×
×
Red Internacional

El jueves 30 de junio y el 1° de julio se realizaron, con una gran participación, las presentaciones del libro La ecología de Marx, publicado por Ediciones IPS, en las sedes de Trelew y Puerto Madryn de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.

Sábado 2 de julio | 12:57

A seis meses de la rebelión obrera y popular que se desarrolló en la provincia de Chubut en diciembre de 2021, se presentó La Ecología de Marx. Materialismo y naturaleza, de John Bellamy Foster, en las ciudades de Trelew y Puerto Madryn.

La importante repercusión que tuvo la presentación en los medios de ambas ciudades, con notas en Radio Namunkura, Radio Sudaca, Canal 12, LU 17, entre otras, así como la muy buena participación, con más de 80 de estudiantes, trabajadores y ambientalistas en ambas presentaciones, que colmaron las aulas de la universidad en Puerto Madryn y Trelew, muestra la importancia de poner a debate la perspectiva ecológica de Marx en la provincia que viene de derrotar al intento de imponer la megaminería.

Las charlas de presentación del libro contaron con la participación de Juan Duarte, coeditor del libro y de la sección Ciencia y Ecología de La Izquierda Diario y coautor del prólogo del libro, junto con docentes e investigadores de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco como Marina Richeri y Marcos Sorrouille, ambos investigadores del Conicet, en Puerto Madryn y Francisco Coletti junto a Martín Saez, referente del PTS en el Frente de Izquierda Unidad, en Trelew.

Una instancia de intercambios y debates claves para la lucha ambiental

La presentación atravesó distintos debates que plantea el libro y dejó planteados algunos temas centrales: una perspectiva ecológica en Marx presente desde su juventud, la vinculación del concepto de alienación por un lado hacia la clase obrera y por otro hacia la naturaleza que genera el capitalismo, la imbricación en el pensamiento de Marx y Engels entre el análisis de las condiciones de explotación y distintos tipos de opresión que sufre la clase trabajadora y la depredación y el saqueo que sufre la naturaleza, como parte de un mismo proceso, y a su vez el desarrollo de una teoría-programa para transformar la sociedad capitalista con una clase trabajadora mucho extendida y heterogénea como sujeto político revolucionario.

El libro permitió revalorizar en los debates el concepto de metabolismo sociedad-naturaleza que se plantea en el capitalismo y las fracturas metabólicas que provoca el mismo que desarrollan Marx y Engels, que permiten comprender los orígenes concretos de la crisis climática y ambiental que estamos atravesando, producto de las políticas irracionales que impulsa el capitalismo, cuyo único fin es lograr una mayor valorización del capital, es decir, aumentar las ganancias de las multinacionales y los capitalistas, aunque el resultado sea la destrucción de la relación entre el ser humano y las especies con la naturaleza, al costo de poner en peligro las condiciones de vida en el planeta.

Se señaló también la reactualización del pensamiento marxista ante las diferentes crisis, política, social, económica y ambiental que genera el capitalismo con pandemias como las del COVID 19, las guerras como en Ucrania, las crisis económicas o el calentamiento global, no solo para el análisis sino como una guía para la acción. El debate sobre cómo derrumbar este sistema social y poner en pie una sociedad de productores libres asociados, una sociedad comunista, que desarrolle una relación armónica entre el ser humano y la naturaleza, estuvo presente constantemente.

“Uno de los objetivos del libro es dar lugar a intercambios y reflexiones, necesarios ante los desafíos que nos plantea el capitalismo hoy”, señaló el editor del libro, y esto se cumplió con creces: algunas preguntas apuntaron a profundizar en el tipo de materialismo y de dialéctica que plantea la teoría marxista; otras sobre el marxismo y ambientalismo (¿puede decirse que Marx era ambientalista?¿la crítica implica necesariamente una relación sana con el ambiente?¿cómo apropiarnos de esos ambientes hoy expropiados y mercantilizados?¿cómo defender una ecología de la cual nos aíslan cada vez más?); otras hacia aspectos conceptuales e ideológicos (¿conceptos como deuda ecológica o huella de carbono no borran determinaciones de clase o suponen una salida en el consumo individual?);y otras más políticas (¿es posible hoy una acción política revolucionaria, cuando ya no hay dos clases sociales como en tiempos Marx sino un “precariado” y a su vez los mecanismos del capitalismo son mucho más difusos?). El intercambio permitió profundizar tanto en los aportes posibles de la teoría marxista en el debate ambiental, así como en la estrategia política.

La recuperación de la mirada marxista para poner en pie un ambientalismo junto a la clase obrera

Un eje presente en las intervenciones y debates fue el rol de la clase trabajadora en las jornadas de diciembre en Chubut, mostrando la potencialidad de la clase obrera en hegemonizar la lucha en alianza con la juventud y el pueblo pobre como sucedió con la intervención de los sectores estratégicos de la provincia, la paralización de los puertos y fábricas de alimentación, los cortes y piquetes protagonizados por las y los trabajadores portuarios y de la alimentación fue clave para lograr derrotar la zonificación minera en diciembre.

El megaproyecto del gobierno nacional de desarrollar la producción de Hidrógeno verde de la mano de la megaminera australiana Fortescue, que amenaza instalarse con la misma matriz extractivista (ganancias empresarias y para el pago de deuda al FMI, transición energética para países imperialistas y no para el país, destrucción del ambiente y concentración económica), estuvo presente en el debate.

En este marco, decenas de asistentes se llevaron el libro y estudiantes, trabajadores y ambientalistas quedaron en contacto para continuar el debate y vincular esta pelea, que sigue abierta en la Argentina, en la provincia y en el mundo, a la necesidad de organizar una fuerza política y social que sacando las conclusiones de las batallas dadas, se prepare no solo para resistir las ofensivas depredatorias contra el ambiente, como la megaminería, el hidrógeno verde, el fracking y los agrotóxicos entre otros, que impulsan las multinacionales y el imperialismo, que hoy se redoblan en Argentina ante el acuerdo con el FMI que firmó el gobierno del Frente de Todos con el apoyo de la oposición de derecha, sino que se prepare estratégicamente para vencer, peleando por un gobierno de las y los trabajadores, autoorganizados democráticamente que desarrolle un socialismo desde abajo, como el gérmen de una nueva sociedad socialista que muestran Madygraf y Zanon.

Marina Richeri (bióloga, docente e investigadora Cenpat-Conicet; Juan Duarte (editor del libro); Marcos Sourrouille (historiador, docente e investigador Cenpat-Conicet), en la presentación del libro en Puerto Madryn.



Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias