×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Trecientos trabajadores del sector gastronómicos fueron despedidos en Jujuy en estos meses, la precarización y el trabajo en negro se cuentan todavía por miles más.

Lunes 29 de marzo | 20:00

En una nota de un periódico provincial realizada al secretario Juan Carlos Martínez, de UTGHRA, dio a conocer el número de trabajadores, pertenecientes al sector, damnificados por la pérdida de sus trabajos “ tenemos más de 300 trabajadores que han quedado sin trabajo, y hablamos de la actividad que está blanqueada. Por lo menos son el doble o triple los trabajadores que están en negro", comenzo afirmando Martinez.

A la hora de hablar de la causa de los despidos, Martinez dijo que “ se debe a ciertas partes inescrupulosas de algunos empresarios”. Sin embargo, amén de reconocer responsabilidad patronal, los despidos continuaron pasando por encima de un decreto nacional que los prohibía expresamente, reglamentación además que no fue controlada por los gobiernos ni nacionales ni provincial, teniendo responsabilidad compartida en la destrucción continua de los empleos. Sumado a esto los empresarios recibieron subsidios millonarios durante la emergencia sanitaria. Mientras que los trabajadores despedidos y sus familias lo perdieron todo.

Por otra parte, otra noticia alarmante es la cantidad de trabajo en negro en el sector. En dicha entrevista el secretario general de UTGHRA reconoció que la cifra de trabajadores “en negro” (en realidad precarizados por los empresarios) alcanzan el doble o triple de la cifra de los empleados blanqueados damnificados. Una cifra indefinida pero que rondaría los miles de trabajadores, jóvenes y mujeres en su mayoría, sin derecho a reclamar ante la injusticia de los despidos.

El panorama es que mientras un centenar de empleados en blanco perdieron su fuente laboral y muchos otros trabajan sin derechos,desde el gremio UTGHRA, se suplica “más humanidad” a los empleadores, como si estos al despedir pasarán la misma necesidad que cientos y miles de familias que hoy quedan en la calle, sumándose a las cifras del desempleo creciente en la juventud desempleada y precarizada. Esta situación no se puede naturalizar, el gremio debería denunciar y llamar a asambleas, para que los trabajadores puedan votar un plan de lucha contra los despidos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias