firma de esta acta. La conducción del gremio minero, AOMA –seccional Jujuy- en distintas asambleas, donde solo tomaba la palabra el Sec. Gral., Carlos Trejo, mencionaba la defensa de la fuente laboral, a la vez, que planteaba la forma de encarar los retiros voluntarios. Si esto se hacía de manera individual o colectiva. El acta firmada ayer apunta justamente a esto último. Pero en ningún momento durante estos casi dos meses se dispuso un plan de lucha a la altura de la guerra lanzada por el gigante Glencore al anunciar el cierre.

Mientras tanto, la empresa aprovechó todo este tiempo para lanzar un desgaste psicológico a la familia minera con llamados permanentes para que arreglen retiros por distintos montos de dinero, e hizo su trabajo sucio. Ahora con la firma del acta la empresa y el gobierno ganan fuerza para su línea de retiros voluntarios y que avancen así en el cierre de la minera.

Si el sindicato no cambia su política y pone el eje en la defensa de los puestos de trabajo, deja a los trabajadores y sus familias, sin otra alternativa que aceptar la política de la empresa y el gobierno. Es necesario reorganizar a los mineros y sus familias en asambleas donde puedan hablar todos y lanzar un plan de lucha en defensa de los puestos de trabajo. Los mineros no están solos. Cuentan con un amplio apoyo popular como se expresó en cada movilización de los mineros por la provincia con el saludo de taxistas, trabajadores estatales, comerciantes, integrantes del centro de residentes de mina El Aguilar que les alcanzaron comida mientras esperaban en Plaza Belgrano. Con todos ellos está planteando, hacer de la defensa de minera y el pueblo de El Aguilar una gran causa popular.

Y para ello, está planteada también la pelea para que AOMA central apoye a la seccional jujeña, para nacionalizar la pelea y ganar apoyo en todo el país, como ya expresaron los mineros de Río Turbio a través de su conducción gremial. Como también la coordinación con distintas organizaciones de derechos humanos, sindicales y políticas que han dado su apoyo a los mineros como HIJOS Jujuy, Andhes, CTA, ATE, AFAAJ (ambulantes y feriantes), la Red de Trabajadores Precarios, el Frente de Izquierda, entre otros. Haciendo extensiva la propuesta de solidaridad al conjunto de los gremios públicos y privados de la provincia.

Te puede interesar: Cierre de Mina El Aguilar: cómo defender los puestos de trabajo

Hay otra alternativa

Con la firma del acta el gobierno de Gerardo Morales no solo ratifica su voluntad de dejar correr la pérdida de los puestos de trabajo. Si no también, una política de tipo menemista, alentando los retiros voluntarios, promoviendo proyectos productivos –la misma receta que se aplicó en Palpalá tras la privatización de Altos Hornos Zapla y llevó al hundimiento de las familias obreras-. Dentro de un esquema, donde no se puede descartar incluso, una vez liquidada la mina que aparezca un nuevo inversor que tome a una parte del personal desde “cero”, sin derechos y con mayoría de tercerizadas como hicieron en mina Pirquitas o en el Ingenio La Esperanza.

Por el contrario, a la salida que alienta el Gobierno, desde el bloque de diputados del PTS-Frente de Izquierda, presentamos en el día de ayer un proyecto de expropiación y estatización de la minera El Aguilar. Siendo consecuentes con el apoyo desde un principio a las familias mineras ante el anuncio de cierre de la empresa. Solicitamos información sobre la situación del mineral al Gobierno y nunca quisieron responder, mostrando como se ve con la firma del acta de qué lado están. No nos sorprenden, para ellos primero están los empresarios que saquean los recursos de la provincia y los trabajadores y sus familias son un número. Nuestro proyecto apunta a mostrar que hay una alternativa al cierre y a convertir a El Aguilar en un pueblo fantasma. Seguimos firmes en el compromiso de aportar a la reorganización de aquellos mineros y familias que quieran pelear en defensa de los puestos de trabajo y de la fuente productiva que le da vida al pueblo de El Aguilar.

Proyecto de expropiación y estatización de minera Aguilar







Temas relacionados

Mina El Aguilar   /    AOMA   /    Despidos en la minería   /    Glencore   /    Gerardo Morales   /    Jujuy   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO