×
×
Red Internacional

Precarización. Chubut: exportación y desempleo van de la mano

Mientras el gobierno nacional apunta a desarrollar las exportaciones para "generar empleo", los datos del Indec en Chubut, cuarta exportadora a nivel nacional, evidencian que no hay relación entre exportar y generar empleo ¿Cómo enfrentamos esta crisis?

Sábado 26 de marzo | 12:38

Los datos del Indec vuelven a mostrar la disparidad y los claroscuros de una provincia orientada a la exportación de commodities como el petróleo, la pesca, la lana y una baja industrialización centrada en la planta Aluar, y procesos de lavado de la lana y congelamiento del langostino.

De la otrora pujante industria textil de Trelew poco y nada queda en pie, más allá de las promesas de todos los gobiernos provinciales y nacionales de revertir la quiebra de este sector en los años ’90 que generó la política neoliberal de Menem.

En la industria alimenticia vinculada al congelamiento de langostino, la precarización laboral y convenios laborales esclavistas hacen que alrededor de 10 mil trabajadores desarrollen jornadas agotadoras de 10 o 12 horas de mínima durante la temporada de cuatro meses, para poder subsistir por cuatro meses esperando la nueva temporada, algunos con una garantía salarial y la mayoría sin nada.

Vista Panorámica de la Ciudad de Trelew
Vista Panorámica de la Ciudad de Trelew

Estos dos elementos son determinantes para que el conglomerado Trelew-Rawson tenga 5,6% de desocupación y 9,3% subocupación, ubicándose como el segundo conglomerado urbano de la Patagonia con más desocupación después de Neuquén.

Vista Panorámica de la Ciudad de Comodoro Rivadavia
Vista Panorámica de la Ciudad de Comodoro Rivadavia

La contraparte de esta situación es la “Dubai” de la Patagonia, Comodoro Rivadavia que emerge en los datos del Indec con apenas un 2,4% de desocupación y un 4% de subocupación, ubicándose como uno de los conglomerados urbanos con más baja desocupación de Argentina.

Te puede interesar: Reducción de la jornada laboral y trabajo para todes: claves del debate.

La desocupación en la Argentina

Los datos del INDEC muestran que la desocupación fue del 7% en el cuarto trimestre de 2021 y la tasa de empleo alcanzó el 43,6% de la población en diciembre pasado.
Según el Indec, las personas desocupadas en proporción a la población económicamente activa llega a las 947 mil, mientras que la población subocupada es de 1.647.000, es decir, que más de 2 millones de personas tienen problemas de empleo en la Argentina.
Las mayores tasas de desempleo se verificaron en el Gran Buenos Aires y en la región Pampeana.

La Patagonia tuvo una tasa de actividad del 43,9%, un empleo del 42% y una desocupación del 4,5%. Dentro de esta región, el índice más alto de desempleo lo tiene el conglomerado de Neuquén-Plottier, con 5,9%, seguido por Rawson-Trelew con 5,6%. Las ciudades con menor desocupación son Viedma-Carmen de Patagones, con 1.6% y Comodoro-Rada Tilly, con 2,4%.

La tasa más alta de desocupación afectó al Gran Córdoba, que alcanzó un registro del 10,1%, mientras que la más baja fue la del distrito Viedma-Carmen de Patagones, con un indicador del 1,6%.
Entre los distritos con mayores porcentajes de desempleo figura el conglomerado Trelew-Rawson con 5,6% y entre los de menores registros de gente sin trabajo figura Comodoro Rivadavia, 2,4% y 2,9%; Río Gallegos en Santa Cruz.

Te puede interesar: Trabajo, reforma laboral y desocupación, ¿cuál es la salida?

Los datos de Chubut

El conglomerado de Trelew-Rawson, el Indec indicó que tuvo una tasa de actividad del 48,2 % -la más alta de la Patagonia-, un empleo del 45,5 % y una desocupación del 5,6%, que es la segunda más alta de la región patagónica detrás de las de Neuquén-Plottier (5,9%).

En tanto, el conglomerado de Comodoro Rivadavia-Rada Tilly las tasas de actividad y empleo se ubicaron en 41,2 % y 40,2 %. Vale destacar que estas ciudades registraron un índice de desocupación del 2,4 %, la cual es la segunda más baja de la región, seguida de Viedma-Carmen de Patagones que obtuvo un 1,6 %.

Por otro lado, la tasa de desocupación fue superior en mujeres (7,7%) que en varones (6,4%) en el 4° trimestre 2021, y afectó más a las y los jóvenes (16,2% y 13,5%, respectivamente).

Una salida a favor de las y los trabajadores: Reducir la jornada laboral

El Gobierno del Frente de Todos se pronuncia en contra de la reforma laboral. Sin embargo, es sólo una declaración; en los hechos en el mismo Estado (en todos los niveles, nacional, provincial y municipal) existe el fraude laboral como trabajo tercerizado para las tareas de limpieza y mantenimiento, personal contratado como monotributista y trabajadores sin estabilidad laboral.

También avala la flexibilización por convenio en el sector privado. En Toyota se implementó gracias a la complicidad del sindicato SMATA que desde enero, se trabaja los sábados de forma obligatoria. Antes era optativo y se pagaba como horas extras. Con este nuevo esquema la producción casi no para en toda la semana.

El Frente de Izquierda Unidad impulsa la aplicación de la reducción de la jornada laboral legal de trabajo a 6 horas y 5 días a la semana (30 horas semanales), sin rebaja salarial, con un salario mínimo equivalente a la canasta familiar (se puede tomar de referencia la canasta de consumos mínimos calculada por ATE-INDEC que en febrero de 2022 fue de $136.000) y el reparto de las horas de trabajo entre todas las manos disponibles.

El planteo del reparto de las horas de trabajo apunta a que nadie se quede sin empleo. Para que no haya un ejército de desocupados crónicos que las patronales utilizan como extorsión para que los que tienen trabajo acepten peores condiciones, recortes salariales, jornadas extenuantes, mayor intensidad en el ritmo de producción.

El economista Pablo Anino, columnista de economía en La Izquierda Diario, calculó que esta medida permitiría crear en lo inmediato aproximadamente 900 mil puestos de trabajo en 12 mil grandes empresas del país.

Te puede interesar: La reducción de la jornada laboral a 6 horas en grandes empresas generaría 900 mil puestos

La propuesta del Frente de Izquierda está ligada a seguir peleando por empleo con plenos derechos para todos y todas, en el camino de terminar con la desocupación, contra la tercerización y la precarización laboral, y que nadie gane menos que lo que cuesta la canasta familiar.

Con las condiciones actuales de la tecnología y de la producción es posible llevar adelante esta propuesta, pero implica la amplia movilización de la clase trabajadora y los oprimidos para enfrentar la resistencia de las patronales que se opondrán a una medida que afecte sus ganancias, y con la perspectiva de una reorganización de la producción articulada, no en función de la ganancia privada sino de las necesidades del conjunto social.

El Frente de Izquierda propone una alternativa al cogobierno con el FMI que acordó el Frente de Todos con el apoyo de la oposición de derecha y los gobernadores, pero señalando que será la movilización y la lucha del pueblo trabajador la que tiene la llave para que tome vida.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias