×
×
Red Internacional

A la grave situación en materia salarial para docentes y auxiliares, se suma el abandono en materia de infraestructura y presupuesto de la educación publica en la provincia gobernada por Mariano Arcioni. Cuatro años de ajuste permanente resulta en suspensión de clases por falta de agua o gas.

Ulises CrauchukCorresponsal Comarca Andina | @ulisescrauchuk

Miércoles 1ro de junio | 11:56

Desde hace cuatro años la provincia esta hundida en una crisis económica y social brutal. Al congelamiento salarial de estatales, votado en 2018 por legisladores que hoy cobran $500.000, siguieron los pagos diferidos, paritarias a la baja y una inflación que impacta sobre el conjunto de las y los trabajadores. El motivo es privilegiar el pago de la deuda pública provincial por sobre todas las cosas.

En materia de educación, la ministra Florencia Parata no ha hecho mas que aplicar esta política de ajuste cerrando escuelas rurales y desentendiendiose de la inversión en materia de infraestructura. Hoy, con una ola polar encima, se demuestra el carácter criminal de su política.

Mientras por años el Gobierno culpó a docentes y auxiliares de “dejar sin clases a los chicos”, ahora es el responsable que esten casi a la intemperie. Escuelas sin agua, sin gas, con paredes rajadas, con aulas abarrotadas, hacinamiento de varias instituciones en un solo edificio, o edificios directamente inexistentes, son la realidad de la educación pública en Chubut.

Chubut: Con este ajuste no se puede vivir! Ante la ola polar falta calefacción en las escuelas.

La escuela 108 de Lago Puelo comenzó las clases con el anuncio de que en una semana se suspenderían por el inicio de obre de refacción de los baños. En todo el verano no se pudo ejecutar la obra y los niños deberían perder una semana para ello. Finalmente, la obra nunca se realizó. Hace diez días, se informaba que suspendían el comedor de la escuela por falta de partidas.

En la agrotécnica 717 de Cerro Radal en Lago Puelo se sus pendieron las clases el año pasado por una fuga de gas. Este año se rompió la caldera el 20 de mayo y el 24 se suspendieron las clases por falta de calefacción. Idéntica situación a la 720 de Trelew donde los estudiantes hicieron publica su denuncia en redes.

La escuela 109 del paraje Entre Ríos de Lago Puelo suspendió las clases este 31 de mayo por falta de agua al no poder garantizar las condiciones de higiene. Allí funciona una sede del Jardín 446 y el ISFDA 814, que en su anexo en al Escuela 223 de El Hoyo tampoco tendrá clases por falta de agua. La Escuela 788, frente a la 109, tampoco tiene agua.

Anoche se conocía un comunicado de Camuzzi donde solicitaba al Municipio de Esquel “reducir el consumo al máximo posible en todas las entidades educativas, públicas y otras dependencias gubernamentales”. Evidentemente, las prioridades las imponen las empresas de servicios privatizadas, y no la decisión política de asegurar el suministro a la población.

En Trevelin se suspendieron las clases en las escuelas 97, 37. 705, 166, 601, 96 y 7724 de Aldea Escolar, 740 EMETA, 7730 EPJA y el instituto 804. Por redes se denunciaba que Camuzzi cortó el gas en las escuelas 37, 705, el instituto 804, CESAC, Escuela Hospitalaria y la 166.

En el Hoyo, el pasado 13 de mayo, Arcioni junto a Perata colocó la piedra fundamental de la escuela 7727. Unan docente de la escuela denunciaba en La Izquierda Diario que este acto demagógico ignoraba el hecho de que en la escuela 734 donde funciona la escuela actualmente, hay una rajadura estructural. La respuesta de la Delegación 1 fue la colocación de una cinta de chapa para taparla. Todo un símbolo de la gestión.

Chubut. El Hoyo: Arcioni en campaña descubrió piedra fundacional de escuela N°7727

Viviana Pitrelli, Secretaria General de ATECH Noroeste viajó a Rawson llevando el reclamo de 37 escuelas relevadas sobre un total de 50 en la región que presentan problemas graves de infraestructura. La respuesta fue que se realizaran nuevas licitaciones y se realizará una visita la semana próxima.

Ante la grave crisis educativa urge poner en pie asambleas abiertas en las escuelas para que las familias tomen en sus manos la pelea por la educación pública. Si una y otra vez el gobierno utiliza a las familias para ponerlas en contra de los reclamos docentes, es hora de que la docencia interpele a las familias sobre el verdadero responsable de la grave situación de la educación pública con asambleas abiertas a la comunidad en cada escuela y coordinadas entre si para las acciones.

Es evidente que los derechos se conquistan con la lucha ante un gobierno que asegura las ganancias de terratenientes y empresarios mientras destruye la educación pública. Por eso, la defensa de la Educación para las familias trabajadoras debe estar en sus manos en unidad con docentes y auxiliares que enfrentan paritarias de hambre.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias