×
×
Red Internacional

El martes 15 de noviembre la ATECh realizó un nuevo paro contra el ajuste en educación del gobernador Mariano Arcioni, aliado del Frente de Todos. A la medida de fuerza le sobraban los motivos para ser contundente, sin embargo, el paro tuvo un acatamiento dispar y las movilizaciones fueron reducidas. A menos de un mes de la finalización del ciclo escolar 2022, es necesario un balance para reorganizar las fuerzas y seguir la pelea en defensa del salario, de la educación pública y contra el ajuste de los gobiernos.

Escuchá esta nota
Jueves 17 de noviembre | 13:26

Hace un año, la lista Lila, hegemonizada por el PCR-Frente de Todos-, ganaba la conducción de la ATECh, el sindicato docente más importante de la provincia. La Lila encabezada por Daniel Murphy y Carlos Magno derrotaba a la Celeste, hegemonizada por la Cámpora y el Kirchenerismo en el Frente de Todos, de Santiago Goodman y Tomás Montenegro.

Los docentes expresaron en la votación el repudio a esta lista que había desviado las 17 semanas de lucha del 2019 tras el acuerdo de Arcioni y el Frente de Todos llamando a votar al peronismo para que se vaya Macri y que había firmado la paz social en 2020 y 2021, mientras el salario perdía contra la inflación y el gobernador congelaba las paritarias docentes por dos años.

Simultáneamente la bronca y la lucha ganó las calles en toda la provincia en diciembre pasado contra la zonificación minera, y en la semana del 15 al 22 de diciembre de 2021, una rebelión obrera y popular, que tomó el nombre de Chubutazo, derrotaba esta ofensiva extractivista y ponía al gobernador contra las cuerdas y ponía en cuestión todo el plan extractivista del Frente de Todos al servicio de las multinacionales y del FMI, que apoya la derecha.

Te puede interesar: Salud: jornada nacional de lucha con paro y movilización

Con este clima, empezaba el año escolar 2022 y las paritarias con los trabajadores estatales y docentes. El gobierno provincial sabiendo de la demanda por recuperar lo perdido de los trabajadores impuso en las paritarias por gremios, con la anuencia de los dirigentes de todos los gremios estatales y docentes, enrolados en el Frente de Todos, acuerdos paritarios trimestrales que, como señaló el periodista Marcelo García “iba a la par de la inflación 2022, pero consolidaba la perdida salarial de 2020 y 2021” y agrega "El deterioro salarial es muy notorio. El sueldo de bolsillo de un docente ingresante ha quedado 31,9% por debajo de lo que fue la suba inflacionaria producida desde diciembre de 2019 hasta septiembre de este año."

Así desde marzo el gobierno impuso en los acuerdos trimestrales su pauta salarial y desde marzo la dirección Lila de la ATECh los rechazó y respondió con medidas aisladas, a contragolpe, haciendo medidas de fuerza mayoritariamente los días cuando se realizaban las paritarias.

Incluso, se desaprovecharon momentos como el paro de 24 horas de no inicio de clases en marzo o tras el receso invernal que mostraron movilizaciones y adhesiones más fuertes a los paros, para profundizar la lucha, o ante la intoxicación masiva de estudiantes en El Maitén, que generó un amplio repudio al gobierno por las malas condiciones de infraestructura escolar en la provincia producto del ajuste permanente en educación, que como señala en modo electoral, María Andrea Aguilera, legisladora de la UCR que recordemos es la fuerza política que levantó la mano para convalidar todos los recortes presupuestarios en educación en todos estos años “hace 12 años que no se invierte en infraestructura escolar”.

Te puede interesar: Suplemento impreso. Luchar sirve: el triunfo de residentes marca el camino

En cada uno de estos momentos, la directiva de la ATECh nunca profundizó la lucha. Acá hay una causa de por qué llegamos a noviembre y Arcioni y Grazzini imponen sus condiciones, pero no la única.

Las trabajadoras y los trabajadores de la educación, a pesar de esta política de la directiva de ATECh, mantuvieron con distinta intensidad la pelea contra el ajuste de Arcioni, así vimos como cientos de maestras y maestros primarias salieron a las calles con sus guardapolvos, consignas y pancartas en algunas reuniones paritarias en Rawson, o la comunidad educativa movilizándose en El Maitén tras la intoxicación masiva, por dar solo dos ejemplos.

Pero una y otra vez, la directiva de ATECh desaprovechó estos momentos y llevó la predisposición de las y los docentes al desgaste que hoy sufren los trabajadores y las trabajadoras de la educación ante la ofensiva del gobierno provincial y nacional.

Por otro lado, la directiva Lila de la ATECh se negó a desarrollar instancias masivas de participación, salvo hechos aislados, tras la política de “asambleas escolares”, que desde ya son claves para el debate y la organización, pero que en este 2022 mostraron su límite como reconoció el propio sindicato docente que manifestó por agosto en una de las pocas asambleas masivas de Trelew que solo el 14% de las escuelas hacía mandato, igual ante los cientos que participamos de esta asamblea, la directiva se negó a votar y tomar resoluciones, hecho inédito para una asamblea.

Lo mismo podemos decir del único encuentro provincial de delegados que se realizó en Rawson, donde solo podían participar delegados, estuvo cerrado a la participación de los docentes de las escuelas, y del cual la principal resolución que era un plan de lucha, no se cumplió. Es más, finalmente terminaron en muchos casos votando paros en reuniones de Comisión Directiva Provincial sin mandatos, lejos de las asambleas de escuelas y de la decisión de las y los docentes, mostrando prácticas similares a la ex conducción Celeste.

Te puede interesar: Impactantes jornadas: miles debatieron en las 100 asambleas abiertas del PTS-Frente de Izquierda

Podríamos seguir enumerando aspectos de la política de la conducción Lila de la ATECh y su responsabilidad, solo queremos enumerar dos aspectos que nos parecen claves para cerrar esta parte, primero la lucha contra los descuentos, principal arma de Arcioni para atacar a los docentes, nunca planteó un camino para enfrentarlos, solo notas al mismo gobierno que descontaba, nunca se planteó poner en pie un fondo de lucha para ayudar a las y los trabajadores que sufrían los descuentos.

Y, por último, la política ante la quinta hora en primaria, una política que flexibiliza a las y los docentes de primaria y que responsabiliza a los docentes de la calidad de la educación, cuando los niños y las niñas sufren la pobreza y la indigencia que produce la política del gobierno al servicio del FMI. Primero dijeron que decidan los docentes de la escuela, después que había que ver como se implementaba y finalmente ante el rechazo de las comunidades terminaron rechazando esta medida del gobierno.

¿Es posible superar este momento de reflujo y abrir un nuevo camino?

Al terminar de escribir esta nota nos enteramos de una nueva explosión de una caldera en el anexo del jardín 420 en El Maiten. Una muestra más de la desinversión educativa del gobierno provincial, a tono con el ajuste que impulsa el gobierno nacional del Frente de Todos y que se profundizan en el presupuesto 2023, con recortes en educación y salud pública, al servicio del pago de la deuda al FMI y que apoya la derecha.

Pero volviendo al debate, partimos de que el gobierno provincial se ha recuperado de la crisis de diciembre de 2021 por el apoyo de todos los partidos tradicionales provinciales y de las cúpulas sindicales que han sostenido la paz social y sobre todo por el apoyo del gobierno nacional del Frente de Todos.

Sin embargo, esa nueva “relación de fuerzas” se sostiene de manera inestable, ya que está asentada sobre una provincia donde la pobreza y la indigencia avanza, donde los trabajadores de la educación sin antigüedad van a ganar $81988 en noviembre, cuando lo cobren en diciembre, es decir bien lejos del valor de la canasta básica familiar de la Patagonia que está en $190000, sin tener en cuenta la inflación del 6,5% de octubre, es decir, que ni con dos cargos un docente llega a cubrir la canasta familiar. Y para colmo, el acuerdo que ATECh rechaza y los demás sindicatos docentes aceptan plantea que el salario de diciembre va a hacer de $6500 menos, un escándalo.

Contra la resignación que impulsan desde el gobierno nacional y provincial para que las y los trabajadores solo esperemos a 2023, hay ejemplos de que es posible imponer las demandas de las y los trabajadores. Solo tomaremos dos, la gran lucha de los trabajadores del neumático que tras 5 meses de lucha derrotaron a las patronales de Fate, de Bridgestone y Pirelli e impusieron sus demandas salariales y la lucha de los residentes y concurrentes de CABA que le impusieron a Larreta un aumento del 99% y que ningún residente cobre menos de $200000 tras 9 semanas de lucha ininterrumpida.

En las dos luchas, la persistencia en la pelea por conquistar las demandas, con movilizaciones masivas, cortes de ruta, bloqueos y la solidaridad y apoyo de los movimientos sociales combativos, de los sindicatos y agrupaciones combativas y de la izquierda mostró contra la paz social de la CGT y la CTA que luchar sirve y que se puede ganar.

Las trabajadoras y los trabajadores de la educación junto a las y los estudiantes y las familias tienen la fuerza para imponer sus demandas. Para esto hay que desarrollar instancias de coordinación donde en asambleas comunes pongamos en pie un pliego de reclamos que parta de ningún docente, ni trabajador pobre y un salario igual a la canasta familiar indexado automáticamente según la inflación; becas para las y los estudiantes; triplicación del presupuesto educativo para infraestructura escolar, comedores escolares, conectividad, transporte, etc.; entre otras medidas. Pero para imponer estas demandas es necesario desarrollar instancias de debate, organización y decisión como las asambleas de docentes afiliados y no afiliados por ciudad y los plenarios provinciales de delegados y representantes con mandato, abierto a las y los docentes, para votar un plan de lucha.

Proponemos realizar en la segunda semana de diciembre un plenario provincial con mandatos de afiliados y no afiliados, abierto a todos los docentes, para discutir y votar el no inicio en 2023 y un plan de lucha por todas nuestras demandas.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias