Política

Chubut: ¿una crisis sin salida?

No inicio de clases, salud precarizada, paros, movilizaciones, la provincia paralizada, se agrava la crisis.

Noemí Barra

Delegada docente | Referente del PTS Chubut y de la Agrupación Marrón

Martín Saez

Docente | Agrupación Marrón | Referente del PTS Chubut

Viernes 13 de marzo | 09:37

Fotografía: ElPatagónico

La provincia de Chubut, nuevamente, está convulsionada con paros, piquetes y movilizaciones de las y los trabajadores de la salud, viales, judiciales y docentes que reclaman el pago de los salarios de enero y febrero, además de la apertura de las paritarias 2020. En este marco, la caída del precio del petróleo de esta semana abre un nuevo frente de tormentas. Qué salida tenemos que dar las y los trabajadores. Esta declaración fue discutida y aprobada por los comités del PTS de Esquel, Pto. Madryn, Trelew y Comodoro Rivadavia

Te puede interesar: Salta, Chubut, Santa Fe y Tucumán en lucha: ¿qué espera la CTERA para llamar al paro nacional?

El gobierno provincial de Mariano Arcioni en medio de esta crisis que afecta al pueblo trabajador pretende implementar un plan de reestructuración que busca bajar costos y aumentar ingresos. Se modificará el actual sistema de rangos salariales que se volvió imposible de cumplir, además de querer implementar retiros voluntarios que encubren jubilaciones masivas y compulsivas.

El ministro Grazzini quien había declarado que “Chubut está quebrada y no hay salida" ratificó que el “achicamiento será del 15%”, es decir, la salida es un ajuste contra el pueblo trabajador chubutense. Y en un acto de sincericidio declaró que "El Estado cumple religiosamente con sus compromisos internacionales, pero hemos ingresado en una cesación de pago interna", es decir, que las prioridades del aliado de Alberto Fernández, el siempre sonriente Arcioni, es pagar la deuda externa y dejar sin salarios a las y los trabajadores.

Como lo refleja el presupuesto 2020 (de $ 121.619.049.164), se prevee que por cada peso que se pague de deuda sean $0,60 los destinados a cubrir los servicios básicos del Estado. Por ejemplo, la deuda representa un 13% del total de los gastos del presupuesto y Obras públicas un 2,9%, teniendo en cuenta, especialmente, que el reclamo estatal chubutense no es sólo salarial sino que hay un fuerte reclamo en materia de infraestructura, vemos cuáles son las prioridades del gobierno de Arcioni.

La baja del petróleo trae más problemas

La abrupta caída del precio del petróleo sumó elementos más que preocupantes a la crisis que atraviesa la provincia, ya que la cotización en la franja de los 35 dólares para el barril tipo Brent con que abrió este lunes el mercado, retrotrae el precio del crudo al primer bimestre de 2016.

Esto es porque el petróleo representa el 30 por ciento del producto bruto provincial, el 12% del empleo registrado y alrededor del 30% del valor exportado. En términos fiscales el petróleo aporta, regalías mediante, el 20% de los ingresos totales de las arcas públicas provinciales. Si se mantiene esta baja, los ingresos por regalías van a caer de los 25.151 millones de pesos en el año que estimaba la Provincia a 14.236 millones de pesos, y el déficit provincial que estaba estimado en 11.189 millones se duplicaría a 22.468 millones de pesos.

Mirá también: Chubut: Arcioni anunció un fuerte ajuste con congelamiento de salarios por 6 meses

Nueva colocación de Letras por 1.100 millones de pesos

Ante esta situación, donde miles de trabajadores siguen en las calles y rutas de Puerto Madryn, Trelew, Rawson, Esquel, Comodoro Rivadavia reclamando sus salarios, el gobierno va a asumir más deuda a corto plazo para hacer frente al pago de sueldos adeudados del tercer y cuarto rango de enero y no hay fecha para pagar los salarios de febrero. El Banco Central le autorizó a la Provincia que pueda salir al mercado financiero con hasta 1.100 millones de pesos en Letras. Estos números se suman a la “deuda vieja”, la cual será $13954 millones de cancelaciones para este ejercicio.

La Megaminería no es una opción

La política megaminera fue vencida en las calles cuando miles de chubutenses de todo el territorio se manifestaron en contra de los proyectos megamineros, pero ante la profundización de la crisis provincial el tema sigue latente. Miles de trabajadoras y trabajadores dicen “No a la megaminería”, de hecho formó parte de la consigna por el 8M en la provincia bajo el lema “Vivas, libres, desendeudadas y sin megaminería nos queremos”.

Coronavirus y una Salud pública saqueada

El Comité Provincial de Coronavirus, conformado por los ministros de Salud, Fabián Puratich; de Educación, Andrés Meiszner; de Seguridad, Federico Massoni; de Ambiente, Eduardo Arzani; y de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio, Leandro Cavaco; el secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Mauro Carrasco; el subsecretario de Cultura, Matías Cutro; el jefe de la Policía del Chubut, Miguel Gómez; y el equipo de Epidemiología de la cartera sanitaria provincial, se reunió este miércoles y adhirió a la medidas tomadas por el Gobierno Nacional para prevenir y contener el coronavirus. Pero este equipo parece olvidarse de la situación sumamente precaria que están atravesando las y los trabajadores de Salud que, incluso, estuvieron realizando huelga de hambre y llegaron a la instancia de huelga seca hasta que fueron recibidos en una reunión el martes 10, por el incumplimiento de pago de las cláusulas gatillo firmadas en paritarias, el pago escalonado y la falta de equipamiento, infraestructura y la precarización laboral de mieles de trabajadoras y trabajadores de ese sector. Desde el PTS en el Frente de Izquierda Unidad decimos que:

  •  Es fundamental centralizar el sistema de salud para crear todas las instalaciones necesarias para recibir a los eventuales infectados que necesiten internación, confiscando o fabricando los respiradores y salas que hagan falta;
  •  Hay que garantizar la distribución gratuita de todos los elementos de prevención: alcohol en gel, jabón, mascarillas, guantes;
  •  Producción a cargo del estado de todos los medicamentos que tengan efectividad para enfrentar la pandemia;
  •  Reincorporación de todo el personal médico y de enfermería en los últimos años o desocupado tiene que ser prioridad;
  •  Aumento de emergencia de los presupuestos de salud y asistencia social, dejando de pagar la deuda externa e imponiendo impuestos progresivos a las grandes fortunas.

    Te puede interesar: Coronavirus: ¿qué propone la izquierda para enfrentar la pandemia?

    Que la salida a favor del pueblo trabajador

    La casta política que siempre ha gobernado la provincia al servicio de los grandes capitalistas del petróleo, la pesca, Aluar, del turismo y los terratenientes se ha demostrado una clase profundamente reaccionaria y en contra del pueblo. Ya sea con peronistas o con radicales en la provincia los ganadores siempre han sido los mismos: Pan American Energy, Aluar, la pesca, los Lewis y Bénetton, ellos, los empresarios nunca pierden. Es la misma casta política, respondiendo a las órdenes del presidente Alberto Fernández, en sociedad con las empresas megamineras, las que han realizado un fuerte lobby tratando de desarrollar los megaproyectos extractivos solo para tener más recursos para pagar la deuda. Pero se han encontrado con la férrea e histórica resistencia de la población chubutense que es consciente de la contaminación y muerte que conllevan estos proyectos a lo largo y ancho de toda Latinoamérica".

    Los socialistas revolucionarios del PTS en el FIT Unidad en la provincia, consideramos que hay otra salida, que empiece por afectar las ganancias de los que siempre se la llevan en pala por eso proponemos:

  •  la nacionalización de los hidrocarburos y su administración directa por los trabajadores y usuarios, con un “no rotundo al fracking, a la megaminería y a los agrotóxicos;
  •  el cese del pago de la deuda externa;
  •  la expropiación de los terratenientes más grandes de la provincia e impuestos progresivos a los grandes capitalistas como Aluar, pesqueras y turismo, es decir, que la crisis la paguen los capitalistas y no el pueblo trabajador de la provincia.

    Con estas medidas los millones recuperados serán destinados al presupuesto, en educación, para arreglar las escuelas, construir nuevas y aumentar las partidas escolares, en salud mejorar el sistema público con más insumos en centros de atención primaria y hospitales, pase a planta permanente y más personal para dar fin a la precarización, en obras públicas y vialidad para contar con herramientas, maquinarias, repuestos, obras y pago de las campañas al interior provincial, financiamiento y apoyo a proyectos productivos verdaderamente sustentables ambientalmente para las comunidades del interior provincial en definitiva, un presupuesto que invierta las prioridades a favor de la clase trabajadora.

    Pero sabemos que ni el gobierno de Arcioni, ni ningún gobierno de los capitalistas va a llevar adelante estas medidas, solo un gobierno de la clase trabajadora y el pueblo laborioso puede desarrollar esta perspectiva. Sabemos que la mayoría de la población aun no comparte esta perspectiva, pero no podemos seguir permitiendo que los capitalistas y sus gobiernos nos hundan en esta crisis social y económica. Por eso además de exigirle a las centrales sindicales y a los sindicatos en lucha una huelga general que paralice la provincia y derrote el ajuste de Arcioni, luchamos por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, para que sea el pueblo trabajador el que delibere y decida cómo enfrentar y derrotar esta crisis que no generamos.







    Temas relacionados

    Chubut   /    Política

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO