×
×
Red Internacional

Desde la Izquierda Diario charlamos con uno de los tres jóvenes, que la semana pasada fueron arrestados por la policía de la ciudad petrolera y también con la madre de uno de ellos. Los acusaron de robo y luego por invadir la propiedad privada. Sin embargo los estudiantes denuncian que fue por filmar en la playa de los faros. Denuncian que los quieren “amedrentar”. Y que además, quieren que las playas sean sólo para los ricos.

Escuchá esta nota
Martes 8 de noviembre | 14:41

“Nosotros queríamos darle la forma de una ficción con todo lo que filmamos, esa era nuestra idea. Tomar la figura del faro, la playa y el alambrado para darle una figura retórica o metafórica y hacer con todo eso algún tipo de reflexión por lo que venía pasando con las playas. Con lo que nos pasó ahora no, ahora queremos resignificar el trabajo y para poder hacer un documental. Nadie nos dijo nada. De la nada teníamos a la policía encima, de la nada estábamos esposados, de la nada estábamos en un calabozo” Así arranca a contar para la Izquierda Diario, uno de los tres jóvenes que fueron detenidos en Comodoro Rivadavia. Elian Godoy, Lionel Barril y Elias Nahuel son los estudiantes de Comunicación Social de la UNPSJB de Comodoro Rivadavia que este miércoles fueron detenidos. Su delito: hacer un trabajo para la universidad.

Se los acusó primero de hurto, luego a la mañana siguiente la jueza cambió la causa: invasión de la propiedad privada. Filmaban en lo que se conoce como "Chacras del Faro”. Una especie de country en que según denuncian los estudiantes y vecinos autoconvocados es parte de un plan sistemático para apropiarse de las playas.

Afuera de la comisaría

“Lo empecé a llamar y no atendía. Era él. En los videos que vi en las redes, era él junto a sus compañeros. Me había dicho que iban para el faro a seguir con su proyecto para la universidad. El cursa comunicación social. Y le quedaba esta última filmación y ya terminaban. No le dejaron hacer una llamada, los acusaron que habían robado y no lo pudieron demostrar, por eso la jueza a la mañana siguiente salió a decir que invadieron propiedad privada. Y es mentira que invadieron propiedad privada. Cuando llamamos a la comisaría nos decían que ¡No sabían donde lo tenían preso! Dos horas así. Después cuando fuimos a verlo no nos querían dejar hablar con ellos. Estaban incomunicados. Nosotros peleamos por que nos dejaran verlo y nos dejaron. Pero en un momento del día para que nos dividamos, por que eramos muchos los que estábamos ahí fuera, se llevaron dos para una comisaría y uno para otra. Una madre no pudo hablar con su hijo y se descompensó. La policía procedió con ellos como si fueran unos criminales y solo habían filmado en una playa para un documental.”. Este es el relato de una de las madres para La Izquierda Diario. Es que el mismo día que se conoció la noticia no solo se viralizó en redes sino que además fueron muchas las organizaciones sociales y políticas que se solidarizaron. Muchas de ellas estuvieron en la puerta de la comisaría exigiendo su liberación. Otras desde la distancia enviando su solidaridad.

“Los quieren amedrentar. Pensaban que así iban a meterle medio pero se movieron muy rápido sus compañeros y compañeras de la universidad, diferentes organizaciones y la propia Universidad. Éramos muchos los que estuvimos afuera ese día”, concluyó.

Con la detención de los jóvenes estudiantes se destapó que en Comodoro hay un avance inmobiliario en las costas. La bajada Los Palitos, en donde los vecinos autoconvocados lograron que se detenga el proyecto, hasta La Herradura, en donde las inmobiliarias sí pudieron avanzar y no se puede pasar a esas playas. Dos muestras de que prima la especulación inmobiliaria por sobre el cuidado de los bienes comunes. Incluso uno de los jóvenes forma parte de la comisión de vecinos de autoconvocados que investigan este avance sobre las playas.

Si buscamos en internet encontramos de manera fácil el sitio web de Chacras Del Faro. En esta página podemos observar que se comercializan 140 lotes, que de mínimo abarca 140 hectáreas. Además este “emprendimiento” cuenta con gym, piscina, caballeriza y hasta un aeródromo. Se calcula que como mínimo en la zona de Comodoro y Rada Tilly viven alrededor de 250 mil habitantes. En la sección de master plan, en el sitio web de Chacras Del Faro, de los 140 lotes en venta solo 28 tienen dueño y en 5 hay reservas. Podemos decir que en la actualidad 33 personas tienen acceso a un bien común como lo es una playa por encima de 250 mil habitantes. Las prioridades del sistema.

¿El privilegio de unos pocos o el derecho de la mayoría?

“A nosotros nos moviliza el no ser indiferente. Che nos cerraron otra playa y nos vamos ¿Nos damos media vuelta y listo? Eso nos moviliza, no quedarnos en el molde. No quedarnos en nuestras casas. Somos la generación que dentro de poco vamos a tener la suficiente edad como para empezar a tomar acción y mover la aguja, tener cierta influencia. Aparte ¿Que le vamos a decir a las futuras generaciones? Mira nos alambraron la costa, nosotros miramos para otro lado y le entregamos las playas y ahora es de ellos que tienen plata. Vos si queres mojate con una manguera, si es que tenes agua, sino está contaminada. Eso no quiero, no quiero ser indiferente con la injusticia ni quedarme con los brazos cruzados. Lo que nosotros no hagamos ahora lo va a sufrir la gente que venga atrás.” Cuenta uno de los jóvenes detenidos.

Es que desde diferentes organizaciones, se viene denunciando la privatización de las costas. Incluso hay diferentes grupos de vecinos autoconvocados que organizan diferentes acciones para visibilizar esta situación. Por ejemplo este fin de semana organizaron un trekking en el que fueron parados y le pidieron identificación de parte de la seguridad privada de Chacras el Faro.

Unos días después de lo sucedido el dueño de Chacras del Faro salió a declarar que le tienen que pedir disculpas, por que la universidad “promueve” estas acciones. La concejal del FDT, Viviana Navarro, denunció “que todo está fuera de la ley” en relación al loteo. Sin embargo el espacio que ella representa, tanto a nivel municipal como provincial, guardó silencio.

“Vinieron directo a nosotros porque querían amedrentarnos. Había más gente en el lugar pero vinieron a llevarnos a nosotros. ¿Por qué? nadie nos dijo nada previamente, nadie nos avisó: Chicos no pueden estar acá. Vino directamente la policía y nos llevó. Nos armaron una causa y la contaron como ellos querían. Nos quisieron hacer comer un garrón como un escarmiento. Porque para nosotros hay un plan sistemático para adueñarse de nuestras costas y hacer un Comodoro para ricos.”

En septiembre pasado se conoció la noticia que cerca de Bariloche, en Villa Mascardi, la gendarmería nacional a cargo de un grupo comando desalojaron una lof. No solo eso sino que además apresaban a 8 mujeres Mapuche y las trasladaron a la cárcel de máxima seguridad de Ezeiza. ¿El motivo? Una supuesta usurpación de tierra. Bullrich paseo por la zona unos días antes exigiendo que se declare terroristas a los mapuche. Días después el gobierno nacional de los Fernández, tomó la agenda de Bullrich y de la mano de su ministro de seguridad Anibal Fernandez desató una feroz cacería. Pero qué pasa cuando un rico como Lewis cerca un lago, o que cuando cercan las playas de Comodoro ¿Nadie dice nada?

Justicia de Clase

“Una vez que pasó todo y que la justicia y la policía actuaron así, uno se pregunta ¿A quién defiende esa fuerza? "¿El privilegio de unos pocos o el derecho de la mayoría?", se pregunta uno de los jóvenes detenidos. "Por suerte la presión social de toda la gente que estuvo ahí desde el primer momento hizo que saliéramos más rápido sino capaz hubiéramos pasado más tiempo", concluye el joven.

Te puede interesar: Microplásticos en mamíferos marinos: “Claro ejemplo del impacto de la sociedad consumista”

La defensa de los bienes comunes en diferentes partes del país toma fuerza con la aparición de la juventud. En la quema de los humedales en Rosario, contra la megaminería en Andalgalá y más cerca de estas latitudes en lo que fue la resistencia y el retroceso del avance megaminero en Chubut. Con un detalle: la participación de los trabajadores de la pesca cortando la producción. Este dato no es menor. En Inglaterra y en Francia los estudiantes acompañan los piquetes de trabajadores en la exigencia por un aumento de salario y contra la inflación. Allí llevan su consigna: Terminar con el cambio climático.

Tener dos trabajos, elegir entre estudiar o trabajar, laburos precarios o en negro y un planeta que se prende fuego o que quieren saquear para el beneficio de unos pocos, es el futuro que nos prometen. Contra esa resignación los jóvenes se rebelan.

Por el derecho al ocio, por disfrutar de nuestros bienes comunes, sin contaminación, por el pan y las rosas. Nos tenemos que organizar porque a la rueda que mueve este mundo la empujamos nosotros.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias