Mundo Obrero

CONFLICTO GREMIAL

Choferes de Corrientes votan paro y echan a la burocracia de la UTA

Pertenecen a la empresa ERSA y reclaman deudas salariales y mejoras en las condiciones de trabajo. También denunciaron los negociados entre la empresa, el sindicato y los gobernantes.

Viernes 16 de noviembre de 2018 | 12:20

Los trabajadores de ERSA se concentraron en las puertas de la empresa reclamando deudas salariales y mejoras en las condiciones de trabajo. También denunciaron los negociados entre la empresa, el sindicato y los gobernantes.

Los Choferes Autoconvocados, como se denominan, se agruparon en el galpón de la empresa para impedir la salida de las unidades y garantizar el paro de transporte que llevan a cabo desde el miércoles a la noche. Además anunciaron que seguirá el paro hasta que se cumpla con su reclamo. En el mismo acto echaron al Secretario General de la UTA Corrientes y Senador provincial por ECO- Cambiemos, quien se acercó al lugar a defender los intereses de la empresa .

El reclamo no se limita a aumentos y a parte del aguinaldo que se les adeuda, ya que también exigen una correcta registración de todos los trabajadores, ya que la empresa cuenta con cientos de personas que trabajan en negro, y aseguran que no van a permitir ningún despido.

También denunciaron que existe persecución por parte de la empresa, a los que se animan a realizar reclamos, y manifestaron que no se les permite presentar otra lista que compita a la de Suarez en la UTA.

Toda esta situación precaria que viven los choferes correntinos es clara responsabilidad del Gobierno Provincial, del Sindicato dirigido por Suarez y del grupo empresario, quienes homologaron un convenio Provincial con una escala salarial que está muy por debajo del convenio que se rige a nivel nación, lo cual genera una gran bronca en los trabajadores, ya que existen grandes diferencias salariares en comparación con el resto del país.

ERSA no tiene controles por parte de la Subsecretaría de Trabajo, y esto se entiende porque en campaña electoral de 2017, Romero hizo grandes aportes económicos para los dos candidatos más fuertes a la gobernación, el hoy Senador Camau Espínola y el actual Gobernador Gustavo Valdes.

Uno de los trabajadores, Daniel Pintos, en diálogo exclusivo con La Izquierda Diario, expresó que están reclamando por varias cuestiones. Entre ellas, por "salarios adeudados, por lo que nos descuentan, porque tenemos más de 120 compañeros que están en negro". Además indicó que "nuestra obra social es un desastre" y ratificó la decisión de los trabajadores de "pelear todos juntos y no permitir despidos".

La Mafia de los Romeros en corrientes

La Empresa Romero Sociedad Anónima (ERSA) es propiedad del magnate correntino Juan Carlos “El Mono” Romero, conocido como el zar del transporte de pasajeros del litoral.

ERSA es un grupo empresario que presta servicios vinculados al transporte y que se forjó al calor de los jugosos subsidios otorgados por el kirchnerismo y ahora sigue haciendo negocios redondos en la era Cambiemos. A mediados de los noventa, el primo de Romero, el “Tato” Romero Feris, ex gobernador de Corrientes, le otorgó las concesiones de la terminal de ómnibus y el transporte urbano de la capital correntina. Gracias a los favores familiares, el grupo resucitó de la quiebra y comenzó a expandirse por el centro del país.

ERSA controla empresas de transporte en Corrientes, Santiago del Estero, Chaco, Santa Fe y Entre Ríos. Además, se convirtió en la empresa oficial de la distribución del correo perteneciente al Correo Oficial de la República Argentina. Tiene bajo su propiedad a la empresa Cacciola, dedicada al transporte fluvial de pasajeros entre Tigre y Carmelo (Uruguay). Junto a las empresas La Cabaña y Grupo Metropol, conformó un holding que adquirió la firma Econtrans luego de su quiebra, con diez líneas de colectivos que circulan en el oeste del Gran Buenos Aires. Su descomunal crecimiento impulsó a los dueños de ERSA a intentar adquirir las acciones del Grupo Plaza, el poderoso emporio nacional de los hermanos Mario y Claudio Cirigliano. Una aspiración que continúa latente. El último “curro” fue la adjudicación del servicio de cientos de colectivos que debían trasladar a los pasajeros de Buenos Aires a La Plata mientras se terminaba la electrificación del ferrocarril Roca.

Con todos estos “emprendimientos” podría decirse que lo último que le falta a ERSA es plata.

En Corrientes tienen el control del 85 % del sistema de transporte público, y presionan mediante publicidad en sus unidades para llevar el pasaje a 40 $ si no hay subsidio, incluso ya presentaron un proyecto de ley en el Concejo Deliberante de Corrientes. Asimismo controlan gran parte del transporte interprovincial Chaco- Corrientes y mediante su empresa LUSA, Romero tiene la concesión para realizar el servicio de recolección de Residuos en la Ciudad Correntina.

Juan Carlos Romero es además, el presidente de la Federación Argentina de Transporte Automotor de Pasajeros (FATAP), entidad que negocia subsidios y tarifas con el Gobierno nacional. Por su capacidad de lobby como titular de la asociación patronal, consiguió en los comienzos de la gestión de Mauricio Macri que el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, autorizara un aumento del 37 % en los subsidios para el interior. Traducido a números: 15.000 millones de pesos que se destinan a subsidiar casi la mitad de la tarifa del transporte público de todas las localidades, incluida Córdoba capital.

Un detalle: Es primo de Juan Carlos; “El Tato” Romero Feris, ex señor feudal de Corrientes, quien está preso desde el año pasado y debe cumplir siete años y nueve meses de prisión por la sumatoria de tres condenas por delitos de corrupción de la época cuando fue intendente de la capital provincial, entre 1997 y 1999. También está investigado en el marco del "Operativo Sapucay" que rastrea una red de narcotráfico en esa región y países limítrofes. Es evidente que los Romero son una familia con una fuerte inclinación por los negocios ilegales y no le hacen asco a ningún “rubro”.

Apoyo a los Trabajadores

En las redes sociales, se nota un gran apoyo a la medida de los choferes, mas allá de que se vieron afectadas más de cien mil personas por la falta de este servicio, los usuarios los apoyan y expresan su repudio a los dueños de la empresa y a la dirigencia sindical.

El Partido de Trabajadores Socialistas Corrientes da todo su apoyo a los choferes en lucha y repudia el actuar del gobierno la empresa y el sindicato.







Temas relacionados

Corrientes   /    Corrientes   /    UTA   /    Salarios   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO