×
×
Red Internacional

Este martes se conoció la noticia de la muerte de un estibador en Camarones. Domingo Ferré murió, según trascendió, por un golpe en la cabeza durante la descarga de un barco ¿Un nuevo asesinato laboral?

Ulises CrauchukCorresponsal Comarca Andina | @ulisescrauchuk

Marc Arcb/@ArcbMarcTrabajador de aplicaciones

Miércoles 15 de junio | 14:24

Hasta el momento se conoce que hay una víctima fatal y un herido en lo que se plantea como un accidente laboral en el puerto de Camarones ocurrido este martes 14 por la mañana. Pero las declaraciones de la Intendenta de la localidad hacen suponer que el accidente estaría relacionado a los ritmos que imponen las patronales pesqueras.

Claudia Loyola, intendenta de Camarones, confirmó la identidad de la víctima fatal, Domingo Ferré de 29 años, y del herido, Luis Peinipil, ambos parte de la descarga del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) y residentes de la comuna. Asimismo, la Intendenta agregó que había siete barcos esperando la descarga y varios camiones, dando a entender que el ritmo frenético de la descarga, los tiempos que imponen las patronales de la pesca, habría estado relacionado con el incidente fatal.

Mientras la Federación de Estibadores Portuarios Argentinos habla de que lo “sucedido es producto de la desidia y ausencia de controles efectivos en materia de seguridad e higiene en relación al trabajo portuario, una situación denunciada por esta Federación y por la que venimos reclamando hace un largo tiempo.”

Según trascendió, mientras se descargaba langostinos cayeron de uno de los barcos producto de un golpe con algún objeto que aún no se precisó. Mientras que Ferrer fue rescatado del agua sin vida, Pinipil fue traslalado en estado de gravedad al Hospital de Trelew con múltiples fracturas.

La Secretaría de pesca de Chubut declaró dos días de duelo y el municipio de Camarones dos días de asueto a raíz de estos hechos.

Asesinatos laborales.

Basta de Asesinatos Laborales (BAL). surgio el 9 de septiembre de 2016 cuando murió David Ramallo, mientras realizaba tareas en un taller de la Línea 60. Querían visibilizar el caso con la ayuda de los compañeros de David. Y entonces descubrieron otros dos nombres: Diego Soraire (trabajador del INTA) y Richard Alcaraz (obrero de la construcción). Los tres muertos, en el trabajo, el mismo día. Así nació el espacio.

En 2020 presentaron un informe que solo en ese año hubo 1295 casos. Casi 1 cada 7 horas. Se trata de muertes de trabajadores que pudieron ser evitadas. No se trata de “accidentes” sino más bien una irregularidad a la hora de trabajar o no tener un espacio de enfermería que pueda dar respuesta en caso de algún siniestro.

Como sucedió ayer en la provincia de Bs As. que se conoció la muerte de un trabajador en Pilkington, donde no llegó a tiempo la ambulancia. Ya que la patronal había recortado durante la pandemia el servicio de enfermería. Se trata de muertes evitables de trabajadores que en busca de llevar la comida a su casa no cuentan con las medidas de seguridad básica en su puesto de laburo.

Te puede interesar: Otro crimen laboral contra la juventud: Rocío murió trabajando precarizad

Mientras aumentan los riesgos de accidentes y las enfermedades laborales, como resultado del aumento de los ritmos de producción y las horas extras, las empresas reduce sus costos o recortando el servicio médico o no dando los elementos de seguridad básica.

Es necesario que pongamos en pie Comisiones de Seguridad e Higiene, donde podamos discutir nuestras condiciones de trabajo, desde los ritmos de producción que rompen nuestros cuerpos hasta las condiciones de seguridad en las que trabajamos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias