×
×
Red Internacional

La policía de Chubut condecoró al Comisario Inspector Martín Pedraza (jefe del Área de Grupos Especiales de la Policía) y al comisario Javier Lefipán (jefe de Infantería de Rawson). Una verdadera provocación a la rebelión obrera y popular.

Sábado 7 de mayo | 01:48

La policía de Chubut condecoró al Comisario Inspector Martín Pedraza (jefe del Área de Grupos Especiales de la Policía) y al comisario Javier Lefipán (jefe de Infantería de Rawson). Una verdadera provocación a la rebelión obrera y popular que en las calles de Rawson y Trelew enfrentó la represión policial y derrotó la zonificación minera que impulsaba el gobernador Mariano Arcioni con el apoyo del gobierno nacional del Frente de Todos y de la oposición de derecha.

Este viernes 6 de mayo fueron premiados Pedraza y Lefipán por el gobierno provincial al cumplirse los 50 años de la creación de la infantería de la provincia. Los dos integrantes de la policía de la provincia condecorados fueron responsables de llevar adelante la brutal represión ordenada por el gobernador Arcioni durante el pasado 15 y 16 de diciembre en la ciudad de Rawson, contra los miles de jóvenes, trabajadores y ambientalistas que protagonizaron jornadas históricas de lucha que lograron derrotar la ofensiva megaminera.

Este premio a los represores de la rebelión popular muestra que las fuerzas "de seguridad" son una de las prioridades del gobierno de Arcioni.

En su discurso, Javier Lepifán dijo: “no ha sido fácil el camino para llegar a esta fecha, la sociedad ha cambiado, los valores cambiaron y se perdió el respeto por las autoridades”, señalando que “la sociedad canaliza su bronca en las manifestaciones, con justos reclamos -pero- descargan contra la Policía y en especial con Infantería. Pero para eso estamos”. Sentenció en este sentido que “cuando el orden se altere, inquebrantable estará la Guardia de Infantería para restaurarlo”.

Como dijo Carla Lacorte, víctima de gatillo fácil, referente del Ceprodh y autora del libro "La disciplina de las balas": "Más poder para las fuerzas represivas significa más gatillo fácil y brutalidad policial".

El gobierno de Mariano Arcioni no solo condecora a estos represores del pueblo sino que invertirá millones en la Policía provincial, con más patrulleros, mientras a los niños y niñas de la escuela pública destina $20 y $80 para el comedor escolar. Las prioridades del gobierno, son más que claras. Junto a esto, las inversiones para generar trabajo de calidad y para que millones de jóvenes accedan a la educación, continúan ausentes.

En pocos días se cumplirá un año del asesinato de Alejandro “Tino” John de 62 años, a manos de la Policía de Chubut en su casa del paraje Las Golondrinas. Un crimen que generó un escándalo a nivel provincial.

Esta misma policía fue la que asesinó a Tino John. La pelea por justicia para Tino John continúa en el marco de una avanzada de la política represiva de la mano del recrudecimiento del ajuste. Garantizar la impunidad de las fuerzas represivas, en este contexto, es parte de la política oficial. El caso de Tino es un testimonio crudo de como la impunidad avanza gobierno tras gobierno, decíamos en La Izquierda Diario.

El acto realizado por la policía de la provincia, donde se condecoró a dos responsables materiales de la salvaje represión de diciembre, es una confirmación de que el gobierno de Mariano Arcioni, privilegia el ajuste y la represión, fortaleciendo a la institución policial.

La misma policía que fue acusada ante organismos de derechos humanos de Argentina e internacionales por la brutalidad policial contra la población durante la pandemia. Y fue noticia nacional por los cantos contra los piqueteros en sus entrenamientos y sus ejercicios públicos donde reprimían movilizaciones y cortes de ruta amenazando como en la dictadura.

Repudiamos cualquier fortalecimiento de las fuerzas de seguridad, porque cuando los intereses de la clase dominante se ponen en riesgo para los laburantes hay palos y balas. Porque, al igual que el estado, estas fuerzas tienen un profundo carácter de clase. Son el brazo armado de un estado que no es neutral, sino capitalista, y que por ende va a defender esos intereses, y no otros.

La juventud, los trabajadores y el movimiento ambiental debe repudiar también, en todos los espacios, en las redes y en las calles, el fortalecimiento de la policía, que solo dará impunidad a la represión. Es una tarea central del momento. No hay tiempo que perder. Es nuestro futuro o el de ellos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias