×
×
Red Internacional

Las arcas de la provincia de Chubut están atravesando un verano económico producto de la alta recaudación por coparticipación y las regalías del petróleo. Por otro lado, la de las y los trabajadores que son pobres por sus bajos salarios. El próximo 10 de mayo se reanudan las paritarias y los docentes de ATECh van al paro.

Sábado 7 de mayo | 12:26

La provincia de Chubut está atravesando un verano económico producto de la alta recaudación por coparticipación. La otra cara es el invierno que sufren las y los trabajadores que son pobres en salarios. Con este marco, el próximo 10 de mayo comenzaran las negociaciones salariales para el segundo semestre.

Mientras la mayoría de los gremios estatales mantienen la paz social con Arcioni, solo la ATECh ratificó la convocatoria a paro activo y movilización por 24 horas el 10 de mayo para pelear por un salario básico inicial, cuyo piso sea de $95000.

“En abril los fondos por Coparticipación que percibió Chubut ascendieron a 6.712 millones de pesos. La suba fue del 65% y volvió a superar a la inflación. Respecto de marzo el aumento fue de 2.645 millones y en los primeros cinco meses de 2022 la provincia obtuvo 8.651 millones de pesos más que en el 2021” señala el periodista Marcelo García y agrega “La recaudación acumulada en los primeros cinco meses del 2022 ascendió a 23.530 millones de pesos y mostró un incremento de 8.651 millones respecto de los 14.878 millones que se habían recaudado en el mismo período de 2021. El acumulado interanual estuvo un 58,2% por encima del obtenido el año pasado”.

Te puede interesar: Cristina Kirchner en Chaco: separarse del ajuste sin comprometer la unidad del Frente de Todos

Mientras sube la coparticipación, a lo largo del primer trimestre del año las compañías petroleras exportaron desde Chubut 468,9 millones de dólares y ese monto fue récord en las ventas al exterior de los últimos ocho años. Es decir que también aumentaron las regalías que recibe el Estado provincial por el petróleo.

En este marco, el ministro de gobierno y justicia, Cristian Ayala sostuvo que “un trabajador estatal hoy percibe un ingreso promedio de 60 mil pesos”, es decir, que las y los trabajadores estatales son pobres y que ni siquiera con el bono de $20000 que se pagó con el salario de abril a los trabajadores que cobran menos de $100 mil pesos, se supera la línea de pobreza.

A pesar de esta situación, el ministro Ayala agregó que “pero no puede poner en riesgo las finanzas provinciales”, es decir, primero pagar la deuda externa y luego la vida de las y los trabajadores y agregó que “lo que se planteó para la segunda etapa del año es plantear paritarias cuatrimestrales, es una decisión del Gobernador recomponer el salario”. Finalizó con una nueva amenaza "se va a continuar con la política de descontar los días no trabajados".

Te puede interesar: Radiografía de los dueños del país: ¿Quiénes ganaron en la pandemia?

La pobreza crece y el gobierno la reproduce en la escuela pública

Mientras en Argentina la inflación sigue devorando los salarios y sumerge mes a mes a más trabajadores, ocupados y desocupados, en la pobreza con el aumento de las necesidades de la población, el gobierno a través del Ministerio de Educación destina $80 mensuales para darle de comer a cada alumno y $20 para la copa de leche. Esta denuncia del sindicato docente ATECh realizada a partir de un relevamiento en 20 escuelas del Valle y la Meseta muestra que el ajuste del gobierno también incluye a la niñez y las y los adolescentes que están en la escuela.

¿Qué ministro o el gobernador podría desayunar o almorzar con ese monto?

La Regional Este de Atech finaliza su denuncia señalando que "la demora en el envío de partidas suficientes coloca a los Equipos Directivos en la responsabilidad de suspender el servicio o disminuir la calidad y cantidad del mismo, ambas acciones que se contraponen con las indicaciones emanadas y la voluntad del personal".

A organizar y fortalecer el paro del 10 de mayo

Contra el ajuste permanente de Arcioni, antes con Macri, ahora con el Frente de Todos y la tregua de la mayoría de los gremios estatales, hay que fortalecer el paro del 10 de mayo convocado por la ATECh, impulsando asambleas en cada escuela con docentes, auxiliares, familias y estudiantes para salir a pelear por plata para educación, no para la deuda.

Te puede interesar: Alejandro Vilca: “Es necesario recuperar lo perdido en poder adquisitivo”

Aumento inmediato del 30% del salario a todos los trabajadores ocupados y desocupados, antes de discutir la paritaria, como propuso el Frente de Izquierda Unidad en el congreso nacional, aumento de las partidas para los comedores, refacción inmediata y construcción de escuelas como parte de un plan de obras públicas para generar trabajo genuino, no a la explotación de uranio y a la megaminería, son algunas demandas que tenemos que poner a discusión para retomar el camino de la rebelión obrera y popular de diciembre que derrotó la zonificación minera y mostró la potencia de la unidad en las calles para imponer nuestras demandas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias