Géneros y Sexualidades

DIVERSIDAD SEXUAL

Chile: sancionan el Acuerdo de Unión Civil para homosexuales

La Cámara lo aprobó por 78 votos a favor y 9 en contra. Luego de la revisión que debe realizar el Tribunal Constitucional podrá ser ley. Dentro de seis meses, se podrá pedir hora para formalizar las primeras uniones civiles en Chile.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Miércoles 11 de febrero de 2015 | Edición del día

Distintas voces se escucharon luego de la sanción. El oficialismo aseguró que es una medida que abarca a "todo tipo de familias", mientras que parlamentarios por parte de la derechista Alianza rechazaron la iniciativa argumentando que “es una medida que afectaría a la Institución Familiar del matrimonio”. Rolando Jiménez desde la organización del Movimiento Integral por la Liberación Homosexual (Movilh) dijo: "han pasado 11 años desde que ingresamos la primera ley de uniones civiles en el Congreso Nacional. Y queremos dedicar este triunfo a las familias homoparentales, a todas aquellas parejas heterosexuales que no quisieron casarse y que fueron estigmatizadas a lo largo de la historia".

La medida va a regular la custodia de hijos, el régimen patrimonial y Acuerdo de Unión Civil (AUC). El secretario de Estado dijo que la normativa "reconoce y da protección jurídica a toda forma de pareja, a quienes conviven sin estar casados, sean del mismo sexo o de distinto sexo.

Paradójicamente el proyecto fue una promesa – descartada – de campaña del presidente derechista Sebastián Piñera (2010-2014), y se ingresó al Congreso en agosto de 2011, bajo el nombre de "Acuerdo de Vida en Pareja”: El 17 de diciembre del año pasado, la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados acordó cambiar el nombre de “Pacto de Unión Civil” por el de “Acuerdo de Unión Civil” (AUC). Ya que el anacronismo de las siglas PUC molestaba a la Pontificia Universidad Católica.

Ahora esta en manos de la presidenta Michelle Bachelet para su promulgación. Su partido el PS en el Congreso General del Partido Socialista que se desarrolló en Panimávida, resolvió apoyar ¨la unión civil" para homosexuales. El gobierno de Bachelet ha publicitado con todo su campaña por la “refundación del régimen” en base a reformas que pretenden responder -y por qué no, apaciguar- a los intereses y exigencias de la calle: la Reforma Tributaria, la Educativa, la Laboral y la reforma al sistema binominal.

Bachelet entonces intenta no quedar mal con las demandas más sentidas, ni con empresarios. Pero hay que destacar que en el primer gobierno de Bachelet se respetaron las normas generadas por el pacto con el pinochetismo, este mandato se mantiene dentro de una política de leves refromas – por eso también es ¨unión civil¨ y no matrimonio que buscan ampliar los derechos democráticos de los sectores oprimidos a cuentagotas.

Un derecho democrático postergado que el Estado debió reconocer

Chile se suma a países como Brasil, Colombia y Ecuador que permiten las uniones civiles entre homosexuales, y a Argentina y Uruguay, que aceptan directamente el matrimonio homosexual.

Además fue uno de los últimos países occidentales en reconocer el divorcio en su legislación, estuvo regimentada en el año 2004. Recién en el año 1999 se abolió una normativa que castigaba a los homosexuales ("la sodomía") con penas de cárcel.

Fue el escenario del crimen de odio del joven Daniel Zamudio Daniel en el mes de marzo del 2012 quien primero había quedado con daño neurológico tras la golpiza y tortura por un grupo neonazi de la herencia pinochetista y finalmente falleció. Este asesinato generó que varias organizaciones homosexuales empiecen a exigir la implementación de una Ley Antidiscriminatoria, al respecto Jaime Parada del Movilh declaró: “Zamudio es una víctima de la intolerancia, de la homofobia y del odio que algunos han cultivado. Hay un grupo de conservadores enquistados en el Congreso que le deben una explicación al país”; además de un profundio repudio por la población chilena que generó marchas en todo el país.

El peso de la Iglesia es fundamental en Chile, estos días vienen siendo noticia por sus reaccionarias declaraciones sobre el proyecto del aborto terapéutico, también los dichos del demócrata cristino Pablo Lorenzini que culpabiliza a las mujeres por dejarse convencer de ser violadas, con argumentos medievalescomo los del Arzobispo de Santiago, el Cardenal Ricardo Ezzati diciendo que el “aborto es un asesinato de inocentes e incluso se plantea la posibilidad de expulsión para aquellos diputados o senadores que voten a favor del proyecto” .

La igualdad ante la Ley no es la igualdad ante la vida

Muchas luchas más faltan conquistar para la diversidad sexual, como por ejemplo una Ley de Identidad de Género que permita legalizar la identidad autopercibida de las personas transexuales. Una verdadera inserción laboral de las personas LGTBI para barrer con la pauperización juvenil y la implementación de una ley por el aborto seguro y gratuito para que no muera ni una persona más en la clandestinidad.

Para avasallar a la opresión y la explotación es necesario movilizarse, el enemigo es el sistema capitalista patriarcal, los aliados son la clase trabajadora, las mujeres, los estudiantes y el pueblo pobre, junto a ellos debemos combatir día a día para lograr una verdadera libertad.







Temas relacionados

Daniel Zamudio   /    Acuerdo de Unión Civil (AUC)   /    LGTBI   /    Géneros y Sexualidades   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO